Han sido tres años de retiro voluntario, tres años fuera de la escena, al menos a nivel profesional, que les han servido sin duda para cargar las pilas y retornar con más ganas que nunca. Los riojanos TIERRA SANTA han hecho el proceso de la manera más lógica posible, parando cuando física y mentalmente no podían más, lo que se reflejó seguramente en un disco algo más flojo como «Mejor morir en pie», y retomando una carrera ascendente pero sin hacer más que el ruido justo con un gran «Caminos de fuego» que les devuelve a la primera línea con todo el merecimiento y coherencia posible.

Puntuación: 8,5/10
Crítica de David Esquitino de RafaBasa.com

No es el momento de repasar su historia como tal, pero sí me apetece comentar que empezaron muy jóvenes como PRIVACY en una época en la que era el power metal centroeuropeo lo que estaba más en boga. Y cómo jóvenes metaleros ávidos de subirse a un escenario y escribir sus primeras canciones, comenzaron enmarcados en ese estilo ya superado, para ir poco a poco evolucionando y dando pasos adelante manteniéndose como una banda que nunca han tirado de virtuosismos ni de una complejidad instrumental o compositiva abrumadora. Por contra, siempre supieron dar con la tecla para llegar a la gente y hacerse un nombre y un hueco muy importante en nuestra escena por medio de ese algo especial que tienen ciertas bandas para funcionar. Con «Apocalipsis» dejaron un tanto de lado ese heavy/power marca de la casa, e incluso sus letras más históricas, en pos de un toque más melódico y hardroquero que personalmente creo que les quedó de lujo. Y todavía ofrecieron un disco más, quizás agotando la fórmula, como decía, para en 2007 tomarse un pequeño descanso que ya digo que les ha refrescado y tonificado (si el término es válido en una banda de heavy metal) de maravilla.

Pues bien, en su regreso han querido pisar sobre seguro pero haciendo las cosas muy bien, ofreciendo un trabajo excelente y que además va a gustar por igual tanto a sus primeros fans como a los que les hicimos más caso a partir de «Apocalipsis». Y es que «Caminos de fuego» se presentaría perfectamente a medio camino entre su primera etapa más heavy/power y ese deje más melódico y hardroquero posterior… Todo ello mostrando una mejoría más que evidente a todos los niveles, y es que es impresionante cómo suenan las guitarras de Arturo (¡impresionantes melodías!), la voz de Ángel, sin ser un portento pero aportando mucha chispa y feeling, la base rítmica de  Roberto y David (ya asentado como nuevo batería de la banda), sencilla pero solvente al máximo, y ese deje melódico y clásico de fondo que aporta de maravilla Juanan Sanmartín, nuevo teclista de la banda (además del encargado del sonido de la banda junto a su hermano, una vez más, en los famosos estudios Siglo XXI, en Esparza, Navarra).

Por otro lado, creo que han ido al grano y a lo seguro, pero lo digo en el mejor sentido, ofreciendo un disco de 40 minutos donde todos los temas tiene su chispa y su rollo, y encima enganchándote desde el primer minuto al último, ¡e incluso dejándote con ganas de más! Por supuesto que siguen fieles a sus melodías 100% deudoras de MAIDEN y PURPLE/RAINBOW (ya digo que remarcadas incluso en algunos temas sin duda por la presencia del teclado), pero lo mejor es que al final está clarísimo que el disco suena totalmente a TIERRA SANTA, no lo puedo expresar de otro modo, quizás en una versión evolucionada y mejorada incluso, lo que creo que es buena señal de cara al futuro de la banda. Personalmente me gusta menos el viraje hacia atrás a nivel de letras, recuperando ese tono histórico de antaño, santo y seña de la casa, también es cierto, pero a su vez estoy seguro que van a enganchar sin duda a los fans no tan exigentes en este sentido… y aún así, Ángel ha hecho un muy buen trabajo al respecto, que nadie entienda lo contrario.

Y a nivel de temas, me encanta afirmar sin duda que el resultado es excelente, y ya es cuestión de gustos y preferencias elegir cada uno sus favoritos personales. Y lo digo porque encontramos desde canciones totalmente deudoras de su vena más acelerada y powermetalera como la propia «Caminos de fuego», «Eterna y sagrada» (muy pegadiza), una algo más facilona «La voz del destino» o la gran «El ejército de las tinieblas» (que será sin duda uno de los puntos álgidos en directo), hasta  el toque más melódico y hardroquero de su última etapa en «Libre» (casi a medio tiempo pero con un trabajo fantástico de guitarras y teclado), «Arde babilonia» o «La leyenda del holandés errante» (primer single y tema «comercial» del que han grabado videoclip»). E incluso nos ofrecen una impresionante balada llamada «Para siempre», muy emotiva y que te pone los pelos de punta (un 10 a Ángel, por cierto, que se sale en estas tesituras más «románticas») y que sin duda me parece el mejor corte del disco junto a la genial «Reina de Egipto», semi-dividida en dos partes y que es de esos temas que se te mete la melodía en la cabeza y ya no te suelta.

Una gran vuelta de una de nuestras bandas más importantes y que sin duda supone un puñetazo en la cara de sus pasados y/o potenciales detractores, de la mano de un disco excelente y que demuestra que no hay que ser necesariamente un aprendiz de DREAM THEATER para hacer temas fantásticos y que lleguen a la gente. En definitiva, un trabajo de esos que no puedes parar de escuchar, y eso que yo nunca me he considerado un «die hard fan» de TIERRA SANTA, pero el hecho es que «Caminos de fuego» es de los discos más repetidos en mi reproductor desde hace semanas, por algo será… ¡Enhorabuena, chicos, de corazón!

Lista de Temas:

  1. Caminos de Fuego
  2. La Leyenda del Holandés Errante
  3. Reina de Egipto
  4. Arde Babilonia
  5. Libre
  6. Ejércitos de las Tinieblas
  7. Para Siempre
  8. La Voz del Destino
  9. El Fin de los Caminos
  10. Eterna y Sagrada

Crítica de David Esquitino de RafaBasa.com

Artículos Relacionados