Tras un Octubre y un Noviembre repletos de conciertos, la gente de Frontline nos tenía preparado el remate con el paso de la gira de Meshuggah y Decapitated para los amantes de la potencia y lo salvaje.

Con aún poca afluencia en la sala y un poco de retraso, abrieron la noche los teloneros CB Murdoc. Sin apenas descanso, los suecos descargaron sus 8 temas de un death metal rápido y agresivo que pilló a todo el mundo desprevenido. El cantante desde la primera canción desplegó su energía y sus gritos guturales sobre el escenario y bajo él, ya que parte del primer tema lo interpretó en primera fila junto a los fotógrafos.

Crónica de Kiara SB de Metal Symphony


Aunque el sonido dejó mucho que desear, la calidad que denotaban estos músicos no era en absoluto despreciable. Habrá que esperar a verlos en mejores condiciones para valorar mejor su música y su directo.

Suena la intro previa a la muerte, una lluvia de puñales cayeron en la Penélope con ‘The Knife’.En cuanto los polacos saltaron al escenario, fans incondicionales de la banda desplegaron una pancarta en las primeras filas donde se podía leer: COVAN, WAKE THE FUCK UP! R.I.P. VITEK, ALWAYS WITH US.Y es que, desde que fundaron Decapitated en 1996, sus componentes se han visto involucrados en varios accidentes siendo el más grave el ocurrido en 2007 por el que perdió la vida uno de los co-fundadores de la banda, ‘Vitek’ Kieltyka, hermano del guitarrista y compositor principal del grupo, ‘Vogg’ Kieltyka. Adrian ‘Covan’ Kowanek, el por entonces vocalista, consiguió sobrevivir al accidente, pero entró en estado de coma del que aún no se ha recuperado del todo.

Además, el año pasado la banda sobrevivió a un accidente de avión de una aerolínea polaca en Varsovia. Después de estas traumáticas experiencias, no sé cómo estos chicos siguen teniendo ganas de viajar…El setlist que llevaron esa noche los polacos se componían principalmente por temas de su último álbum, ‘Carnaval is Forever’, al cual le pegaron un buen repaso. El segundo tema en sonar fue ‘Pest’ donde el cantante Rafal Piotrowski , ‘Rasta’ para los amigos, pareció esfumarse de pronto fuera del escenario para aparecer por detrás del público y adentrarse hasta la zona de pogo. Sinceramente, no sé cómo salió vivo de ahí.

Continuaron la noche con la ametrallante ‘Post (¿) Organic’ y ‘404’, temas cargados con una implacable batería de la mano del reciente fichaje del grupo, Paweł Jaroszewicz, no dejó tregua a los allí presentes. El ambiente se relajó un poco con el inicio del tema que da nombre a su último álbum ‘Carnivale is Forever’, a mi parecer uno de los más completos del disco. El tema es una compleja sucesión de pasajes místicos seguidos de prolongados riffs donde la guitarra de ‘Vogg’ parece multiplicarse por momentos. Siendo él el único guitarrista del grupo, consigue llenar los temas y crear ese sonido gordo más propio de varias guitarras sobre el escenario.

‘A View From a Hole’ se encargó de adentrar al público a un ambiente aún más oscuro dominado por contundentes y pesadas melodías, para continuar con una de las favoritas, ‘Homo Sum’. Solos de guitarra con tintes ‘opethnianos’ acompañados de baterías polirítmicas y composiciones que van ganando en complejidad caracterizan la evolución de esta banda desde que publicaran ‘Organic Halucinosis’ en 2006.La mítica ‘Spheres of Madness’ se encargó de desatar la locura entre el público para acabar el concierto con los imponentes riffs y el solo enfermizo de ‘Day 69’.Creo que los que asistimos al concierto, nos pudimos percatar de que el sonido de Decapitated no lució todo lo que podía haber lucido en directo; los instrumentos eran casi todo el rato una ‘bola’ de sonido y no se distinguía apenas la voz. Aun así, el cantante supo derrochar toda su energía en el escenario y animar al público en todo momento pese a las dificultades del idioma.

Set list Decapitated:

1. The Knife
2. Pest
3. Post (?) Organic
4. ‘404’
5. Carnival is Forever
6. A View From a Hole
7. Homo Sum
8. Spheres of Madness
9. Day 69

Después de tardar un rato en adecuar el escenario y tras una breve prueba de sonido, la gente empezaba ya a ponerse nerviosa al escuchar la intro de ‘Obsidian’. Y es que todo parecía augurar que la apisonadora sueca estaba a punto de abrirse paso en el escenario. Y así fue. Lo que ofrecieron a continuación estos monstruos del metal fue un espectáculo de luces y decibelios. ‘Demiurge’ irrumpió en nuestros oídos y nos dejó claro que la máquina Meshuggah había llegado.

El concierto se centró sobre todo en los dos últimos discos de la banda, ‘Obzen’ y ‘Koloss’, publicados en 2008 y 2012, respectivamente. Los riffs contundentes y machacantes de ‘Pravus’ y ‘Combustion’ descargaron ante un público que comenzaba a caer en las garras ‘Meshuggianas’. La fuerza de Jens Kidman a las voces se hizo notar desde el primer momento, mientras que los solos enfermizos y caóticos de Fredrik Thordendal (tocados casi a la altura de las rodillas…) te transportaban a un universo paralelo.

Tras un rallante paso por ‘Glints Collide’, que pocas veces tocan en directo, la apoteósica ‘Lethargica’ desplegó su magia e hizo flotar a más de uno (literalmente alguno flotó por la sala…) Continuaron los pasajes oscuros y pesados dominados por las 8 cuerdas de las guitarras que sonaron con ‘Do Not Look Down’, seguido de la epiléptica batería de Tomas Haake en ‘The Hurt that Find You First’, ambas pertenecientes al último disco.

A partir de aquí, el espectáculo se transformó en una ‘rave’ del metal. Las dos ‘In death’ precedieron a la más que esperada ‘Bleed’, una canción que no defrauda nunca en directo y que ejecutaron con gran precisión. Las luces verdes que atravesaban la sala en todas las direcciones como lasers espaciales, se encargaron de desatar la locura entre las cabezas de la gente. Y es que la exquisita labor llevada a cabo por los técnicos de Meshuggah es digna de admiración, siendo parte en todo momento del complejo engranaje que forma esta máquina sueca en el escenario.

Para terminar de romper cuellos, tocaron clásicos como ‘New Millenium Cyanide Christ’ o ‘Rational Gaze’. Y tras un breve descanso, Fredrik anunciaba con la mano que quedaban ya sólo dos temas para acabar; ‘Future Breed Machine’ y ‘Dancers to a Discordant System’ fueron las elegidas para poner el broche final a esta noche brutal de death metal que no dejó a nadie indiferente.

The last Vigil suena… se cierra el telón.

Set list Meshuggah:

Obsidian 
Demiurge 
Pravus 
Combustion 
Glints Collide 
Lethargica 
Do Not Look Down 
The Hurt That Finds You First 
Mind’s Mirrors 
In Death – Isa Life 
In Death – Is Death 
Bleed 
New Millennium Cyanide Christ 
I Am Colossus 
Rational Gaze 

Future Breed Machine 
Dancers to a Discordant System 
The Last Vigil

Crónica de Kiara SB de Metal Symphony