Tras un buen descanso de cinco años en el que el grupo ha estado bastante inactivo para que, entre otras cosas, Warrell Dane y Jeff Loomis sacasen sus respectivos primeros discos en solitario, NEVERMORE vuelven por fin con nuevo trabajo de estudio…

Puntuación: 8/10
Crítica de Jorge del Amo de RafaBasa.com

…una esperadísima continuación de «This Godless Endeavour» que viene marcada por el cambio, puesto que el grupo en este nuevo «The Obsidian Conspiracy» vuelve al formato cuarteto, como ya sucediera en «Enemies Of Reality», algo que desde luego se nota mucho en el sonido de un disco que, como es costumbre, varía bastante con respecto al de su predecesor, algo que tampoco ha supuesto un impedimento para que el grupo se haya vuelto a encontrar consigo mismo y con su propia impronta, que para nada han perdido a pesar de las dificultades, sino que han aprovechado para seguir con esa línea evolutiva que, en esta ocasión, tiene también algo de regresiva…

De todos modos, y para ir metiéndonos en harina, puede decirse que «The Obsidian Conspiracy» es un gran disco de NEVERMORE con todas las letras, y a pesar de que el cambio es palpable con respecto a «This Godless Endeavour», sigue siendo un disco de NEVERMORE que suena a NEVERMORE por sus cuatro costados, por lo que en ese aspecto dudo mucho que nadie se lleve una decepción tras escuchar el séptimo LP de los de Seattle, aunque luego como siempre quedarán los gustos de por medio y cada uno tendrá sus preferencias en cuanto a discos preferidos, pero lo que está claro es que no estmos para nada ni ante un mal disco ni ante algo que desentona.

En cuanto a evolución o cambios, personalmente tengo claro que lo más evidente se da en las guitarras, que esta vez, por circunstancias, son bastante diferentes con respecto a las de «This Godless Endeavour», ya que Jeff Loomis vuelve a estar sólo ante el peligro. Es por eso que aquí si que echo un poco de menos esos dobles punteos, armónicos, esa grandilocuencia guitarrera y en general ese duo Loomis/ Smyth que tan bien funcionó en 2005, en un disco que está mucho más enfocado a los riffs, a los fraseos, con un muy buen trabajo infividual de Jeff pero en el que como es lógico se aprecia más desnudez, más simpleza, pero a la vez más autenticidad. Aun así, Loomis borda sus partes como las ha bordado siempre, y por supuesto ese estilo oscuro y maníaco tan de NEVERMORE sigue estando ahí. Además, la producción no desentona lo más mínimo, y en general lo cierto es que es un disco tan variado o más que su predecesor, sin temas tan agresivos como «Born», por ejemplo, pero a su vez plagado de esos inquietantes y melódicos estribillos tan característicos, en una interpretación de Warrel Dane que es todo lo que cabe esperar de un talento interpretativo como el suyo. Aun así, la agresividad sigue formando parte como siempre de este disco, aunque como comentaba antes sí que es cierto que en un tempo en general mucho más ‘groove’ que thrash, un disco que me recuerda, por poner un ejemplo orientativo, bastante más a «Dreaming Neon Black» que a «TGE». Comentar también que de vez en cuando vamos a toparnos con algún que otro arreglo de corte más experimental, algún que otro sintetizador o alguna parte en la que Loomis deja volar la imaginación a las seis cuerdas, detalles que en mi opinión benefician mucho al grupo y al el interés del oyente en el disco.

Abriendo el disco, «The Termination Proclamation» es un buen tema, algo típico de NEVERMORE diría, con muy buenos riffs y un estribillo muy definido, aunque desde mi punto de vista no es tampoco de lo más destacable. En cambio, sí que destacaría temas como la siguiente «The Poison Throne», un tema que tampoco difiere mucho en lo que a esa marcada carga ‘groove’ se refiere pero que en general creo que es un tema que llega bastante más, donde se reconocen mejor esos NEVERMORE tan incisivos y a la vez melódicos, esos que transmiten tanta agresividad como desesperación y misticismo en su música y letras. Destacaría también un tema como «Moonrise (Through Mirrors of Death)», asesino en sus partes pesadas y delicioso en uno de los mejores estribillos del disco, NEVERMORE en estado puro, en contraste con temas como por ejemplo «And The Maiden Spoke», más a medio tiempo, con un toque más experimental y diferente a lo que estamos acostumbrados, uno de esos temas que se salen de la norma. Destacar también, de la segunda mitad del trabajo, cortes muy interesantes como «She Comes In Colours», con muy buen feeling, o «Without Morals», uno de los temas que a mí más me ha gustado personalmente del disco.

En resumen, estamos ante un trabajo de NEVERMORE que ante todo es lo que uno se espera, con sus lógicos cambios y pequeñas diferencias que hacen que no sea un calco, ni mucho menos, de «This Godless Endeavour», pero ante un buen disco que para mí tiene casi más que ver con los discos de mediados de los 90/ 2000 que con los dos últimos, o al menos puede decirse que tiene más cosas de estos que de los dos anteriores, lo que, como todo, gustará a algunos y disgustará a otros.

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Lista de temas:

  1. The Termination Proclamation
  2. Your Poison Throne
  3. Moonrise (Through Mirrors of Death)
  4. And The Maiden Spoke
  5. Emptiness Unobstructed
  6. The Blue Marble And The New Soul
  7. Without Morals
  8. The Day You Built The Wall
  9. She Comes In Colors
  10. The Obsidian Conspiracy
  11. Crystal Ship (versión THE DOORS)
  12. Temptation (versión THE TEA PARTY)

Artículos Relacionados