Se llama Scar The Martyr y es de corte post-punk e industrial. El disco fue producido por Rhys Fulber (Fear Factory, Rob Zombie, etc.) y se publicará en otoño a través de Roadrunner Records. Joey Jordison se ocupó de la batería y del bajo, le ayudaron con el resto de instrumentos el ex teclista de Nine Inch Nails, Chris Vrenna, y el ex guitarra de Strapping Young Lad, Jed Simon, entre otros. Las voces corren a cargo de Henry Derek Bonner (Blood Promise).

Según Jordison, la semilla del disco yace en su banda madre…

“Empecé a trabajar en nuevo material de Slipknot cuando terminó la gira del disco ‘All Hope Is Gone’ y acabé teniendo tanto que tuve que parar porque todavía no ha llegado el momento adecuado. Así que algunas de las cosas empezaron a tomar un cariz distinto, ya que empecé a añadir elementos de post-punk e industrial, que siempre me han gustado, todo aliñado con guitarras superpotentes y brutales. Todo el proceso duró unos dos años y estoy deseando que la gente escuche el resultado”.