Tenía grandes expectativas en torno al nuevo álbum de WITHIN TEMPTATION por lo mucho que me gustó el anterior “The Unforgiving”, editado hace poco más de dos años.

En “Hydra” sin embargo me he encontrado una pequeña decepción inicial, la cual se ha ido disipando según fui dando escuchas al disco, llegando a descubrir paulatinamente una colección de diez temas a cuál mejor, aunque su segunda mitad me ha requerido de un mayor esfuerzo para poder emitir el veredicto final.

Crítica de J. José Jiménez de RafaBasa.com

 

Me ha llamado la atención, en primer lugar, su portada. Sobria en cuanto a colorido pero a la vez repleta de detalles en las sendas cabezas representadas de la Hidra de Lerna (aunque con un número de testas muy reducido al de la fábula hercúlea), cada una apuntando hacia el lado opuesto de la “H” que domina el centro del lienzo.  Austera y elegante a la vez, en cierto modo ofreciendo contraste al contenido musical que representa, pues una vez más tenemos un ejercicio de majestuosidad musical de primer nivel dentro del metal sinfónico que abanderan, todo ello fielmente reflejado por la producción de Daniel Gibson.

“Let Us Burn” nos introduce tímidamente en la dinámica musical con su melodía de guitarra inicial. Es un tema que va entrando poco a poco hasta desembocar en un estribillo ultra melódico marca de la casa. Pronto nos romperán los esquemas con el primero de los cuatro duetos que hay en el disco. En “Dangerous” Sharon den Adel une su voz a la de Howard Jones en lo que termina siendo el corte más heavy del disco, donde el batería Mike Coolen utiliza el doble bombo, algo poco habitual en WITHIN TEMPTATION. Nueva vuelta de tuerca de mano del que es uno de mis temas favoritos, y es que “And We Run” aporta frescura, pomposidad sinfónica a raudales en su estribillo y un juego de baterías inusual en el que se prescinde de los ritmos o éstos se basan en meros golpes de bombo/hi-hat o sutiles redobles de caja, amén de las partes hip-hop protagonizadas por Xzibit, que les han quedado la mar de originales (no perdáis detalle del adorno lírico que realiza Sharon por debajo mientras Xzibit está cantando). El coro, en cualquiera de sus tres variaciones rítmicas, es una maravilla donde voz se funde con los instrumentos de cuerda. “Paradise”, junto a Tara Turunen es un single de manual del que han rodado un videoclip y donde ambas divas estampan sus voces a la perfección. Este primer bloque se cierra con otro de los puntos álgidos. “Edge of the World” es delicada y hermosa a partes iguales, con sabor a new age  al comienzo y rock sinfónico hacia la mitad, cuando entran los instrumentos convencionales rubricando un magnífico final.

Es llegados a esta segunda mitad en la que, como reseñaba al comienzo de mi artículo, he tenido que hacer un mayor esfuerzo por ahondar en las canciones que la conforman. Me han gustado todas ellas, pero sí es cierto que nos encontramos ante composiciones menos directas que a una primera escucha pueden pasar más desapercibidas, aunque el afán ha dado sus frutos en el viaje revelador de “la cara B”. “Silver Moonlight” es otro tema muy heavy donde las guitarras y sus riffs dominan sobre una base de bajo y batería, incluyendo voces guturales realizadas por Robert Westerholt, como pequeño guiño a sus comienzos discográficos. En “Roses” encontramos de nuevo el riff como elemento conductor, aunque su estribillo se me antoja súper discotequero y es que si le hubieran añadido otro tipo de arreglos como hicieron con “Sinéad” hubiéramos tenido un digno sucesor de éste. “Dog Days” es otro guiño al pasado, aunque en esta ocasión a “The Silent Force”, su tercer disco, pues bien podría haber encajado dentro de la propuesta musical expuesta en él, con un coro 100% sinfónico. En las mismas tesituras se mueve “Tell Me Why” aunque más ampuloso y con un desarrollo compositivo complejo. La guinda del pastel nos la ofrece “The Whole World Is Watching”, el baladón que cierra el álbum, con un precioso dueto entre Sharon y David Pirner, tan hermosa que incluso a día de hoy, es mi preferida de las diez que conforman este “Hydra”.

Estamos pues, ante un nuevo paso al frente, tras el formidable “The Unforgiving”, aunque en esta ocasión no todo nos viene dado tan fácilmente. El combo holandés nos ofrece un primer bloque de temas directos, que a primera escucha aportan una genial perspectiva sonora, pero en su recta final nos obliga a poner más atención y desmenuzar poco a poco el universo musical imperante en un “Hydra” del que ya estoy deseando poder ver su gira de presentación.

Tracklist:

  1. Let Us Burn
  2. Dangerous (con Howard Jones)
  3. And We Run (con Xzibit)
  4. Paradise (What About Us?) (con Tarja)
  5. Edge Of The World
  6. Silver Moonlight
  7. Covered By Roses
  8. Dog Days
  9. Tell Me Why
  10. Whole World Is Watching (con Dave Pirner)
       Temas extra (edición digital):
  11. Radioactive (versión de IMAGINE DRAGONS)
  12. Summertime Sadness (versión de Lana del Ray)
  13. Let Her Go (versión de PASSENGER)
  14. Dirty Dancer (versión de Enrique Iglesias)
  15. And We Run – evolution track
  16. Silver Moonlight – evolution track
  17. Covered By Roses – evolution track
  18. Tell Me Why – evolution track
  19. Paradise (What About Us?) (vídeo con Tarja – exclusive par la edición especial de iTunes)

Crítica de J. José Jiménez de RafaBasa.com