Gélido y lluvioso el camino a La Riviera en estos primeros días del año que comienza pisando fuerte con una de las visitas marcadas en el calendario de todo amante del metal mas oscuro, venían a la capital los polacos BEHEMOTH acompañados por dos escuderos de calidad como son los veteranos AT THE GATES y WOLVES IN THE THRONE ROOM, mismo line up que en la gira americana, cosa de agradecer ya a veces es habitual ver grandes carteles en USA que luego no llegan a venir en el mismo formato a tierras europeas o españolas.

La  noche comenzaba puntual con WOLVES IN THE THRONE ROOM tomando las tablas de La Riviera a su hora. Al trío en directo les acompañan un segundo guitarrista y una teclista que también aporreaba de vez en cuando un gran bombo.

Comenzaban su show con un sonido un tanto regulero tirando a malo, para escuchar algo medio decente tuve que ponerme cerca del escenario, aunque la cosa parece que mejoró según iban pasando los escasos temas que nos tenían preparados. Acompañados de un telón de fondo y pedestales en los micros tocaron solo tres temas dada la larga duración de la propuesta black ambiental de los americanos, con partes ambientales y borricos cambios de ritmo que agradó y disgustó a partes iguales ya que su propuesta es un tanto distinta a la de los grupos que le sucederían. Tras 30 minutos de actuación, que para mi se hizo escasa, el grupo se despedía ofreciendo la botella de vino a la que pegaron algún tiento durante su actuación a las primeras filas.

Tras los cambios de rigor y unos minutos antes de la hora prevista salían a escena los suecos AT THE GATES que venían a presentarnos su nuevo trabajo «To Drink From the Night Itself» con el que comenzaron su concierto, contando con un sonido que fue mejorando durante los tres primeros temas.

Los suecos salieron como una apisonadora con Tomas Lindberg animando al público a cantar los estribillos y a armar jaleo en las primeras filas, sonando con contundencia temas como “Slaugther Of The Soul” o “At War With Reality”. Había ganas de ver también al nuevo guitarra Jonas que cumplió las expectativas así como Adrian a la batería que no paró de repartir mandobles. Terminaron “Blinded By Fear” y “The Night Eternal” quedando solo guitarra, bajo y batería sobre el escenario al que regresó el resto del grupo para despedirse del público madrileño entre agradecimientos tras casi una hora de show.

Con la sala ya repleta, se vendió todo durante ese mismo día, llegaba el turno del plato fuerte de la noche y un telón negro cubría el escenario para mantener la intriga del decorado que nos ofrecería BEHEMOTH para esta noche. Sobre ese telón se proyectaba un mapa de España con una cruz invertida mientras sonaba la intro coral de “Solve” tras la cual apareció el grupo con las máscaras de calaveras negras que pueden verse en el video de “Ecclesia Diabolica Catholica” pero interpretando el primer corte del nuevo disco, el potente «Wolves Ov Siberia» con el que comenzaron su concierto. Tema de su último disco “I Loved You At Your Darkest” que esta ocasión no tocaron completo como si hicieron en su anterior visita donde tocaron completo el pedazo de disco anterior “The Satanist”. “Daimonos” fue la siguiente en sonar tras la cual Nergal apareció con una antorcha para dar comienzo a “Ora Pro Nobis Lucifer” poniendo la sala patas arriba.

Con solo tres temas ya podía apreciarse todo el despliegue que traen en esta gira los polacos, una pantalla triangular donde se proyectaban sórdidas imágenes servía de fondo a la impresionante batería de Inferno, en los laterales telones de cruces invertidas y los habituales pies de micro con la simbología del grupo así como pedestales al frente y en el fondo donde los músicos se lucían. También hubo durante todo el show chispazos y humo por doquier prescindiendo esta vez de fogonazos.

Tras el demoledor “Ora Pro Nobis Lucifer” llegó un poco de calma con “Bartzabel” dando rienda suelta a una parte mas teatral del show con mitra de Nergal incluída. Siguieron los temas dando un repaso a muchos de los discos del grupo, sonaron «Ov Fire and the Void», «God = Dog», «Conquer All» o «Blow Your Trumpets Gabriel» mientras Nergal se lucia con cambios de vestuario, escupiendo sangre y demás dando vistosidad al espectáculo. Otro de los temas que puso aquello patas arriba fue la brutal «Slaves Shall Serve» donde se desató la locura entre las primeras filas. Para la interpretación de «Chant for Eschaton 2000» el bajista Orion tomaba protagonismo saliendo ataviado con un enorme sombrero de plumas que puso fin a la primera parte del show.

Como una especie de bises sonaron “Lucifer”, “We Are the Next 1000 Years” para terminar tras escasa hora y cuarto con una tamborrada “Coagvla” tras la que acabó el concierto sin lugar a despedidas siquiera y dejándonos con ganas de mucho mas.

Impactantes como siempre BEHEMOTH se lucieron una vez mas con un enorme espectáculo visual y sonoro. Sin duda alguna los polacos saben moverse a la perfección entre las turbias aguas del black-death aglutinando seguidores de distintos subgéneros del metal allá por donde suene su música.

Setlist de BEHEMOTH:

  1. Solve
  2. Wolves Ov Siberia
  3. Daimonos
  4. Ora Pro Nobis Lucifer
  5. Bartzabel
  6. Ov Fire and the Void
  7. God=Dog
  8. Conquer All
  9. Ecclesia Diabolica Catholica
  10. Decade of Therion
  11. Blow Your Trumpets Gabriel
  12. Slaves Shall Serve
  13. Chant for Eschanton 2000
  14. Lucifer
  15. We Are the Next 1000 Years
  16. Coagvla