El guitarrista Andreas Kisser contó a la publicación de su país Diario de Pernambuco cómo Lombardo, el ex batería de Slayer, fue incluido en el nuevo trabajo de los thrashers brasilo-americanos.

Lombardo estaba paseando tranquilamente con sus hijos y su perro por una playa cercana al estudio que tiene Ross Robinson (Machine Head, Slipknot, Korn, Limp Bizkit, Fear Factory) en Venice (California), donde Sepultura estaba grabando su nuevo álbum, y llamó al productor, que le invitó a unirse a la grabación.

Kisser comentaba: “Fue increíble y muy especial. Ross y Mike prepararon dos sets de batería enfrentados, pero sin platos, sólo con tambores tribales. Cuando los micros estuvieron preparados, Eloy y Dave comenzaron a tocar y fue pura magia. Lo que ellos grabaron será una parte especial que irá en medio de una de las canciones. Fue una locura”.