Saratoga - Morir en el bien, vivir en el mal
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Recuerdo la primera vez que oí hablar de Saratoga; sería allá a finales de 1994 y ya en 1995 conseguí verlos en Avilés, en una fiesta con más grupos. Realmente me quedé maravillado con la banda, que entonces tenía a Fortu como cantante.

Desde entonces muchas cosas han cambiado en el seno de la banda: pasaron por el crecimiento, la popularidad, el éxito, los cambios de formación y la disolución de la banda. Sin embargo ha habido una constante en su trayectoria: calidad a raudales. Habrá épocas o discos que gusten más a unos u otros, pero nunca han dejado de hacer grandes trabajos.

Por eso cuando a finales del 2014 la banda anuncio su vuelta, tras algo menos de un año de su separación, me llevé una gran alegría porque creía que la banda aún tenía muchas cosas por ofrecer.

Y tras encarnar una formación basado en su época más exitosa con Niko al bajo, Jero a las guitarras, Dani a la batería, junto a su últimos cantante, Tete Novoa, llegó la hora de los conciertos y, como vieron que la cosa funcionaba, de la edición de un nuevo disco, que es el primero con esta formación y décimo disco de la banda con canciones propias.

Y así, esta primavera han editado “Morir en el bien, vivir en el mal”, un disco de 12 canciones, con una duración cercana a la hora y con una portada que me ha gustado mucho.

Sin más preámbulos, el disco comienza con “Perseguido”, una canción muy en la línea de la banda, y con un Tete Novoa que demuestra, por si alguien tenía aun dudas, que está a la altura de sus predecesores, y con un Jero que demuestra porque es quien es.

“Mi venganza” es una canción que empieza muy rápida, para seguir una línea más pegadiza, y con Tete cantando con mucha fuerza e intensidad. Unas líneas de bajo nos introducen en la pegadiza “Morir en el bien, vivir en el mal”, que da título al disco, y que es una de esas canciones que tienen que funcionar muy bien en directo.

El primer single del disco fue “Como el viento”, que nos lleva a los Saratoga más exitosos, con un Tete que en ocasiones nos recuerda inevitablemente a Leo; una canción que es un cañón y que está entre las que más me han gustado del disco.

Muy en la línea de la anterior es “Volverá”, una canción que tiene pinta de ser una declaración de intenciones y con algunos toques en la batería que demuestran la calidad de Dani y de un Niko, que está sublime al bajo y a los coros en todo el disco. Una de las canciones más cortas del disco es “Luchar o morir”, canción muy directa y rápida, donde de nuevo Tete demuestra su abanico de registros.

“El vals de la rosa herida” es quizás la más elaborada de todo el disco, una canción para la que cuentan con la colaboración de Aroa Martin de Khael y Pepe Herrero; sin duda una canción en la que todos brillan y en los que los contrastes en las partes en que canta Aroa, hacen que la canción sea una auténtica joya. Con los acordes de “El ciprés solitario” nos adentramos en una canción de contrastes, que parece una balada para convertirse en una tema cañera por momentos, pero sin olvidar la parte melódica, dejándonos un bello medio tiempo.

Más cañera comienza “Vi”, siguiendo esa línea Power metal típico de la banda, aunque con unas guitarras aún más afiladas, convirtiéndose en una canción para menear la cabeza sin parar.

Los inquietantes teclados de Pepe Herrero nos introducen en “No pidas perdón”, con Niko haciendo de narrador, en una canción muy poderosa y que nos evoca sonidos de fuera de nuestras fronteras y que seguro hará las delicias de los seguidores de la banda en sus directos. Temazo. “Saliendo de la oscuridad” nos transporta al sonido clásico de la banda, siendo una canción muy coreable y con Dani y Jero saliéndose una vez más, dejándonos otra gran canción.

Y el disco termina a fuego con “Etérea”, la canción más cañera de todo el disco, con un pequeño solo de bajo en la segunda mitad de canción y con toda la banda brillando a gran altura, dejándonos un gran final de disco.

Saratoga han vuelto por la puerta grande, con un gran trabajo, que hay que valorarlo como lo que es y no entrar en absurdas comparaciones de trabajos pretéritos; esto es Saratoga en 2016 y a mí me gustan y mucho. Son muy muy buenos y tienen muy buenas canciones. Ahora solo queda comprobar cómo funcionan estas canciones en directo, ya que supongo que tengan mucho peso en su repertorio. ¡¡A morir!!

Tracklist:

1. Perseguido
2. Mi venganza
3. Morir en el bien, vivir en el mal
4. Como el viento
5. Volverá
6. Luchar o morir
7. El vals de la rosa herida – con Aroa Martin de Khael
8. El ciprés solitario
9. Vi
10. No pidas perdón
11. Saliendo de la oscuridad
12. Etérea

saratoga_morir_en_el_bien_vivir_en_el_mal

Crítica de Txutxy Cano de Insonoro.com