Duff McKagan (Velvet Revolver, Loaded, ex Guns And Roses) ha sido intervenido quirúrgicamente debido a una perforación que han encontrado en el cartílago de su tabique nasal, como consecuencia de su excesivo consumo de cocaína en el pasado.

Hoy en día, McKagan está “limpio”. Según afirmó él mismo en una entrevista realizada en 2004, hace años “bebía más de tres litros de vodka al día, tomaba cocaína, cualquier pastilla que cayera en mis manos, heroína. Y el 10 de mayo de 1994 mi páncreas explotó. El dolor era como en las películas bélicas, cuando dicen: ´Mátame. Acaba con este infierno.´ Salí del hospital y empecé a montar en bicicleta de montaña. […] Actualmente, practico kickboxing y hago ejercicios de pesas seis días a la semana…soy una persona de extremos.»

Desde entonces, McKagan únicamente tuvo una recaída en las pastillas en el año 2005, cuando le recetaron Xanax debido a los ataques de pánico que sufría por aquella época. El músico norteamericano se volvió un adicto a estas píldoras, llegando a tomar 22 en sólo nueve días.

Artículos Relacionados