David Necro de Crypt Magazine condujo recientemente una entrevista con la leyenda de MOTÖRHEAD Lemmy Kilmister. Estas son unas cuantas pinceladas de su conversación.

 

¿Cómo se mantiene una trayectoria durante tanto tiempo?

 

Lemmy: Bueno, sin rendirte. Esa es la manera más fácil. ¿Por qué te rendirías en un trabajo como este?

No sé. ¿Cuáles son las ventajas?

Lemmy: Bueno, viajas por todo el mundo a lugares con los que la gente sólo sueña. Te follas a mujeres de todo tipo, tamaños, colores, y creencias religiosas. Y haces a la gente más feliz de lo que creían que podían serlo. No se me ocurre nada mejor que eso.

Así que, ¿cómo vas a seguir con ello?

Lemmy: Bueno, ya sabes cómo se hace ahora. Simplemente lo haces, ¿sabes? Nunca me he imaginado dejándolo. Hasta que pueda hacerlo físicamente.

¿Tienes algo preparado para el 35 aniversario?

Lemmy: Oh no. Desde luego que no. Odio esa mierda. Los aniversarios son una verdadera jodienda. El último que hicimos fue en el Cafe Royale en Londres me parece. Fue jodidamente asqueroso. Y luego el grupo que tocaba allí no nos querían dejar usar sus instrumentos, así que no pudimos tocar un par de canciones. Es genial, ¿a que sí?

En la composición, ¿cómo se os ocurren las ideas normalmente?

Lemmy: Principalmente escribo sobre injusticia, guerra y sexo. No hay escasez en eso, ya sabes.

Eso es verdad.

Lemmy: Siempre hay alguna canción aquí (señala a su cabeza.) No puedes cantar sobre lo mismo para siempre, ya sabes, porque la gente no quiere escuchar eso constantemente. Sexo y muerte, básicamente.

¡Por eso es por lo que me gusta!

Lemmy: El sexo es deseable, y la muerte es inevitable, ¿no?

¿Qué piensas de Obama?

Lemmy: Creo que Obama se encuentra en una situación muy difícil, porque está siendo parado cada vez que intenta algo, ¿no? Porque mantuvisteis a los republicanos en el gobierno; lo que fue un error obviamente. Debería haber tenido a Dick Cheney como su compañero; Estoy seguro de que hubiera terminado siendo más popular que Joe Biden. Sarah Palin, ella es la que me impresiona. ¿Qué sentido tiene siquiera hablar con esa mujer? Está como una regadera.

Siempre tuviste problemas con las compañías discográficas. Llevas 35 años rebotando de una a otra.

Lemmy: Bueno, llevamos con la misma ya 15 años. Pero, ¡las otras simplemente se fueron a la bancarrota!

¿Así es como es el negocio de la música?

Lemmy: Bueno, ya sabes, siguen hablando de esta recesión. Son gilipolleces. No hay recesión. Pero sólo hablan de ello para asustar a los americanos. Eso es básicamente lo que es. Si hubiera recesión, ¿cómo irían las ventas de entradas?

Es cierto. La gente habla de tí como una leyenda viviente. ¿Es algo que te gusta o que te disgusta?

Lemmy: Simplemente pienso que es divertido. Quiero decir, el problema con las leyendas es que están muertas. Para llamar a alguien leyenda, necesitas escuchar su nuevo material, ya sabes. No estoy interesado en ser una puta leyenda. Quiero estar ahí para ser competitivo, ya sabes. No quiero quedarme anclado con esa gilipollez de la leyenda.

Tú siempre has abogado por las mujeres rockeras. Como GIRLSCHOOL, L7, JOAN JETT…

Lemmy: CHELSEA GIRLS. Pasan por un montón de mierda, solo porque son tías. No está bien. GIRLSCHOOL, cuando empezaron, los tíos solían decir de Kelly Johnson (la guitarrista líder original) «lo hace realmente bien para ser una chica.» y yo decía, «¡es mejor que tu hijo de puta!» Porque era una gran guitarrista. Ella está muerta ahora, ya lo sabes.

Sí, por supuesto. Desafortunadamente.

Lemmy: Tardó mucho en morir, además. Estaba realmente mal, cáncer de columna. Pero, todos estos grupos (de mujeres), la gente les trata como ciudadanos de segunda clase, porque son tías. Está todo ese «enséñanos las tetas y te daremos un concierto.» Y toda esa mierda. Es realmente pobre.

¿Has descubierto cuál es la esencia del rock n roll?

Lemmy: Personalmente, creo que todo va sobre pasarlo bien. Eso es exactamente para lo que yo empecé. La gente estaba como loca por empezar a tocarlo, y no podían resistirse a tocarlo. Tenías un público enorme, y la gente vio que había dinero por hacer, así que esos gilipollas se arrastran ahora.

¿Estás a favor del control de armas?

Lemmy: Sí, estoy a favor de quitarle las armas a la gente. Porque, ya sabes, tienen 25 enterradas además de las que tienen ahí en la estantería. Hay un montón de jodidas personas ahí fuera suplicando armas que no tienen licencia para nada. Cuando éramos los primeros por aquí con el grupo de cuatro miembros, Wurzel estaba en el ejército, ya sabes. Estábamos en la casa de empeños, y estábamos mirando al anuncio de la pistola. El tipo dijo, «¿Estáis interesados en algo?» Wurzel dijo, «Soy ciudadano británico, no puedo comprarlas.» El tipo dijo, «pásate por la tienda a las 7 cuando cerremos….»

Podéis leer la entrevista al completo en Crypt Magazine.