Un año más este medio acudía invitado por la organización al festival gallego para dar cuenta de la decimotercera edición del RESURRECTION FEST.

En este preámbulo de la crónica voy a repasar en primer lugar los aspectos generales del festival a grandes rasgos, luego ya entraremos en el detalle de cada uno de los conciertos a los que pudimos asistir.

Comenzamos…

CRÓNICA GENERAL

Empecemos por el cartel. Como viene siendo habitual el RESURRECTION FEST este año crecía un poco más que el anterior incluyendo como cabezas de cartel a dos grandes clásicos que no mueren nunca, KISS y Scorpions, capaces de traer por si solos a una gran cantidad de público, y a una de las bandas con más proyección del momento, Ghost, que no paran de crecer en calidad musical y popularidad incluyendo cada vez más fans a sus filas. Sin duda algo conservador y clasicote estos cabezas de cartel pero por su puesto en un menú de 100 bandas hay gustos para todos, stoner, metal, algo de death y por su puesto sin olvidarse del hardcore que fueron los inicios de este festival. Por supuesto para amenizar el fin de cada jornada también hubo bandas tributo, de System Of A Down, Metallica y Linkin Park en esta ocasión. Esta edición era en la que menos grupos conocía con diferencia pero desde luego me llevé muchas sorpresas y unas cuantas bandas a seguir anotadas en la agenda.

En cuanto a la organización como siempre bastante bien en todos los aspectos aunque con algún otro pero. Los principales problemas fueron por el tema del cambio en los horarios de las jornadas del Viernes y el Sábado, a pesar de que hoy en día todo el mundo está informado por Internet, redes sociales, apps, etc. pilló a más de uno con el pie cambiado, incluidos a nosotros mismos. Hay que tener en cuenta que mucha gente o se queda sin batería o directamente pasa del móvil en estos eventos, por lo que la información vía pantallas en el recinto, que se hizo, es vital, pero claro para verlo tienes que estar ya dentro y si tu banda ya ha tocado… Según la organización estos cambios se debieron a cambios logísticos de las bandas, problemas con los vuelos, etc. está claro que es difícil librarse de algún inconveniente de este tipo cuando estás organizando a 100 bandas, así que la organización solo puede salir del paso de la mejor forma posible para evitar las temidas cancelaciones y mejor jugar con los horarios e intercambiar bandas que cancelar algún grupo ¿no? Así que para mi bien en ese sentido, cosas que pasan.

Sobre los cuatro escenarios y su sonido este año también pasaron con nota los cuatro, quizás echaba un poco de menos más potencia en el principal pero lo mismo era porque en esta edición vimos bastantes conciertos de lejos. Para mí los que mejor sonaron fueron la carpa del Chaos Stage y el Ritual.

También comentar que a pesar de que en los días previos al festival sufrieron el robo de material destinado a la decoración del evento, yo al menos no noté ausencia de la currada decoración a la que nos tienen acostumbrados, a destacar la pedazo de lona que tenían montada en homenaje a los hermanos Darrell.

El tema de las barras este año no estuvo mal, alguna que otra espera pero de poco tiempo, lo que si que no me gustó demasiado fue el tema del desconocimiento que tenían dentro del recinto el miércoles sobre donde había que canjear los tuents comprados vía online. Entramos al recinto, nos acercamos a los puestos y allí no se canjeaban. Pero lo malo es que no sabían dónde se hacía, hasta la tercera vez que preguntamos no nos supieron decir que se canjeaban fuera en la zona de pulseración. También hay que destacar que los precios están bastante contenidos respecto a otros festivales, si es caro, pero os aseguro que los hay más caros. En cuanto a los servicios este año mejoraron los inodoros, pero en los abrevaderos para mear se inventaron un chorro que en ocasiones salpicaba y no era nada agradable ¿verdad? Pero aglomeraciones en los baños yo solo me encontré el día de KISS.

Nunca nos habíamos adentrado en la zona de comida del festival, solemos tener comida en el coche y salimos de vez en cuando a papear, pero este año si que el último día nos pasamos por los stands de comida y la verdad es que hay de todo, de calidad y a precios razonables, muy bien montado lo tienen.

Por último voy hablar del tiempo y la zona de acampada. En cuanto al tiempo este año la lluvia nos dio un respiro, solo unos minutos de chiriviri en la warm up party, eso es todo lo que llovió esta edición y el cielo estuvo nublado prácticamente todo el rato en todas las jornadas así que un tiempo perfecto para el festivaleo. En la zona de acampada había más huecos y menos gente que en pasadas ediciones y en la A han talado prácticamente todos los árboles grandes, menos mal que no ha hecho calor.

Bueno pues después de esto vamos a darle un repaso a cada una de las jornadas del festival ¡comenzamos!

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de David, Chechu y Foka de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

MIÉRCOLES 11 (WARM UP PARTY)

Este año para la fiesta de presentación la organización decidió abrir el recinto hasta el Ritual Stage, escenario donde se celebraron todos los conciertos de esta jornada. Sin duda un gran acierto ya que en pasadas warm up partys la aglomeración de gente en la carpa y sobre todo en la única barra que había era brutal. Este año se estaba mucho más cómodo y había dos amplias barras para pedir, con lo que la cosa comenzaba estupendamente.

Teksuo

Tras la peripecia de conseguir los tuents comprados por Internet, nos dirigimos al Ritual Stage para ver nuestro primer concierto del festival, a los asturianos Teksuo, que ya con más diez años de carrera contaban con la experiencia suficiente para llenar las tablas del Ritual Stage y nos hicieron pasar un buen concierto. El bajo era casi más grande que su bajista, menudo aparato, y su sonido es potente acompañado en ocasiones de medios tiempos, su vocalista estuvo todo el rato animando a la peña resultando finalmente buen concierto para empezar el Resu.

The Qemists

Los siguientes eran The Qemists que practican una especie de rap metal electrónico con su DJ y todo sonando con mucha contundencia, tanta que inauguraron los wall of death del festival. Potentes y experimentales en su sonido se marcaron un buen concierto.

Jello Biafra

A Riot Propaganda nos los saltamos para tomarnos un descanso y avituallarnos así que los siguientes que vimos fueron Jello Biafra. El ex vocalista y líder de los Dead Kennedys a pesar de estar entradito en kilos todavía goza de una buena voz y del desparpajo para encandilar a los allí presentes. Su setlist estuvo marcado por temas de Dead Kennedys y de su propia banda que cuenta ya con cinco discos, no faltó “Holiday In Cambodia” que fue la que más disfrutamos. En definitiva un punk no gamberro si no gamberrillo ya que le faltaba un tanto de punch que el colega Jello intentó suplir no parando sobre el escenario.

Ministry

Llegaba el momento del, para mí, plato fuerte de la fiesta de presentación, nada más y nada menos que los americanos Ministry se presentaban sobre las tablas de Ritual Stage con un cuarto de hora de retraso eso sí, pero ya de noche y con todo su juego de luces y pantallas a tope. A la izquierda del escenario había un monigote hinchable con tupé y logo antinazi que simbolizaba a Trump y al que Al no paró de ostiar. En el centro el reconocido pie de micro de calaveras que majena Al Jourgensen y que en esta ocasión no utilizó mucho pero queda muy pintón. Y tras el grupo una pantalla cuya imagen no la ocupaba completamente en la que no paraban de salir mensajes.

Comenzaron el show con temas lentos en los que se oía mas el eco de la voz de Al que la suya propia pero aquello poco a poco se fue calentando para desatar la locura de los allí presentes cuando comenzaron a sonar trallazos como “Antifa” donde desplegaron banderas anarco comunistas. Terminaron su show de una hora escasa de duración con la tralla que suponen “Just One Fix”, “N.W.O. (New World Order)” y “So What” dejando aquello patas arriba. Pedazo concierto de los americanos.

Y aquí acabo nuestra primera jornada del festival, salimos al coche a avituallarnos antes de tomar el famoso Resubus hasta la zona de acampada y descansar como niños cantando “New World Order, eh, eh, eh, eh!”

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de David, Chechu y Foka de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

JUEVES 12

Bloodhunter

La jornada del jueves comenzó para nosotros prontito con Bloodhunter que tocaban en Ritual Stage. El grupo de la Diva Satánica se defendió bastante bien, desde luego esta mujer canta muy bien y además está acompañada de una buena banda. Salieron con telón de fondo y dos laterales a modo de decoración, en uno de los primeros temas la Diva solicitó un wall of death al escaso público pero la jugada le salió más bien regular, eso sí en los siguientes temas se montó lio y rularon varios circle pits. Breve pero intenso concierto que sonó muy cañero.

Vortex

De allí nos fuimos por primera vez al Desert Stage, que a pesar de que el año pasado anduvimos por allí una barbaridad este año lo hemos dejado un poquito abandonado al pobre. Allí tocaron Vortex que practican un metal que nos cuadró en el escenario Desert, de hecho la gente vio el concierto sin mucha emoción a pesar de la entrega de los gallegos.

Cuchillo de fuego

Con ese nombre nos acercamos a la carpa de Chaos Stage a verles y la verdad es que nos quedamos un poco fríos. Lo único destacable fue la actitud de su vocalista que o se lo estaba pasando muy bien o iba fino el colega.

Dawn Of The Maya

De allí nos fuimos al primer concierto en el Main Stage del festival, el de Dawn Of The Maya que llegaron anunciando que era su último concierto como banda, al menos de momento. Es la cuarta vez que tocan el Resu y que mejor escenario para despedirse que el Main Stage del festival que tantas alegrías les han dado. Invitaron a Diego de Texsuo a subir al escenario dándolo todo junto a Igor y una de las guitarras se estropeó en medio de uno de los temas, aunque lo solventaron rápidamente.

Concierto contundente y emotivo a la par en el que se vio visiblemente emocionado a su vocalista Igor que se dejó la piel en el escenario así como el resto de la banda. En el foso también se dejaron los cuernos con continuos circle pits refrescados por manguerazos de la organización para paliar las altas temperaturas que se alcanzaron en el jaleo. Grata despedida de los pamplonicas que nos dejan con ganas de más, esperemos que se tomen un merecido descanso y que vuelvan con ánimos y fuerzas renovadas.

Get The Shot

Get The Shot fueron para este servidor el primer gran descubrimiento del festival, el primero de los vendrían después, y muchos de ellos en la carpa del Chaos Stage donde tocaron los canadienses que practican un hardcore/trash contundente de cojones. Su vocalista JP es un terremoto sobre el escenario y entre el público con el que acabó en volandas en varias ocasiones, cantando y andando entre los allí presentes haciéndose un Frank Carter.

En definitiva brutal concierto parte cuellos de Get The Shot que dejaron huella en este redactor que se lleva una banda a seguir anotada en su agenda.

Jinjer

Con pena pero un pelín antes de acabaran Get The Shot nos fuimos corriendo al Main Stage para no perdernos uno de los platos fuertes de este festival, Jinjer.

Con el logo del grupo en la pantalla central gobernando el escenario y dos especies de estrellas ninjas como telones laterales salieron al Main Stage los ucranianos que a pesar de llevar desde 2009 como grupo ya están dando mucho que hablar.

Tatiana era la principal protagonista del cotarro que además salió ataviada en una especie de bañador de cuero con falda rajada muy sugerente. Pero sus músicos tienen un gran nivel y acompañan a la perfección a las voces guturales y limpias que alterna Tatiana con gran maestría mientras no para de ir de un lado a otro del escenario y de animar que se forme el lío en las primeras filas que estuvieron muy animadas durante todo el show. De nuevo se agradecieron los esporádicos manguerazos que refrescaron el ambiente.

Poco les había escuchado pero con lo que vi en Viveiro tengo claro que esta banda tiene una proyección de la ostia y como dijo alguno de mis colegas, “esta gente va estar en lo más alto de los carteles de aquí a poco”. Una pena no haberme animado a verles en su reciente visita a España, aunque en breve vienen a Barcelona junto a Devildriver, ¡si vivís por allí no os lo perdías!

Overkill

Overkill eran los siguientes en tocar el escenario principal y hasta que llegó su hora estuvimos tomándonos un descanso y zascandileando por el festival.

Con un generoso telón de fondo salieron a escena abriendo con uno de los nuevos temas, pero pronto comenzaron a sonar los clásicos del grupo estando el setlist repleto de ellos para deleite de los asistentes. El grupo se mostró un tanto estático sobre las tablas durante todo el concierto, pero el trash es el thrash amigos y entre las primeras filas no pararon los circle pits. El concierto llegó a su punto álgido con “Elimination” para cerrar con “Fuck You” y dedos medios en alto.

Buen concierto de Overkill aunque a ratos sonó demasiado distorsionado y los tíos en el escenario están tan estáticos que no dan la sensación de estar gozándolo.

Setlist de Overkill:

  1. Mean, Green, Killing Machine
  2. Rotten to the Core
  3. Electric Rattlesnake
  4. Hello From the Gutter
  5. In Union We Stand
  6. Ironbound
  7. Elimination
  8. Sonic Reducer
  9. Fuck You

Crystal Lake

Derechos nos fuimos a la carpa del Chaos Stage a ver a los japoneses Crystal Lake que se marcaron un tremendo bolazo. Abarrotada estaba la carpa para ver la propuesta de estos japos que se dejan los huevos sobre las tablas con un vocalista que no para quieto y un batería muy involucrado en el show que no para de levantarse de su banqueta y animar a la peña.

Practicaron un metalcore muy bruto y animado que dejó destrozados a los asistentes en las primeras filas e incluso se marcaron una buena versión del “Rolling” de Limp Bizkit. Me gustaron mucho y es otro de los grupos que anoté en mi agenda.

Stone Sour

Ninguno de los que fuimos teníamos mucho interés por ver el proyecto paralelo del vocalista de Slipknot así que llegamos a verlos solo los últimos temas donde desplegaron unos hinchables y salió pirotecnia. Según he leído el show estuvo bastante bien y Corey Taylor comenzó el concierto con una camiseta del Resu lo que hizo saltar las alarmas y una vez más se comenzaron los rumores de Slipknot para el año que viene, a ver si algún día es verdad.

Cancer Bats

Los hardocretas Cancer Bats tocaban en la carpa y allí nos aceramos a echar un oído. Su concierto coincidía en gran parte con el de Stone Sour pero aquello estaba abarrotado y es que los fieles seguidores del hardcore del Resu no querían perderse la única fecha en España de estos veteranos del género. La batería sonó con mucha contundencia y el sonido fue bueno, dieron un muy buen show con gran respuesta por parte del público.

The Baboon Show

Antes de entrar a misa nos quedamos en el Ritual Stage para ver la propuesta de The Baboon Show. Y menos mal que lo hicimos porque se marcaron un bolaco muy entretenido que me gustó una barbaridad.

Los suecos se marcaron un señor concierto repleto de energía en gran parte desprendida por la jefaza que es Cecilia Boström que ataviada con su vestido justito y sus pezoneras se come el escenario no dejando ni una tabla por pisar mientras anima al respetable para que no paremos. Hacen un rock muy bailable y entretenido que me recordaron bastante a Nashville Pussy, además su bajista también es una mujer.

Otros que no conocía y que también quedan apuntados.

Ghost

Y ya llegaba el turno para los primeros cabezas de cartel del Resurrection Fest 2018, Ghost, que tenían Viveiro como única parada en la península.

El show de los suecos era de los que más prometía del festival, el montaje que traen en esta última gira de festivales es espectacular convirtiendo el escenario en una auténtica catedral con una enorme escalinata donde lucirse. Todo esto acompañado de la peculiar estética del grupo con nuevo Papa, Cardinal Copia, con un aspecto viejuno que presagia que no durará mucho, particularmente me gustaba muchísimo más la estética del Papa Emeritus. Al Cardinal Copia, o Tobias Forge que ya es de dominio público, le acompañan siete, si siete, Nameless Ghouls que completan el conjunto y que musicalmente rinden muy bien, pienso que el nivel de los músicos de Ghost ha mejorado bastante y además se involucran mas en el show que en pasadas épocas donde no tenían ningún protagonismo.

Comenzaban el show con “Rats” de su último disco y desde el inicio ya se veía que al Cardinal Copia le iba a costar horrores dar un buen concierto a nivel vocal, estuvo muy pero que muy justito soltando algún que otro gallito, pero se defendió como pudo decentemente. “From The Pinnacle To The Pit” fue el primer tema en el que el público comenzó a gozarla, enlazaron con “Faith”, “Cirice”, “Miasma” y por supuesto “Year Zero” temas de los más populares del grupo y que supusieron la exaltación del respetable acompañados de humo y fuego mientras el Cardenal Copia hacía coreografías y ponía posturitas gustándose mucho. Pero ahí no acabó la cosa, y es que el concierto estuvo repleto de temazos de sus primeros discos, sin descanso siguieron bombazos como “Square Hammer” para despedirse finalmente tras un largo discurso de Tobias con “Monstrance Clock”.

A mi juicio muy bien setlist el que nos presentaron Ghost en Viveiro, muy buen show también en cuanto a montaje y espectáculo, pero la voz del Papa anduvo justita.

Setlist de Ghost:

  1. Rats
  2. Absolution
  3. Ritual
  4. From the Pinnacle to the Pit
  5. Faith
  6. Cirice
  7. Miasma
  8. Year Zero
  9. He Is
  10. Mummy Dust
  11. Dance Macabre
  12. Square Hammer
    Bises:
  13. Monstrance Clock

At The Gates

De vuelta al Ritual Stage para escuchar el death metal melódico de los veteranos At The Gates que cerraban la jornada. Venían a presentarnos su segundo disco tras su reunión en 2010 y la verdad es que vendita reunión, los suecos están en un estado de forma brutal y se pegaron un señor bolazo sonando ya como segundo tema el “Slaughter Of Souls” que nos dejó reventados. Sonaron muy muy bien y se despidieron con un duo/duelo de bajo y guitarra.

Abaixo Cu Sistema

A la que salíamos no pudimos evitar quedarnos un rato escuchando las versiones de System Of A Down de los portugueses Abaixo Cu Sistema que la verdad es que lo hacen bastante bien tocando todos los clásicos del grupo al que rinden merecido tributo.

Y con esto fin de la primera/segunda jornada, a descansar.

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de David, Chechu y Foka de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

VIERNES 13

Megadeth

Comenzábamos la jornada del viernes con intención de ver a Suffocation, pero cuando entramos al recinto vimos un follón de gente en el Main Stage y empezamos a sospechar. Efectivamente habían cambiado los horarios y no nos habíamos enterado, Megadeth se adelantaron una hora pasando Suffocation a tocar después de ellos en el Ritual Stage. Así que nos preparamos para ver el temprano show de Mustaine y los suyos.

Salieron sobre un escenario sin ninguna decoración pero con una gran pantalla trasera que no paraba de mostrar imágenes acorde a cada uno de los temas que interpretaban. Comenzaron con “Hangar 18” que hizo que aquello se animara desde el principio. El sonido fue algo regulero sobre todo al comienzo y la voz de Dave Mustaine le fue a la par, aunque los temas musicalmente sonaron bastante bien en general. Tocaron un par de su nuevo disco, “The Threat Is Real” y “Dystopia” que fueron bien recibidas por el público ya que su nuevo plástico no suena nada mal la verdad. Pero como no también repasaron clásicos como “Tornado Of Souls”, “Symphony Of Destuction” y como no el “Peace Sells” y “Holy War” con el que terminaron el concierto con un público ya totalmente entregado a la causa pero que se quedó con ganas de mas, de echo el concierto terminó antes de lo previsto.

Setlist de Megadeth:

  1. Hangar 18
  2. The Conjuring
  3. The Threat Is Real
  4. My Last Words
  5. Take No Prisoners
  6. Sweating Bullets
  7. She-Wolf
  8. Tornado of Souls
  9. Dystopia
  10. Symphony of Destruction
  11. Peace Sells

Bises:

  1. Holy Wars… The Punishment Due

Suffocation

Nos giramos al Ritual Stage para esperar a que comenzaran Suffocation que ya peinan canas en esto de hacer el bestia sobre las tablas.

Comenzaron antes aprovechando los minutos extra que les dejaron Megadeth y salieron sin telón, decoración ni ostias haciendo el bruto como solo ellos saben hacer montándose el pollo en las primeras filas desde el minuto 1 y que no paró hasta el final del show. El pedazo de bajo anguloso que llevaban me dejó con los ojos como platos. Y en cuanto salieron comenzó la brutalidad con la banda dándolo todo y el numeroso público respondiendo a su música y entrega con interminables pogos y circle pits. Muy buen concierto se marcaron.

Wolfbrigade

Wolfbrigade eran nuestro siguiente objetivo en la carpa del Chaos Stage. Cuando llegamos había bastante público ya que el concierto había comenzado hace unos minutos. Llevaban un telón con un logo parecido al águila de los Behemoth pero su propuesta musical nada tenía que ver. Sonaron a un volumen altísimo interpretando temas cortos y potentes dejándonos con un buen sabor de boca.

Monolord

Y de los temas cortos y potentes de Wolfbrigade nos fuimos a las antípodas a ver el show que ofrecían Monolord en el Desert Stage.

El trío sueco de guitarra, bajo y batería llevan una propuesta de música densa con temas interminables en bucle y múltiples efectos de pedalera que hacen que el bajo suene como una guitarra y viceversa. Su música no es apta para oídos no entrenados, pero la interpretan a la perfección, de echo me parece acojonante que sepan cuando tienen que salir del bucle para cambiar de ritmo la verdad. Un colega intentó encontrar la salida escarbando en el suelo pero tampoco la halló, no hay salida chaval Monolord te han atrapado en su bucle, jajajajaja.

Mika aporreando su bajo desde el mástil a ostias y Thomas con su guitarra son los protagonistas del show dejando que Esben les guie con su batería y su curiosa camiseta de “Satanic Feminist”. A destacar la forma de tocar el bajo de Mika y los meneos que le pega al cacharro para que haga efectos raros ayudado por su pedalera. Un tanto de lo mismo hace Thomas con su guitarra pareciendo que están tocando allí otros dos tíos más.

En definitiva propuesta interesante y densa a partes iguales.

Leprous

Salieron con retraso y comenzaron con uno de los temas de su último disco “Malina”, tema en continua progresión hasta que llega al éxtasis. Sin embargo no me gustaron la mayoría de los temas que interpretaron al comienzo haciéndose tediosos y aburridos para alguien como yo que no los había escuchado y me esperaba otra cosa la verdad. Luego el cotarro se animó bastante cuando comenzaron a sonar temas clásicos pero nos fuimos antes de que terminara. Al parecer les cortaron el sonido antes de terminar la última canción porque se habían pasado de tiempo, gesto muy feo por parte de la organización la verdad.

Turnstile

Antes de que acabara Leprous y ver a Scorpions nos pasamos un rato por la carpa del Chaos Stage a ver a los estadounidenses Turnstile. Llamaban la atención un tocho de bajista de color que parecía recién salido de la NBA y lo que se movía por el escenario su vocalista. Dieron un buen espectáculo hardcoreta con una gran afluencia de público teniendo en cuenta que en el Main Stage estaban ya tocando Scorpions, pero claro su público no tiene nada que ver.

Scorpions

Había que acercarse al Main Stage para ver a los cabezas de cartel de la noche cuyo gran atractivo para este redactor era ver lo que podía aportar al grupo el legendario batería de Motörhead Mikkey Dee.

Nada más ver el escenario vimos que Mikkey Dee iba a tener mucho protagonismo esa noche ya que su batería estaba montada muy alta sobre una gran plataforma que ya aprovecharon para poner una gran pantalla debajo, pero parecía que el único objetivo era poner a Mikkey en todo lo alto como está mandao. Prácticamente todo el escenario estaba lleno de pantallazos que no paraban de proyectar imágenes, banderas de España incluidas e incluso se usaron a modo de karaoke.

“Send Me An Angel” y “Winds of Change” fueron unos de los puntos álgidos de la noche como no podía ser de otra forma, que fueron interpretados de forma magistral por Klaus Meine que canto con una voz impresionante, sorprendido me quedé de lo bien que cantó. En “Winds of Change” aprovecharon la pantalla de abajo para proyectar imágenes del muro de Berlín y durante el tema Klaus se marcó alguna estrofa en castellano.

Pero sin duda el momento que más que gustó fue la interpretación del clásico de Motörhead “Overkill” con Lemmy en todas las pantallas como único protagonista. Sonó bastante aceptable aunque fue una versión recortada tras la cual vino el espectacular solo de batería de Mikkey Dee en el que su batería se elevó prácticamente hasta el techo del Main Stage mientras se lucía con su batería. Mikkey sin duda está en un gran momento de forma y eso se hizo notar en el concierto contagiando su entusiasmo y entrega al resto de la banda en la que ahora toca. El público también tenía una especial empatía con el batería ya que, sobre todo al principio, cada vez que salía Mikkey por las pantallas la gente aplaudía.

El broche de oro a la actuación de los alemanes lo pusieron “Big City Nights” dejando “Still Loving You” y “Rock You Like A Hurricane” para los bises. Buen show de Scorpions, la verdad es que me esperaba menos.

Setlist de Scorpions:

  1. Going Out With a Bang
  2. Make It Real
  3. The Zoo
  4. Coast to Coast
  5. Top of the Bill / Steamrock Fever / Speedy’s Coming / Catch Your Train
  6. We Built This House
  7. Delicate Dance
  8. Send Me an Angel
  9. Wind of Change
  10. Tease Me Please Me
  11. Overkill (de Motörhead)
  12. Solo de batería de Mikkey Dee
  13. Blackout
  14. Big City Nights

Bises:

  1. Still Loving You
  2. Rock You Like a Hurricane

Paradise Lost

Tras la descarga de Scorpions les llegaba el turno a Paradise Lost en el Ritual Stage. Los ingleses hicieron un correcto show que sonó muy bien pero para mi gusto el setlist estuvo un poco deslucido al comienzo empezando a animarse la gente cuando sonaban temas más antiguos. A pesar de ello el grupo dio un buen repaso a todas las etapas de su discografía.

Sick Of It All

En la carpa del Chaos Stage descargaban los harcoretas Sick Of It All y allí nos acercamos a verles. Me sorprendió lo bajo que estaban sonando y nos quedamos un tanto descolocados ante esa falta de volumen que en ningún otro concierto de la carpa se dio. Poco a poco el sonido fue ganando decibelios y los primeros cabezas de cartel de la historia del Resu se marcaron un señor concierto con una carpa totalmente repleta. Sin duda son muy queridos en este festival.

Angelus Apatrida

Los de Albacete pusieron el broche de oro a la noche del Main Stage. Con algo de retraso debido a la retirada del montaje de Scorpions, tomaron las tablas del enorme escenario con su nuevo batería Adrián Perales de Inmute sustituto de Victor que se encuentra convaleciente de una operación al que dedicaron unas palabras.

A ambos lados tenían telones con dos guillotinas y tras ellos lucía un enorme cartel con el logo del grupo y en ocasiones apareció por el escenario un tío con un disfraz de pulpo que no entendí que significaba. El sonido fue algo irregular, sonando a ratos bien, a ratos estridente y perdido, poco a poco la cosa fue mejorando pero no acabó de sonar todo lo bien que debería. A pesar de ello como es habitual se dejaron los cuernos sobre el escenario y reventaron el Main Stage del Resu con Guillermo bastante dicharachero y reivindicativo. Abajo la cosa estaba como una olla a presión la gente no paró con los pogos y circle pits durante todo el concierto dando hasta la última gota de energía que les quedaba reservándose un poquito para el inevitable wall of death de “Give Em War” y para el inmejorable fin de concierto que supone “You Are Next”.

De nuevo bolazo de los de Albacete.

Seek ‘Em All

A la que salíamos escuchamos el “One” de Metallica en la carpa y es que estaban tocando Seek ‘Em All, el tributo a Metallica de fin de jornada del viernes. La banda no sonaba mal pero el vocalista no me gustó nada la verdad, nos quedamos por allí un rato y no tardamos mucho en tomar camino de la zona de acampada para tomar descanso y afrontar última jornada.

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de David, Chechu y Foka de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

SÁBADO 14

Bellako

Con Bellako tocando en la carpa del Chaos Stage comenzamos la última jornada del Resurrection Fest 2018. Quisimos entrar antes a ver a Aposento pero temas logísticos nos lo impidieron, una pena.

Bellako estaban ya dando berridos cuando llegamos y vimos a una banda 100% entregada y muy bruta, su vocalista no paraba sobre el escenario animando a la peña y tirándose al público terminando el show de forma apoteósica con un espectacular wall of deth y su bajista subido prácticamente hasta arriba de la estructura del escenario, muy loco.

Oceans Ate Alaska

De lejos vimos en Main Stage un par de temas de Oceans Ate Alaska mientras tomábamos posiciones para ver a Òsserp. Tocaban un harcore mezclado con metalcore que sonó bastante potente.

Òsserp

En el Ritual Stage tocaron los vascos Òsserp que próximamente se embarcarán en una gira que les llevará a territorios europeos. Bastante bueno el death metal que practica esta gente aunque su vocalista se mostraba algo soso y pasota, no sé si será una pose. También dedicaron un tema a “nuestro otro vocalista que esta borracho en un bar” tampoco sé si iba en serio. Me los anoto en la agenda para darles alguna que otra escucha.

Sugus

Nuestro colega bolinga conocía a uno de los miembros de Sugus y nos acercamos a echar un oído, sin saber apenas lo que tocaban. Y la verdad es que el concierto estuvo bastante entretenido con una música punk/rock a lo Ramones que sonaba muy bien. En los primeros temas tuvieron un problema de sonido, peto un ampli y se lo cambiaron en un plis seguramente por otro de alguna otra banda, gesto que aplaudieron. Tras este pequeño incidente tocaron casi todos los temas del tirón sin apenas pausas. A destacar que todos los miembros del grupo a excepción del bajista cantan en los temas.

Buen show aunque con poco público.

Malämmar

Tras Sugus nos fuimos al Desert Stage que este año teníamos abandonado a ver a Malämmar. Otro trio de stoner/sludge perforacerebros cuyos temas eran instrumentales. Eran españoles y sonaron muy compactos con un batería que destrozaba las baquetas quedando estas en más de un tema a punto de romperse.

Frank Carter & The RattleSnakes

Ya nos dejó flipados hace un par de años Frank Carter cuando tocaron en la carpa y como recompensa por tan tremendo show este año su concierto era en el Main Stage.

Y se marcaron un tremendo bolo, Frank Carter es capaz de llenar él solito el escenario principal dando botes por todos lados, lanzándose al público, andando sobre ellos cual Jesucristo sobre las aguas e incluso hacer el pino, todo un showman. No paró de incitar el público a haciendo que se agacharan e incluyo a que montaran un enorme circle pit alrededor de la torre de sonido que fue espectacular. También por primera vez, al menos que yo viera, subieron al escenario los ResuKids. Lo pasamos en grande sin duda.

Setlist de Frank Carter & The RattleSnakes:

  1. Juggernaut
  2. Fangs
  3. Vampires
  4. Wild Flowers
  5. Jackals
  6. Snake Eyes
  7. Devil Inside Me
  8. Lullaby
  9. I Hate You

Igorrr

Tras el espectáculo de Frank Carter nos dirigimos al Ritual Stage a ver la propuesta de Igorrr. Sobre el papel ya sonaba raro, vocalista con voz de opereta, otro death metalero, un dj y batería. Tenía curiosidad por ver que hacía esta gente con todo ese cóctel y la verdad es que no hicieron nada bueno, demasiada mezcla de estilos, además el death metalero tenía unos guturales muy flojos que no cuadraban con su aspecto de comer niños. En fin una mezcla de estilos poco acertada, ya puestos podían haber sacado una gaita gallega.

Process Of Guilt

Viendo que eso no llevaba a ningún sitio nos fuimos al Desert a ver a Process Of Guilt, que tenían un ritmo machacón y pesado como casi todos los que vimos en ese escenario y llevaban una especie de cruces semi invertidas como telón de fondo. No me llamaron especialmente.

Prophects Of Rage

La superbanda con Tom Morello, Brad Wilk y Tim Commerford de Rage Against The Machine, Chuck D y DJ Lord de Public Enemy y B-Real de Cypress Hill tomaba las tablas del Main Stage dispuestos a soltarnos unos cuantos bombazos tanto propios como de sus respectivas bandas.

Con una gran afluencia salieron ataviados en su mayoría de prendas rojas y negras y con una pantalla trasera con el logo del grupo, pantalla que pienso que podrían haberle sacado más provecho ya que no fue hasta la segunda mitad del concierto cuando la usaron para poner el lema “Make España Rage again” que hizo gracia entre los asistentes. Y es que las alusiones a Trump estuvieron presentes en el show, Tom Morello nos mostraba que detrás de su guitarra escondía la frase “Fuck Trump” mientras se tocaba un impresionante solo de guitarra con los dientes, que bruto el tío, la verdad es que se salió en el concierto. A destacar también las distintas voces y como juegan con ellas de forma magistral quedando un conjunto musicalmente muy bien engranado para ser miembros de bandas distintas.

Repasaron los temas más emblemáticos de cada uno de sus grupos así como propios sonando, “Fight The Power”, “Bullet In The Head”, donde se montó un buen follón, “Jump Around” y eligiendo para terminar el pepino “Killing In The Name” a la que se sumó Frank Carter que acabó tirándose al público a lo bestia sin importarle en absoluto el ostión que se podía haber dado.

Buen concierto tanto a nivel de sonido, como de actitud tanto por parte de la banda como del público que gozó de principio a fin.

Setlist de Prophects Of Rage:

  1. Prophets of Rage (de Public Enemy)
  2. Testify (de Rage Against the Machine)
  3. Heart Afire
  4. Hail to the Chief
  5. Fight the Power (de Public Enemy)
  6. Guerrilla Radio (de Rage Against the Machine)
  7. Living on the 110
  8. Bullet in the Head (de Rage Against the Machin)
  9. Jump Around (de House of Pain)
  10. Sleep Now in the Fire (de Rage Against the Machine)
  11. Unfuck The World
  12. How I Could Just Kill a Man (de Cypress Hill)
  13. Bulls on Parade (de Rage Against the Machine)
  14. Killing in the Name (de Rage Against the Machine) (con Frank Carter)

Thy Art Is Murder

Los australianos se pasaron por el Ritual Stage de Viveiro antes de tomarse unas vacaciones, al parecer este era su último show de la gira.

Su propuesta deathcore me recordó gratamente a los primeros Suicide Silence aunque el volumen de la voz estuvo al principio un poco bajo para mi gusto. Pero eso no importó para que se montara un gran pollo entre el público desde el minuto uno que no paró de hacer circle pits durante gran parte del show. Se marcaron un cover del “Du Hast” de Rammstein con los ResuKids en el escenario que no paraban de dar botes con el himno alemán.

Brutal concierto sin duda, es la segunda vez que vienen al Resu y seguro que les tendremos por aquí de nuevo.

KISS

Y ya llegaba el turno de los cabezas de cartel del tercer y último día de festival, los new yorkinos KISS acondicionaban al gusto el Main Stage del Resurrection Fest para ofrecernos su show.

Durante la jornada se veía bastante gente maquillada pero está claro que el Resurrection Fest no es un festival donde KISS encajen, de todas formas si se congregó gran cantidad de público en su concierto, pero según comenzó hubo bastante gente que se fue a ver otras alternativas ya que desde el principio se vio que musicalmente no iba a ser un gran concierto, aunque siempre les salvan los temas que todos conocemos.

Salieron con cuarto de hora de retraso haciéndose de rogar y lo hicieron bajando todos desde una plataforma que descendió desde el techo del escenario interpretando el primero de sus temas “Deuce”, dejando claro desde el minuto uno que la gran baza de sus conciertos son el espectáculo que montan. Según iban avanzando los temas se notaba que musicalmente y sobre todo vocalmente por parte de Paul Stanley no íbamos a ver un buen show. A Paul se le notaba a leguas que llevaba prácticamente cinco conciertos seguidos y cuando se paraba a charlar con el público, cosa que durante los primeros temas hizo en exceso, le salían hasta gallos. Como resultado de ese desastre de voz a Gene Simmons le tocó cantar gran parte de los temas.

Pero eso sí, espectáculo hubo y en grandes dosis, pantallas por todos los lados, fuegos artificiales, demasiado estridentes, plataformas, el “solo” de bajo de Gene Simmons previo a la interpretación de “God Of Thunder” donde hizo su show de sangre y acabó “volando” hacia la plataforma de donde empezaron ayudado de unos cables, muy chulo el efecto. En “Love Gun”, uno de los pocos temas que cantó Paul, este se subió a una tirolina que le llevó a la torre de sonido desde la que cantó un par de temas. “Black Diamond” la cantó su batería Eric Singer que también tuvo su protagonismo cantando mientras su batería subía hasta lo más alto del Main Stage.

Parecía que tras esto todo se iba a acabar, se hicieron la foto con el público y todo, pero al rato volvieron a salir para poner fin al concierto con “Cold Gin”, “Detroit Rock City” y “Rock And Roll All Nite” donde se montó una zorrera de cañones de humo impresionante.

En definitiva lo peor fue el primer tercio de concierto y viendo eso mucha gente, incluidos mis colegas, se fue perdiéndose lo mejor, remontaron en parte el show gracias a su ristra de temazos que todos conocemos y a su producción a nivel de espectáculo, pero muy justitos en cuanto a nivel musical.

Setlist de KISS:

  1. Deuce
  2. Shout It Out Loud
  3. War Machine
  4. Firehouse
  5. Shock Me
  6. Solo de guitarra de Tommy Thayer
  7. Say Yeah
  8. I Love It Loud
  9. Flaming Youth
  10. Calling Dr. Love
  11. Lick It Up
  12. Solo de bajo de Gene Simmons
  13. God of Thunder
  14. I Was Made for Lovin’ You
  15. Love Gun
  16. Black Diamond

Bises:

  1. Cold Gin
  2. Detroit Rock City
  3. Rock and Roll All Nite

Exodus

Pero aquello no había acabado, quedaban Exodus que fueron cambiados al Ritual Stage por temas logísticos y además el show recortó su duración en 10 minutos. Además salieron 20 minutos tarde ya que entre Alestorm y ellos en teoría iban a cambiar el escenario en 10 minutos pero claro eso era imposible.

Una vez tomaron las tablas los de San Francisco el sonido fue desastroso en los primeros temas, incluso una de las guitarras no se oía, poco a poco afinaron el sonido y lograron que aquello se escuchara realmente bien. Se marcaron un setlist corto pero efectivo en el que el público no paró de liarla en las primeras filas, incluso Zetro llegó a recordarnos que si alguien se cae en el pogo lo levantemos inmediatamente. “Parasite” y el final con “Strike Of The Beast” fueron para mí los puntos álgidos de un show con muchos problemas al inicio pero que finalmente acabó sonando de lujo y con el público dando todo lo que le quedaba tras tres/cuatro días intensos de festival. Una pena que finalmente por culpa del tinglado que llevan los KISS no pudieran tocar el Main Stage, allí se hubiera liado más gorda.

Setlist de Exodus:

  1. Funeral Hymn
  2. Blood In, Blood Out
  3. Deliver Us to Evil
  4. And Then There Were None
  5. Parasite
  6. A Lesson in Violence
  7. Blacklist
  8. The Toxic Waltz
  9. Strike of the Beast

Y con esto el Resurrection Fest 2018 finalizó para nosotros, un festival con un cartel muy desconocido para mí pero en el que me he llevado gratas sorpresas, buenos recuerdos, vivencias y anécdotas que seguro seguiremos sumando el año que viene.

¡Nos vemos en Viveiro!

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de David, Chechu y Foka de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest