Hace algunas semanas salía por fin (y tras varios retrasos) el tan cacareado disco de covers de STRYPER, «The covering», y vamos por partes: Sí, es un disco de versiones… y está claro que a día de hoy parece que es hasta echarle morro en el sentido de no componer temas nuevos y buscarse una excusa fácil y atractiva para seguir girando.

Por otro lado, es un disco increíblemente heavy, muy agresivo y sin duda el que más suena a los STRYPER clásicos desde la reunión, curioso pero cierto. Y finalmente, conveniencia y gustos aparte, el resultado es excelente y el disco suena como un cañón y la verdad es que la selección de temas y la interpretación es espectacular.

Puntuación: 7,5
Crítica de David Esquitino de
RafaBasa.com

Dicho esto, tengo que reconocer que me ha sorprendido enormemente el álbum, algo que no me esperaba, y es que es cuanto menos peculiar el abanico de influencias que muestran STRYPER en el disco: MAIDEN, SCORPIONS, BLACK SABBATH, OZZY, VAN HALEN, KISS… ¿quién lo iba a decir? Y vale que son todo temas muy conocidos, pero a la vez ya digo que la interpretación es espectacular, clavando cada tema (hay que decir que han sido totalmente fieles a los originales, incluso en el sonido y afinaciones de los instrumentos) y es que es de recibo alabar la calidad de los musicazos que son los «rayados», destacando esta vez sin duda la potencia brutal y técnica a la batería de un Robert Sweet que me ha dejado con la boca abierta (aunque ya en directo me había encantado siempre), además de reiterar una vez más que su hermano Michael sigue siendo uno de los mejores cantantes de la historia (además de muy buen guitarrista… y obviamente compositor, para dejar completa su inmaculada hoja de servicios), clavando sin problemas los registros tan variados de gente como Robert Plant, Rob Halford, Bruce Dickinson, Klaus Meine, Ian Gillan… Y no me olvido de las guitarras, superafiladas, rápidas, clásicas, agresivas… precisamente lo que echábamos de menos en «Reborn» y «Murder by pride». Además, es el primer álbum que graba de hecho la formación original, ya con el bajista Tim Gaines (otro que es manco…) de nuevo establecido en el grupo.

Por protestar un poco, está claro que han ido a lo fácil en el sentido de elegir temas tan conocidos como «Heaven and hell», «Breaking the law», «The trooper», «Highway star» o «Shout it out loud», aunque a ver quién es el guapo que coge tal selección de temazos y los versionean tan bien como lo han hecho STRYPER. Por otro lado, la portada me parece simplona a más no poder, con buena idea de fondo pero que se ha quedado a medias, una pena porque para un disco así seguro que podrían haber hecho algo más chulo. Y lo suyo es que ahora en las giras incorporaran tres o cuatro de las versiones al set base y que lo alargaran enriqueciéndolo con estos temas, no quitando clásicos para meter las versiones, como imagino que harán (y eso que las buenas versiones en directo para mí le dan un punto muy atractivo a los conciertos, aunque no todo el mundo está de acuerdo con esto, especialmente si hablamos de las bandas grandes, que son de los que en teoría se hacen versiones, no al revés). Pero me temo que esto no va a ocurrir…

De todas formas, es una pasada escuchar la tralla que le han metido a «Blackout», «Over the mountain», «The trooper» u «On fire», por ejemplo, además del encanto de escuchar un «Heaven and Hell» con la voz y carisma de Michael Sweet (que pocos pueden hacerlo sin sonrojarse ante la majestuosidad del gran maestro Dio),  la chispa preciosa de «Carry on the wayward son» o el toque 100% ZEPPELIN que le han dado a «Inmigrant song» (y por si alguien tiene duda del cantante espectacular que es «Miguelito el Dulce», que escuche ésta atentamente). Además, nos ofrecen un tema nuevo, «God», que me ha gustado bastante (letra aparte, y es que sus creencias las compartimos menos, aunque esto ya lo hemos hablado otras veces), y es que se han desmarcado con un temazo de puro heavy metal 100% STRYPER de toda la vida (con esos riffs, melodías y gritos inconfundibles) que espero que sea la onda de su próximo trabajo, que me da que sí, que por ahí irán los tiros.

No le doy más nota porque, siendo objetivos, no deja de ser un disco de versiones, y a estas alturas esto debería ser más propio de un CD extra de un trabajo nuevo o en un DVD o algo así, pero pese a todo creo que han facturado un discazo que nos demuestra que STRYPER de banda pop o «moñas», como algunos siguen pensando, nada de nada. Personalmente me ha encantado y ya digo que me quito el sombrero ante la fiereza de la banda haciendo estos temas tan buenos y conocidos pero clavándolos del primero al último, además de reiterar la excelencia de un Michael Sweet que, si me permitís el guiño jocoso, es un verdadero Dios del metal…cristiano. Muy bueno, aunque sin olvidarnos que no deja de ser un disco de versiones.

Lista de Temas:

  1. Set Me Free (SWEET)
  2. Blackout (SCORPIONS)
  3. Heaven and Hell (BLACK SABBATH)
  4. Lights Out (U.F.O.)
  5. Carry On Wayward Son (KANSAS)
  6. Highway Star (DEEP PURPLE)
  7. Shout It Out Loud (KISS)
  8. Over the Mountain (OZZY OSBOURNE)
  9. The Trooper (IRON MAIDEN)
  10. Breaking the law (JUDAS PRIEST)
  11. On Fire (VAN HALEN)
  12. Immigrant Song (LED ZEPPELIN)
  13. God (tema nuevo de STRYPER)

Crítica de David Esquitino de RafaBasa.com

Artículos Relacionados