Vaya sorpresa que me he llevado con este disco de regreso de RATT; no daba un duro por el grupo después de infumables entregas como «Collage» o el homónimo de 1999, pero con este «Infestation», hay que dar al César lo que es del César y me atrevo a decir que literalmente «se han salido».

 

No hay nada en el disco que no suene a RATT, esas guitarras depuradas y afiladas que podrían ser la más perfecta adaptación del sonido JUDAS PRIEST al Hard Rock, un Stephen Pearcy característico como pocos y absolutamente sensacional que canta, al menos en estudio, exactamente igual que hace 20 años, un Warren De Martini pletórico que de nuevo nos obsequia con grandes riffs y mejores solos, la batería de Bobby Blotzer que aún conserva ese toque tan reconocible de la banda, y por supuesto los temas, composiciones que os digo de verdad podrían haber sido escritas hace 25 años.

 

El inicio con «Eat Me Up Alive» es potente hasta decir basta, un tema rápido típico de RATT con un estribillo absolutamente marca de la casa que inmediatamente te hace abrir las orejas y no perderte ni un segundo del disco, lo que tiene que ser una apertura vaya. La continuación con el single «Best Of Me» no baja el listón ni mucho menos, un corte perfectamente equiparable a clásicos como «I Want A Woman», «Dance» o «Round And Round» que irremisiblemente te termina de meter de lleno en el disco.

«A Little Too Much» sigue explorando el universo RATT, mucho más amplio de lo que muchos se creen, con una estrofa más en la onda de cosas como «Lack Of Communication» o «You’re In Love» y un estribillo muy festivo y algo diferente sin desentonar; «Lost Weekend» también es otro gran tema con una entrada tan genuina como abrumadora que te lleva hasta otro estribillo totalmente ochentero.

Otras canciones reseñables son «Look Out Below»y «Last Call», una canción con unas guitarras tremendas.

Siguiendo con el citado instrumento, hay que decir que con los temas, el trabajo de Warren De Martini es lo mejor de este «Infestation». Martini está pletórico en todo el álbum con solos fácilmente reconocibles, riffs que solo él es capaz de componer y armonías y llenados repletos de melodía y clase. Warren De Martini es sin duda mucho mejor guitarrista de lo que gran parte del público se cree.

El CD baja un poco el nivel con «As Good As It Gets», un poco pesada, o la balada «Take Me Home», que sin tener un mal estribillo, sí es un poco extraña y para mi prescindible. «Take Me Home» recupera un poco el tono gracias a su dinamismo pero el estribillo la hace perder, y «Garden Of Eden» es un tema más roquero con un curioso toque que me recuerda al LIZZY BORDEN de la época de «Deal With The Devil». «Infestation» concluye con «Don’t Let Go» un tema rápido que te deja un gran sabor de boca y la sensación de haber escuchado un gran disco.

Una gran labor la que ha realizado RATT en este, por fin, auténtico regreso del grupo. Nadie que le guste el quinteto de Los Ángeles quedará decepcionado con este disco.

Antonio Cerezuela

Loud & Proud/Roadrunner
Puntuación: 8/10

Lista de Temas:

  1. Eat Me Up Alive
  2. Best of Me
  3. A Little Too Much
  4. Look Out Below
  5. Last Call
  6. Lost Weekend
  7. As Good as it Gets
  8. Garden of Eden
  9. Take a Big Bite
  10. Take Me Home
  11. Don’t Let Go rápida buen cierre

    Fuente: Crítica de Antonio Cerezuela de RafaBasa.com

Artículos Relacionados