Estas fechas de finales de año son propicias para el lanzamiento de recopilatorios y directos, tanto en formato CD como DVD. En algunos casos parecen simples imposiciones contractuales de la compañía de turno, pero en esta ocasión creo que este «Skeletons & Majesties Live» de GAMMA RAY tiene bastante más sentido, además de un resultado final que me ha parecido realmente brillante y entretenido, algo que no me pasaba con un disco en vivo desde hace bastante tiempo.

Para empezar recoge uno de los últimos conciertos en los que participó el batería Dan Zimmermann, concretamente el que tuvo lugar en la localidad suiza de Pratteln el 29 de abril de 2011.También supone la oportunidad de poder disfrutar juntos de nuevo de Kai Hansen y Michael Kiske en una grabación oficial, tras la buena acogida de su proyecto UNISONIC, aunque sólo sea en tres temas.

Crítica de Mariano Palomo de RafaBasa.com

 

 

 

Aporta mucho al interés de este doble CD el hecho de que el set list sea bastante original reflejando lo que fue el EP de 2011 «Skeletons & Majesties» casi en su integridad, completándose con algunos temas poco habituales en el repertorio de la banda desde hace algún tiempo. Todos estos elementos presagiaban a priori un buen disco, pero luego hay que corroborarlo tras su escucha, algo que, al menos conmigo han conseguido, por su excelente producción, con una ejecución técnica, fresca, dinámica y divertida, además de una muy buena presentación con excelentes fotos y buena documentación.

Comienza el show tras la intro «Welcome» con una protocolaria presentación de los miembros del grupo que empiezan descargando con precisión la poderosa y misteriosa «Anywhere in the Galaxy», secundada por la rápida «Men, Martians and Machines» enganchando con sus buenos matices vocales y dejando constancia de su presencia en segundo plano el teclista Corvin Bahn, que sigue dejándose notar en la más original «The Spirit» más melódica con elementos acústicos.

Vuelve la velocidad momentáneamente con las guitarras de Kai y Henjo Richter tomando los mandos en la contundente «Wings of Destiny», para volver a decelerar con la suave «Farewell» en la que el piano de Corvin y la profunda voz de Hansen brillan sobre las sólidas líneas de bajo de Dirk Schlächter que sigue en primer plano dando soporte a la rotunda «Gamma Ray», la versión de Brith Control que aparecía en «Insanity and Genius» hace casi veinte años pero que siguen ejecutando tan frenética e histriónica como siempre, al igual que la divertida «Money» con la que es casi imposible sacar una sonrisa con su veloz ritmo cortado por intervenciones casi cómicas de coros y voz desparramando su estribillo.

Sin perder esa chispa y simpatía llegan a «Time To Break Free», primera en la que Kiske aporta su inmensa clase creando una gran melodía vocal dentro de un sonido happy pero más duro. Y para cerrar el primer CD nos dejan las versiones acústicas de «Rebellion in Dreamland» y «Send Me a Sign» muy bien interpretadas, más extensa y épica la primera, mientras que la segunda roza el burlesque por momentos con la engolada voz de Hansen y un piano curioso dentro de un ritmo muy animado rematando con un solo eléctrico más tímido que el original.

El segundo CD comienza también con una breve e inquisidora intro que enlaza con la speedica «Dethrone Tyranny» en la que las guitarras suenan realmente afiladas, como sucede en la más rítmica «Watcher in the Sky» que también pertenece a la discografía de IRON SAVIOR, para volver al happy más característico con «Hold Your Ground» con esos coros «jarreros» inconfundibles pero con una parte más seria y áspera que desaparece en la parte final volviendo al ambiente fiestero.

Reaparece Kiske con su profunda voz para marcarse un buen dueto rivalizando con el registro más agudo de Hansen en la inicialmente sentida y seria «A While In Dreamland» que acaba entre risas por algún que otro gambazo en la letra quedando bastante graciosa. Sigue la caña con la machacona «Rise», única que rescatan de su último larga duración «To The Metal» del que me da la impresión que no están muy satisfechos.

Se llega casi al final con la festiva «Brothers» transmitiendo buen rollo a través de su alegato sobre la hermandad rockera compartiéndola con el público alargándola con un buen solo de Henjo antes de los bises. Unos bises que se abren con la extensa y teatral «Insurrection» donde sus cambios de ritmo dejan un regusto progresivo mostrando cada uno de los músicos su buen nivel instrumental.

El cierre definitivo lo pone una alargada y divertida versión de la siempre ganadora «Future World» de HELLOWEEN con la inevitable presencia recordándonos a su mejor época de la voz de Kiske que vacila insertando un mínimo retazo de Elvis Presley, bromeando con Hansen a cerca de su edad, en fin pura fiesta quedando realmente bien para despedir este lanzamiento que muestra una vez más por qué GAMMA RAY es uno de los pocos grupos de Power Metal que todavía sigue interesándome.

Tracklist:

CD 1:

  1. Welcome
  2. Anywhere in the Galaxy
  3. Men, Martians and Machines
  4. The Spirit
  5. Wings of Destiny
  6. Farewell
  7. Gamma Ray (Birth Control cover)
  8. Money
  9. Time to Break Free (M. Kiske)
  10. Rebellion in Dreamland (Acoustic)
  11. Send Me a Sign (Acoustic)

CD2:

  1. Induction
  2. Dethrone Tyranny
  3. Watcher in the Sky
  4. Hold Your Ground
  5. A While in Dreamland (Michael Kiske)
  6. Rise
  7. Brothers
  8. Insurrection
  9. Future World (Helloween cover) (Michael Kiske)

Crítica de Mariano Palomo de RafaBasa.com

Artículos Relacionados