Una noche para el recuerdo es la que propusieron tres bandas de altura durante la presentación del recién estrenado “Clockwork” de los Angelus Apatrida, en la madrileña sala Heineken, coincidiendo también con la primera vez que los jóvenes thrashers Crysys pisaban la capital española, acompañados perfectamente por The Eyes, que si bien en un primer momento no pegaban para nada en el cartel, finalicé el concierto metaleando como el que más con ellos.

Crónica de Javier Fraile de MetalCry.com

 

A mi forma de ver el concierto y pese a ser jueves, creo que era una apuesta totalmente segura traer a una sala de este calibre estas tres bandas, de hecho finalmente hasta las bandas quedaron sorprendidas por el rendimiento del concierto, ya que ni ellos se esperaban tan buena acogida; teniendo en cuenta que los máximos exponentes de la noche era la primera vez que pisaban la sala como cabeza de cartel (recordemos aquella gira de Centinela en 2008).

 

CRYSYS

La apertura de puertas se retrasó brevemente de lo estipulado, aunque no vino a ser motivo para que los catalanes Crysys, se plantaran en escena con un sonido que no les acompañó en ningún momento, ya que estaba seguramente preparado para una mayor afluencia de la que gozaron los jóvenes thrashers.

Sea como fuere, a las ocho y cuarto de la noche comenzó a sonar una introducción que si no recuerdo mal rápidamente asocié a la banda sonora de Conan el Bárbaro, tras la que al dar las buenas noches a la peña salió una enfurecida formación para interpretar el “Internal Pollution” que abre su “Demonsthrashion”, pudiendo ver una poderosa pegada a la batería de Javi y una actitud sorprendente sobre la escena por parte de toda la banda como una unidad bien consolidada. Sobre todo remarcada por el perfectamente llevado papel de Juli a las voces y riendas de la banda.

Tras un breve inciso, nos presentarían el single que elaboraran el año pasado llamado “Spawn” que supuso un frenesí de principio a fin, en el que la gente no cesaba de metalear entre los potentes rifs de guitarra y el movimiento que ellos mismos proponían desde la escena.

Con solo dos temas, me quedaba suficientemente claro lo mucho que la banda tiene por decir, solamente les faltaba una puntilla que difícilmente se consigue intercalando un tema nuevo, pero a pesar de eso con dos narices nos decían que el “Ultra Thrash”, que sonaría a continuación satisfactoriamente, será el corte que abra el primer disco de la banda que han empezado a grabar este lunes 15 de noviembre.

La calidad de la banda estaba ya totalmente demostrada, habiendo gastado únicamente tres cartuchos de su arsenal, y como para prenda un botón no dudaron en seguir “machacándonos” con “Holy Punishment” y un pequeño “Wall of Death” (bastante socorrido en estas ocasiones), que comenzaría su “Dead By a Fistfuck” con el que despidieron su paso por la capital.

Cinco temas con una duración menos de la media hora fueron suficiente, para que la banda se establezca como un gran elemento a tener en cuenta a la hora de hablar del thrash metal actual español, mucha energía, rabia y buen hacer por parte de una peña que sabe perfectamente lo que quiere contarnos y la manera de pasárselo bien haciéndolo.

THE EYES

Mientras que mascullábamos los entresijos del corto pero intenso concierto, las tablas se preparaban para la llegada de los también catalanes The Eyes; una banda practicante de un death metal a machete, que rápidamente se adueñó de las tablas con una puesta en escena bastante correcta en la que todos los músicos recorrían dos plataformas que los alzaban delante del público para poder verlos mejor.

A las nueve en punto salió una formación, que este año ha disfrutado de una posición privilegiada participando en festivales como el Viñarock o Sonisphere, con una seguridad pasmosa si nos damos cuenta de que la mayoría de los allí presentes habíamos ido a disfrutar una noche de thrash metal.

Pese a que no puedo profundizar demasiado en lo que a la banda se refiere puesto que no tengo trillada a la banda para nada y era la primera vez que los veía, puedo decir que nos ofrecieron un show bastante sólido desde el primero momento; una de las primeras canciones que bastante disfruté sería “Soul´s Whisper”, perteneciente a su último trabajo, tras la cual propusieron el segundo “Wall of Death” de la noche.

Recuerdo perfectamente, como en torno al medio concierto, introdujeron un tema de carácter mucho más progresivo titulado “Wake Up Steel” del que luego descubriría, que se trata del nuevo single que acaban de sacar hace poco más de un mes.

En general estaba siendo un buen concierto, lleno de velocidad y con unos coros líricos que no terminaban de aportar lo necesario a las composiciones, pero que desde luego si hacían lo suyo…

Por otro lado me gusto mucho la actitud del líder de la formación, que puso toda la carne en el asador con unos potentes guturales de principio a fin, sobre todo hacia el final del concierto, donde hasta se atrevió a incitar al mosh al personal, tirándose al público mientras desarrollaban su “Crucified Lie”.

ANGELUS APATRIDA

El hecho de que los Angelus Apatrida sean actualmente uno de los máximos estandartes en lo que al metal extremo patrio se refiere, está más que contrastado, de hecho solamente hizo falta ver la acogida que tuvo la banda nada más aparecer en tablas para ultimar los pequeños detalles antes del espectáculo que terminarían dando.

A las diez de la noche aparecieron en tablas los de Albacete con la introducción del “Clockwork” titulada “The Manhattan Project” mientras el público les vitoreaba, uniendo rápidamente la canción con el poderoso “Blast Off” que “inaugura” propiamente dicho el último trabajo de los manchegos.

Lo cierto es que habíamos visto a la banda exactamente un mes antes en el festival vallisoletano Atalaya Rock, con perfecto resultado y dado que se trata de una fecha más de gira esperaba que desarrollaran un concierto igual al vivido en el susodicho festival (más largo obviamente), tal y como finalmente harían con una ejecución si cabe mejor al ver la impresionante acogida del público madrileño.

Como esperaba, al tema del que acabamos de comentar se le uniría “Of Men and Tyrants” y “Free Your Soul”, teniendo en cuenta la magnifica actitud que muestran en directo los hermanos Izquierdo, Víctor en su pedestal y David. Queda bastante claro el motivo de su reciente fichaje por el sello internacional Century Media, que les acaba de catapultar a un estado perfecto para desarrollar una mayor demolición haya donde se propongan llevar su música.

El siguiente tema en ser presentado sería el homónimo al reciente plástico, titulado “Clockwork”, tras lo que un Polaco eufórico, nos comentó que fue en esa misma sala comenzó la nueva etapa de lo que actualmente conocemos bajo el nombre de Angelus Apartida; un concierto con sus paisanos Centinela, allá por Marzo del 2008 fue suficiente para que un responsable de la Century Media les echara el ojo y se pusiera en contacto con ellos para llevarlos a donde se encuentran a día de hoy.

Acto seguido incorporarían a su directo dos temas llenos de gancho como son el “Corruption” por supuesto dedicado al mundo político y ese “Fuck You” coreado por todo el público.

A grito de cuidado con los zombies meterían en el directo ese “Devil Take The Hindmost”, perfectamente unida con un tema nuevo que han dedicado a los toreros, para dejar bien claro que eso por mucha historia de España a la que se refiera y muchas tonterías, no deja de ser maltrato animal como buenamente viene diciendo ese “Nacional Disgrace”.

Como es de bien nacidos el ser agradecidos, antes de seguir sometiéndonos a su descarga, Polaco dio al gracias a Crysys y The Eyes por haberles acompañado en esa perfecta noche, tras lo que “The Misanthropist” sirvió de puente para que un soberbio “Give ´Em War” terminara por poner las cartas sobre la mesa.

Como muchos sabréis, una de las bandas favoritas de los albaceteños son los Iron Maiden tal y como dejaba ver Jose en una camiseta que seguramente ya tenga sus añitos, y de esta manera ha sido como en su tercer trabajo han incorporado un corte versión de sus ídolos, que no dudaron en dedicar a los amantes del heavy de corte más clásico; “Be Quick or Be Dead” resulta perfecto en el directo, salvo por la agresividad que el vocalista confiere con sus registros y la caña que el dan con todos los instrumentos en general.

De pesada carga emocional, por aquello de que se acaben las guerras de una puta vez, aparecería “One Side One War” y rápidamente unido al mismo, “In the Heart Of Nations” bastante bien elaborado al igual que el resto de cortes del bolo.

Uno de los temas que más me llamó la atención la anterior vez que los vi, sería el “Legally Brainwashed” dedicado al Papa y al sistema clerical en general, y es que realmente la convicción que tienen en lo que están haciendo-diciendo, hacen que el corte se sobredimensione perfectamente creando una sensación espectacular en todos los ámbitos.

Se produjo un pequeño inciso en el concierto, en el que los músicos salieron de escena y la gente se quedó un poco pillada pese a que ya habíamos disfrutado bastante de esa noche; yo particularmente sabía que aun quedaba concierto pero hubo quien nos e dio cuenta y comenzó a marcharse hasta que la introducción del primer trabajo de los albaceteños comenzó a sonar (“Overture: The Dictate”), tras lo que siempre incorporan el poderoso “Versus The World” que volvió a ser para mí uno de los máximos referentes del concierto.

Tras esto un impresionante “Vomitive” fue seguido con ganas por todo el público, hasta que nos dejaron el último tema diciendo que representa la música que aman; “Thrash Attack”, fue también de lo mejor de la actuación incitando al círculo en todo momento y parando la canción para jalear al personal en torno al final de la misma.

Ni que decir tiene a estas alturas si habéis leído con atención, que fue un concierto sobresaliente por parte de los manchegos, los cuales están rindiendo a un nivel tremendamente alto con sus tres trabajos de estudio bajo el brazo, a los que le están sacando un partido brutal.

Para acabar la noche, solamente restaba dar la enhorabuena a la banda y como no las gracias a Busi por habernos facilitado el material de Crysys para la elaboración de nuestra “A Lesson in Thrash Night” que celebráramos en enero en el argüellano pub Tyrant.

Me gustaría dar las gracias para terminar a Paco de Century Media por todas las facilidades aportadas al medio.

Crónica de Javier Fraile de MetalCry.com