PRIMERA JORNADA: JUEVES 27
Apertura de puertas: 19.00h

ESCENARIO 1

  • 20.05-20.45 NIÑO MANDARINA
  • 21.30-22.30 LOS SUAVES
  • 23.25-0.25 SOULFLY
  • 1.25-2.25 CANTECA DE MACAO

ESCENARIO 2

  • 19.30-20.05 DEEP END
  • 20.45-21.30 SILENCIO ABSOLUTO
  • 22.30-23.25 THE LOCOS
  • 0.25-1.25 MOJINOS ESCOZÍOS
  • 2.25-3.20 BONGO BOTRAKO

ESPACIO HIP-HOP

  • 20.35-21.15 GORDO MASTER
  • 21.30-22.10 KULTAMA AND THE BUNTAMAN BAND
  • 22.30-23.25 DUO KIE
  • 23.45-0.55 MORODO
  • 1.15-2.15 FYAHBWOY

CARPA

  • 19.30-20.20 NIGHT SYMPHONY
  • 3.20-4.20 COVER INC (tributo bandas internacionales)
  • 4.45-5.45 A PELO Y TÚ (tributo a Platero y tú)

El jueves no pude llegar a ver a SILENCIO ABSOLUTO, a los que les tenía bastantes ganas, pero había que aparcar, acceder al recinto, acreditarnos… así que desde aquí me emplazo a su próxima actuación porque me hablaron muy bien de la banda (de rock clásico, urbano y guitarrero) y de su concierto en el En Vivo concretamente.

LOS SUAVES

Llegábamos a ver a LOS SUAVES en el escenario principal, con mucha gente delante a pesar de que comenzaba a chispear y de que no tuvieron (sobre todo al principio) el mejor sonido de ese escenario en conciertos posteriores. De todos modos, ver a los orensanos siempre es un placer, y más en los días en los que Yosi está “bien”, como afortunadamente ocurrió en su actuación de este año en Rivas (que no en Getafe, cómo dijo el barbudo vocalista en un par de ocasiones). Fue un concierto de menos a más en el que durante una hora demostraron como siempre que, estado actual de Yosi aparte, son una de las bandas más grandes de este país y que tienen algunas de las mejores canciones (y por supuesto letras) que se hayan compuesto en nuestro rock.

Grandísimos como siempre, Cereijo, (aunque se enfadó mucho en los compases iniciales por los problemas de sonido) y Fernando Calvo, aún convaleciente de la caída en Leganés en julio (por lo que tuvo que tocar sentado en algunos momentos del show), y el público manteniéndose con el grupo pase lo que pase y llueve o truene… aunque me sigue pareciendo lamentable que aún haya gente que vaya esperando a que Yosi tenga una de sus peores noches y “la líe”. Pues no, esta vez Yosi estuvo correcto y comedido, y nos regaló buenas interpretaciones en general de temas maravillosos como “Viajando al fin de la noche”, “Dile siempre que no estoy”, “Dulce castigo” o “San Francisco Express”, aunque sí estuvo mucho más fallón y carente de feeling en “Mi casa”, una lástima. Y sin olvidarnos de los clásicos que siempre son grandes en cualquier concierto de la banda, comenzando por “No puedo dejar el rock”, una muy querida “Palabras para Julia”, la caña de “Maldita sea mi suerte”, o “El afilador” (con Yosi portando camiseta del Deportivo de La Coruña que le tiraron desde el público, aunque él siempre ha hecho gala de ser colchonero), y “Dolores se llamaba Lola” como fin de fiesta perfecto para enloquecer al público. Sin ser de los mejores conciertos que les he visto en absoluto, siempre un placer disfrutar de LOS SUAVES en condiciones aceptables.

SOULFLY

Mientras THE LOCOS aportaban el punto punkie y más festivo en el escenario dos, nosotros volvíamos al principal a ver a la banda de Max Cavalera. Tenía curiosidad por ver el show y, aunque me dejaron algo frío, lo cierto es que la banda suena muy potente y con una tralla imponente. Y eso que Max cada día está más grande y estropeado, dejando incluso más protagonismo a sus compañeros de banda que antaño. Por cierto, había muchísima menos gente que para ver a LOS SUAVES, sobre todo al comienzo, aunque poco a poco la explanada principal se fue llenando de curiosos para ver a una de las pocas bandas netamente de metal del festival, aunque posiblemente no fuera su ambiente (al igual que ocurrió con OBÚS por ejemplo). Comenzando muy potentes con “World scum” pero aún con la gente bastante fría y sonando muy mal al principio (totalmente bola de sonido con la batería y los “gruñidos” de Max en primera línea pero las guitarras bajísimas en un primer momento), fueron subiendo enteros y sintiéndose más cómodos sobre el escenario a base de algún guiño puntual a SEPULTURA con “Refuse/resist” o “Roots bloody roots” casi al final del show, o incluso atacando un tema en castellano (cantado por el bajista Tony Campos, mexicano si no me equivoco y de la banda ASESINO), “Plata o plomo”, dedicado al narco Pablo Escobar, de su reciente “Enslaved”.

Tampoco faltó la guitarra “brasileña” de Max a partir de “Back to the primitive”, si no me equivoco, ni el guiño a sus adorados BLACK SABBATH con el principio de “Iron man”, que los más heavies reconocimos inmediatamente. Y no se libraron de la lluvia, que empezó a caer de manera más intensa a mitad de su actuación, pero ellos impertérritos y dando caña con su particular mezcla de metal/hardcore/mestizaje a su manera. En definitiva, buen show de tralla (a pesar del horrendo sonido inicial y que insisto en que no era su festival)… pero para quién le guste, aunque es indudable reconocerle a Max el mérito tanto con SOULFLY como sobre todo con esa encarnación actual de “sus” SEPULTURA que es CAVALERA CONSPIRACY. Eso sí, cuando tocaba temas de su antigua banda, se notaba, y es que los clásicos son los clásicos (al menos las canciones en sí).

MOJINOS ESCOZÍOS

Y sin terminar SOULFLY, nos íbamos corriendo a la otra punta del festival para disfrutar de la divertida actuación de los MOJINOS ESCOZÍOS, quiénes siempre hacen shows realmente entretenidos y cachondos, pero sin olvidarse de la parte musical, sonando mucho más roqueros e incluso heavies (y perfectos) de lo que muchos se pudieran imaginar. Desde el principio hacen gala de buen humor desde su propia imagen y la intro de películas clásicas de “terror”, para empezar riéndose de ellos mismos con “Qué güeno que estoy”, uno de sus clásicos indudables. Y el concierto fue una fiesta total, con el escenario dos hasta la bandera y ellos encantados de la buena recepción y sin parar de hacer bromas, siendo tan políticamente incorrectos como siempre con canciones como “La cueva del Eo”, “Soy guay”, buenísima, o “Por el culo”.

Humor facilón a veces, pero sano e ingenioso de cualquier modo, capitaneados por El Sevilla quien como frontman (y bailarín, monologista y demás) es un crack, las cosas como son. Incluso se permiten jugar a que parte de la audiencia les enseñe partes nobles, pechos ellas y culos ellos, vaya, antes de rematar con la esperada “Las niñas del colegio de La Salle” y “No vale pa´na” (su particular versión del clásico de STATUS QUO, la marchosa “Whatever you want”). En definitiva, unos de los triunfadores de la noche y uno de los conciertos más divertidos del fin de semana, le pese a quien le pese… Y es que sigo pensando que si no sabemos reírnos de nosotros mismos y pasarlo bien viendo conciertos sin encorsetamientos “de autenticidad”, mal vamos. Eso sí, sólo una pega: suelen ser bastante repetitivos y a veces pecan de excesivo “rollo” y pocas canciones, pero para los que les vemos de cuando en cuando, ¡son acierto seguro!

Y tras esto, que el viernes había que currar y dado que el resto de grupos de la noche tenían poco interés para nosotros, optamos por retirarnos “pronto” (con la tontería eran las dos de la mañana largas) que al día siguiente nos esperaba un día completo.

Crónica de David Esquitino de RafaBasa.com

 

1 2 3 4 5

Artículos Relacionados