Hace mas de tres años fue la última visita de ingleses CRADLE OF FILTH a la capital, lo hicieron en la gira de «Godspeed On The Devil’s Thunder» y un servidor ya tenía ganas de ver cual era el estado de forma actual del grupo, que no paran y aproximadamente cada dos años sacan un nuevo disco.

Como teloneros teníamos a los chipriotas BLYND y a los noruegos GOD SEED, escisión de GORGOROTH con King Ov Hell al bajo y el siniestro Gaahl en las labores vocales que generaron también mucha expectación y el público estaba ansioso de ver que de que eran capaces estos nuevos GORGOROTH.

A continuación tenéis la crónica del concierto…

Crónica de David de MetalBizarre.com

Fría noche de martes en Madrid en la que se consiguió juntar a muy pocas personas, rozando casi lo vergonzoso para un concierto de uno de los grupos importantes del gotic/black metal que, aunque sin duda alguna pasaron por tiempos mejores, siguen al pie del cañon sacando discos de una calidad aceptable.

El caso es que el concierto en principio programado en La Rivera se trasladó a la Sala Arena que siguió quedándose grande para la poca afluencia de público que se congregó, calculo que seriamos unas 200 personas. Por unas cosas o por otras CRADLE OF FILTH no tienen ni de lejos el tirón que en su día tuvieron (en sus cuatro primeros discos mas o menos) ya que algo muy parecido les pasó en su visita de hace tres años, evidentemente el que fuera un martes y la entrada costara la friolera de mas de 30 euros no ayudó en absoluto.

Pero bueno, datos de asistencia a parte, el espectáculo empezó sobre las 19:30h para los pocos que estábamos por la sala cuando salió a escena el primer telonero de la noche, los chipriotas BLYND que practican una especie de mezcla entre death (por la voz gutural mas que nada) y trash metal. Su estética poco tiene que ver con los grupos que les acompañaban aquella noche, nada de caras pintadas ni trajes de cuero, pero se defendieron bastante bien ante el escaso público presente en cuyas primeras filas parece que la gente se lo pasó baste bien.

Tras ellos salieron GOD SEED, grupo formado por los EX-GORGOROTH King Ov Hell al bajo y el Gaahl a las voces. Gran parte del público tenía especial interés en ver esta nueva versión del clásico grupo de death y comprobar si el carismático, y peculiar donde los halla, Gaahl seguía en plena forma.

Con batería y teclado prácticamente escondidos uno a cada lado del escenario (la batería de CRADLE OF FILTH estaba tapada en el medio) mezclaron en el setlist temas propios con temas de GORGOROTH agradeciendo el público escuchar temas mas conocidos. La verdad es que a mi personalmente no me defraudaron, se les puede achacar una actitud distante y pasiva por parte del grupo y de su vocalista, pero esta actitud forma parte de su espectáculo, algunos no lo entendieron así, pero Gaahl es y ha sido siempre un tipo para darle de comer a parte, se le nota que es el alma espiritual del grupo y el resto adopta la misma aptitud pasiva pero desafiante. Gaahl regaló cuernos y miradas penetrantes (o acojonantes) a las primeras filas y enfiló las escaleras de la segunda planta de la Arena en cuanto acabó su frase en el último tema, escaleras que después bajaría durante el cambio de escenario regalando unas cuantas fotos y autógrafos a quien andaba por allí.

Ahora le tocaba el turno a los cabezas de cartel y CRADLE OF FILTH salieron sobre las 21:20 después de una de sus intros orquestales tras la que descargaron «Tragic Kingdom». El sonido fue un poco alborotado en los dos primeros temas, aunque poco a poco se fue solucionando, quizás tanto el bajo como los coros en algunos temas apenas se escucharon para mi gusto. La batería de Martin Skaroupka sonó tremenda aunque todavía no se porqué tenía una mampara de metacrilato delante, ¿manías? ¿tendrá algo que ver son el sonido? la verdad es que por curiosidad me gustaría saberlo. Paul Allender cumplió pero se le vio algo apático como si aquello no fuera con él, al contrario que la otra guitarra, James Mcllroy que estuvo bastante activo y haciendo headbanging. En cuanto al líder y vocalista Dani Filth simplemente cumplió e intentó animar el cotarro ante el escaso público y en ocasiones lo consiguió aunque aquello no estaba fácil. También se dió unos cuantos baños de humo y luces cuando se subia en una especie de plataforma que montaron, el efecto era bastante vistoso.

Tras «Tragic Kingdom» sonó uno de los clásicos, «Cthulhu Dawn», que el público recibió de buen grado aunque el tema del sonido aun estaba puliéndose. Algo mejor ya sonaron «Funeral In Carpantia» y «Summer Dying Fast» aunque el público comenzó a disfrutar de verdad con el pegadizo «Lilith Inmaculate» que la verdad es que sonó genial. Tras este tema en el que el publico se lo pasó en grande pasaron otros tres al menos en los que el ambiente se fue apagando un poco, a excepción del coreado Nymphetamine claro, y Dani se cabreaba consigo mismo al no poder levantar los ánimos del respetable, el hombre lo intentó y tras un breve descanso para los bises recogió sus frutos.

Empezaron los bises con «The Abhorrent» que a pesar de ser una canción del último disco suena tremendo en directo, el tema tiene una fuerza digna de los CRADLE de otras épocas y va camino de convertirse, o eso espero, en uno de los fijos en el setlist. Ya solo quedaban los temazos clásicos del grupo que fueron gratamente recibidos y descargaron «Her Ghost In The Fog», «Cruetly Brought Thee Orchids» y «From Cradle To Enslave» del tirón, lo que hizo que el final del concierto fuera totalmente apoteósico con las primeras filas disfrutando del recital y formando algunos pogos. Tras esto, a la carrera y sin despedidas Dani y sus chicos abandonaron el escenario.

Concluyendo un buen concierto en general pero algo deslucido por la escasa asistencia lo que siempre enfría un poco el ambiente tanto en el grupo como en el público, ojalá la siguiente vez que nos visiten CRADLE OF FILTH haya recuperado la chispa y el poder de convocatoria que antaño tuvieron, hoy por hoy para pagar 30 euros por verlos deben ofrecernos mucho mas.

Crónica de David de MetalBizarre.com