Héroes del Silencio ya tienen su calle. En Zaragoza, la ciudad que les vio nacer, la ley de la reforma histórica ha llevado a renombrar la calle Comandante Santa Pau, que ha pasado a llamarse Héroes del Silencio -una deuda de la ciudad desde hace bastantes años.

 

En la céntrica calle se ubicaba la sala En Bruto, gestionada por el actual manager de Bunbury y artífice de la gira de regreso de los Héroes del Silencio en el 2007. Una sala clave en la trayectoria de Héroes, pues fue en una actuación en ese pequeño local donde firmaron su contrato con EMI, tras su etapa más modesta. Tras haber escuchado la maqueta de La Última Daga, Gustavo Montesanos -guitarrista de los extinguidos Olé Olé y asesor de EMI- acudió a su concierto el 10 de Enero de 1987 y confirmó el talento de los maños, firmando su contrato.

Artículos Relacionados