Hay bandas que desafían décadas, que son garantía de calidad y que tienen una credibilidad que sólo los que siempre hicieron las cosas bien tienen. NAPALM DEATH están entre los elegidos. Ya no sólo por ser símbolo de un sonido, de una forma de vida, sino porque parece que desde siempre han estado ahí, siempre al pie del cañón denunciando y berreando desde tiempos inmemoriales una alternativa musical y social, cumpliendo las expectativas y destrozando cuellos y tímpanos cuando se trata del directo. La banda de Shane Embury es patrimonio de nuestra música, y es por eso que cada vez que les tenemos de gira da igual el día que toquen, da igual el lugar. Nunca defraudan, y con esas fuimos el pasado Lunes a disfrutar una vez más de su presencia, esta vez en una reducida sala Ritmo & Compás que a pesar del día, registró un lleno absoluto.

Crónica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

Completaban el cartel dos muy buenas bandas del ‘underground’ madrileño como HINDRANCE y TEETHING, y esto es algo que me gustaría resaltar. Muchos grupos grandes se jactan de apoyar el mercado independiente, de reivindicar sus orígenes del modo más hipócrita mientras hacen giras acompañándose de bandas consagradas que no dejan espacio para grupos a nivel local, que se tienen que buscar la vida por otro lado. NAPALM DEATH en cambio se enorgullecen de apoyar la música desde su base y así lo demuestran, no limitándose a recordar que ellos, hace 33 años, eran un grupillo de anarco-punk como tantos otros ahora.

Tanto HINDRANCE como TEETHING dieron un soberano recital, dejando el pabellón en su sitio. Los primeros llevan ya la tira demostrando de qué pasta están hechos, y los segundos fueron más sorpresa, ya que muchos todavía no habíamos tenido ocasión de verles en directo por su juventud como formación. Ambos gustaron, HINDRANCE como siempre por su ‘slamming death/ grind’ ‘old-school’ con Felipe al frente, muy apoyados por su gente, y TEETHING por la mala leche que demostraron a modo de reivindicación, con un estilo algo más contemporáneo mezclando el ‘death’ y el ‘grind’ con algo de ‘crust’ en la línea de bandas a lo TRAP THEM o VICTIMS aquí en Europa, por citar algunos. Ambos conciertos duraron entorno a los 30/ 40 minutos, y en ambos la sala ya registraba una entrada más que aceptable para que sobre las 22h NAPALM DEATH salieran a hacer lo suyo, y así fue.

Los de Birmingham salían del modo más mundano, incluso Shane salía antes a configurar su ampli para que todo sonase a la perfección. No van de estrellas, y eso es algo que la gente valora mucho de esta gente. Por otro lado, era obvio que «Utilitarian» sería muy protagonista en toda su gira de presentación, y así nos lo hicieron saber los ingleses desde el primer momento con los tres primeros cortes de su último trabajo del tirón. Lo cierto es que personalmente no me importó lo más mínimo, ya que estoy convencido de que estamos ante el mejor disco de ND en muchos años, y así lo entendió también el resto de su público, que abarrotaba la sala y empezaba a calentarse gracias al tremendo sonido y el magnetismo del grupazo que teníamos enfrente.

Fue lo de siempre, ese cocktail explosivo de ver a NAPALM DEATH en una sala pequeña, llena hasta la bandera, con un sonido destructivo y un repertorio complacente hasta cierto punto lo que hizo que la noche fuese tan especial. Todos y cada uno de ellos se dejaron la vida sobre el escenario, y es que aunque suene a tópico, no entiendo cómo los años no parecen hacer mella en gente como «Barney» Greenway, perdiendo la cabeza en cada actuación y transmitiendo la más absoluta locura en cada tema. Detallazo por cierto el hablar más en castellano que en inglés, por cierto…

Como digo, «Utilitarian» fue muy protagonista, pero también se dejaron notar y mucho temas de sus 2 primeros discos, que la gente además pedía incesante. Entre las habituales, «Scum» fue de lo más aplaudido junto a «You Suffer» (cómo no) y «Suffer The Children», tema que sirvió para bajar un poco el ritmo. No estaría mal escuchar algún que otro tema de aquel «Harmony Corruption» que supuso el cambio musical, al menos por un tiempo…

Aun así, su concierto fue de menos a más y es que si al principio hubo demasiado parón entre temas, con un Mark Greenway muy parlanchín (en contraste con sus temas cortos), despúes fueron cayendo irremisiblemente hasta que sobre «Nazi Punks Fuck Off» la locura estaba absolutamente desatada.

Otra noche para enmarcar de esta seminal banda, que ha conseguido traspasar las barreras del tiempo y envejecer de un modo más que digno. El Lunes en Madrid, nos dieron una pequeña muestra de por qué son únicos, de por qué merecen tanto crédito más allá de hacer sido propulsores definitivos de un sonido que ellos mismos apadrinaron, y que hoy es el estilo de vida de mucha gente. Imprescindibles.

Setlist NAPALM DEATH:

  1. Circumspect
  2. Errors in the Signals
  3. Everyday Pox
  4. Can’t Play, Won’t Pay
  5. Protection Racket
  6. Silence Is Deafening
  7. The Wolf I Feed
  8. Mass Appeal Madness
  9. Practice What You Preach
  10. Lucid Fairytale
  11. Continuing War on Stupidity
  12. Dead
  13. Deceiver
  14. On the Brink of Extinction
  15. Unchallenged Hate
  16. Nom de Guerre
  17. Suffer the Children
  18. If the Truth Be Known
  19. Nazi Punks Fuck Off
  20. Scum
  21. Life?
  22. The Kill
  23. You Suffer
  24. Siege of Power

Crónica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com