Como una de las bandas más influyentes del thrash metal germánico y por extensión europeo, cada nuevo lanzamiento de SODOM siempre será de extremada relevancia para un género en el que poco a poco se va produciendo el relevo generacional, pues a pesar del estado de forma en el que se encuentren en la actualidad, la banda de Tom ‘Angelripper’ sigue estando en el punto de mira de muchísima gente y seguirá siendo toda una referencia para cientos de bandas inspiradas por su particular visión del thrash metal…

Puntuación: 5,5/10
Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

…esa de sonido sucio, rápido y oscuro que sobre todo nos mostraban en sus primeros años y que después fueron puliendo sin perder su identidad y distinción con respecto del resto de bandas, con trabajos mejores y peores, pero siempre desde un trono que, a pesar de discos como su nuevo «In War And Pieces», nadie les arrebatará.

Para mí, el último gran disco de SODOM fue sin lugar a dudas «M-16», y aunque suene quizás algo pesimista, no creo realmente que vuelvan a editar un trabajo tan bueno como aquel en los tiempos que corren ni, menos todavía, algo como «Persecution Mania» o «Agent Orange». Sencillamente, después de masticar muy mucho su nuevo trabajo en estudio, es bastante evidente que SODOM están en la cuesta debajo de su carrera compositivamente hablando, que su brillantez se va apagando poco a poco desde primeros del s. XXI, y que cada vez va costando más engancharse a uno de sus discos desde entonces, dando la sensación por momentos de una falta de creatividad alarmante que hace que la monotonía campe a sus anchas por sus temas y que por momentos parezcan una mala copia de sí mismos.

Esas son las primeras sensaciones que se me vienen a la mente para introducir el decimotercer LP de SODOM, una banda a la que quizás en la actualidad le pesa demasiado su legado y a la que cada vez le va costando más hacer temas como los de antes, temas de thrash puro y duro sea más o menos rápido, de los que no se gastaban nunca, de los que transmitían esa fuerza y personalidad del thrash hecho en Europa… Así, si su disco homónimo ya sembró la controversia (a mi fue un trabajo que me gustó razonablemente y en el que encontré muchos de los elementos que hicieron grande al «M-16»), creo que este nuevo «In War And Pieces» es objetivamente bastante más flojo que su predecesor, y que no tiene absolutamente nada que ofrecer de nuevo con respecto a ninguna de sus épocas. Es un trabajo que suena a SODOM, sí, pero a la más pobre de sus versiones. Como en sus últimos discos, es un disco en el que predominan los medios tiempos, pero ese no es el problema, el problema es que al contrario que en temas de ese corte como «Napalm In The Morning», «Wanted Dead», «City Of God», «The Saw Is The Law», «Remember The Fallen» y tantísimos otros de ahora y de siempre que han compuesto SODOM en esa línea, aquí la fuerza e imaginación brilla por su ausencia. Sin embargo, cabe añadir que no son temas que te hagan apagar el equipo de música ipsofacto, sino que en su inmensa mayoría son temas más bien insulsos, casi todos al borde de la mediocridad, y eso es, desde mi punto de vista, lo peor que le puede suceder a una banda, y más de thrash metal.

Hasta en la producción diría que este «In War And Pieces» ha empeorado con respecto de sus dos predecesores con un sonido que llena mucho menos, que no te mata, por así decirlo especialmente en la batería de Bobby, aunque incluso las guitarras, y sobre todo los solos de Bernemann se aprecia una falta de atino sinceramente preocupante, ya no para ahora, sino sobre todo para lo que queda por venir. Por destacar algún tema que se salva de la quema, me ha gustado después de unas cuantas escuchas el corte homónimo «In War And Pieces» o «Through Toxic Veins», que tampoco es que sean ninguna maravilla de temas, ni mucho menos, aunque sobre todo diría que «Knarrenheinz» es el verdadero punto fuerte del disco, y uno de los pocos oasis donde vamos a encontrar la mala leche y agresividad primitiva que siempre han estado asociados a SODOM y que cada vez lo están menos.

En definitiva, un disco con algún que otro tema digno de mención, pero sobre todo con muchísimo de relleno y muchísima monotonía y falta de isnpiración, temas que no enganchan y que pasan totalmente desapercibidos, como en una constante sensación de impotencia, como si puedieran llegar a algo y al final se quedasen en nada. Sólo espero que este haya sido un traspiés y que, como mínimo, sigamos disfrutando de discos como «Code Red» o «Sodom» durante algunos años más, porque sinceramente esperar más sería un poco atrevido…

Lista de temas:

  1. In War and Pieces
  2. Hellfire
  3. Through Toxic Veins
  4. Nothing Counts More Than Blood
  5. Storm Raging Up
  6. Feigned Death Throes
  7. Soul Contraband
  8. God Bless You
  9. The Art of Killing Poetry
  10. Knarrenheinz
  11. Styptic Parasite

Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

Artículos Relacionados