Nada más y nada menos que desde 2003 estábamos todos los fans de la veterana banda de Entrevías esperando nuevo material en estudio de OBÚS. Pues bien, por fin tenemos aquí este «Cállate» (que obviamente a ningún heavy de pro se le escapa la coincidencia casual o no con su temazo del primer disco, hace ya casi 30 años). Es cierto que desde entonces, de 2003 me refiero, la banda ha pasado por subidas y bajadas de todos los colores, con los cambios de miembros correspondientes (a estas alturas ya hace tiempo que los originales Juan Luis Serrano y Fernando Sánchez se bajaron del carro, cada uno por diversas causas), períodos de estar algo desaparecidos o incluso en peor forma de la que se le presupone a una formación tan legendaria, aunque afortunadamente hace ya dos o tres años que el grupo está de nuevo exultante, ofreciendo directos más que rotundos y con un Paquito Laguna y sobre todo Fortu ofreciendo su mejor cara y contribuyendo al 100% a que a estas alturas siga estallando el Obús con toda la coherencia, caña y clase del mundo.

Pues bien, toda esta palabrería me llevan a donde quería llegar: que esta excelente forma actual de la banda y frescura se tenía que notar en el nuevo trabajo. De hecho, los que hayáis visto a la banda en directo últimamente habréis podido constatar que vuelven a sonar como un cañón y a ofrecer unos conciertos espectaculares mostrando esa macarrería, elegancia a su estilo y rollo callejero que sólo puede tener un grupo como OBÚS. Y es que siempre he dicho que cuando Fortu está bien, centrado y con ganas OBÚS funciona a la perfección… y últimamente está que se sale.

Por tanto, reitero que todo esto se tenía que reflejar en el nuevo trabajo como efectivamente ocurre al 100%. Por otro lado, está claro que la magia y rotundidad de los tres o cuatro primeros trabajos de la banda (a la par que ese mítico directo doble del 87, uno de los mejores de nuestra historia) es difícil que se siga reproduciendo al 100% a estas alturas, entre otras cosas porque los tiempos y las circunstancias han cambiado mucho, pero como fan de la banda desde siempre me siento muy orgulloso de pinchar el disco y escuchar un tema como «Corre mamón», puro OBÚS de toda la vida, gamberro, jebi y barriobajero, marcando territorio desde el principio… Lo que quiero decir es que es un lujo que sea OBÚS al 100%, con su personalidad, sonido y rollo intacto, incluso con varios temas que ya digo que podrían aparecer perfectamente en cualquiera de sus discos más míticos sin desentonar en absoluto con sus clásicos.

Comentar al respecto que «Cállate» mira mucho a su lado más hardroquero, muy clásico y personal, por supuesto, pero quizás es más roquero que heavymetalero al 100%. Eso sí, me refiero a rock en la onda de «Prepárate» y «Poderoso como el trueno» (con las salvedades obvias, claro) más que en la onda de su «Otra vez en la ruta» que cerró el período clásico de la banda en el 90, un trabajo cuanto menos curioso e interesante pero que quizás sea el que más se sale de su estilo de siempre. Además, estamos ante un disco corto, «sencillo», muy directo y que nadie que conozca a OBÚS puede decir que no suene a ellos, pues en letra y música ya digo que no engaña a nadie. Y es que los grupos tienen que hacer lo que mejor saben hacer y Paco y Fortu son conscientes de que meterse en camisas de once varas nunca funciona y es que no hay nada mejor que hacer un disco que te guste a tí el primero para convencer al resto.

Eso sí, seguro que siempre saldrá alguien que diga que no hay temas supercomplejos o que Paco no toca como Yngwie Malmsteen, por ejemplo (y eso que el estilo de Paquito es totalmente reconocible y particular desde la primera nota, una de las bases más rotundas de OBÚS le pese a quien le pese, y sólo por eso merece todos los reconocimientos del mundo… Pues bien, vale, la perra gorda para tí, colega, pero a quien le guste OBÚS le va a encantar el disco, de eso estoy seguro. Y es algo que con «Desde el fondo del abismo» no podía decir lo mismo, un trabajo de reunión interesante pero a la vez con un sonido muy modernizado y pesado, o incluso con «Segundos fuera», que personalmente me gustó mucho pero creo que «Cállate» es aún más OBÚS, mas jebi (con J y con B, por supuesto), más callejero y más directo… además, con temas que funcionarán muy bien en la carretera.

Por cierto, comentar que el disco suena de lujo, y por tanto hay que darle una gran enhorabuena a Fernando Montesinos, productor del disco, además de nuevo bajista (una vez que el gran Pepe Bao ha vuelto con sus O’FUNKILLO). Y es que lo pinchas y ya digo que suena muy directo, muy crudo, poderoso como el trueno pero a la vez con el encanto y melodía (cuando es necesario) de los trabajos bien hechos. A nivel instrumental, además del rollo tan particular de Paco Laguna que decía antes (que cumple al 100% con el refrán de «menos es más», sin salirse de su papel pero tocando de lujo sin salirse nunca del papel de «guitarrista de OBÚS«, con todo lo que ello conlleva), tengo que destacar el buen trabajo del batería Carlos, muy potente y que sobre todo en directo le ha dado una impresionante potencia al grupo (y eso que el toque clásico de Fernando es inimitable, por mucho que Carlos le pegue más fuerte). Y una vez más me quito el sombrero ante la voz e interpretación del gran Fortu, del que se podrán decir muchas cosas, desde que es un hortera (lo digo en el mejor sentido, que nadie me malinterprete) o que tiene un estilo sui generis cuanto menos particular que gustará más o menos (a mí personalmente siempre me ha encantado, desde que era un crío, y es que en directo hay que ser el más gamberro, vacilón y «personaje» porque si no, ¿para qué te subes a un escenario?), hasta que es uno de nuestros mejores, si no el mejor, vocalista y frontmen de heavy metal, pero cuando está bien y él mismo quiere y se lo curra, no tiene rival… y en el disco vuelve a ser ¡el que más!… Está perfecto desde la voz más macarruza hasta el punto más cariñoso, como a él le gusta, en algunos temas como en «Mintió» o «Hermano americano».

El álbum es bastante corto, como decía, unos 40 minutos pero tiene mucho encanto, con «sólo» 12 temas pero que te deja con ganas de más, de volver a pinchar otra vez el álbum y seguir sintiendo que el rock es diversión (sin olvidarnos de tirar un poco con bala siempre en las letras, por supuesto ¿que somos heavies o los putos Pecos?). También hay que decir que, puestos a elegir, me quedo sin duda con «la cara A», si me permitís la analogía «vinilera/casettera» de los viejos tiempos, porque aunque en la última parte del disco hay buenos temas, sí creo que baja un punto el nivel con respecto a los 4 o 5 primeros cañonazos. Bueno, y que no se me olvide hablar de la «marcianada» del disco, el experimento de turno que personalmente no me convence, pero que hay que reconocer que no les ha quedado mal (fuera de gustos de cada uno). Estoy hablando del dúo con el grupo de rap DUO KIE en el tema «Mal rollo», que bueno, ya sabéis que a Fortu le gusta probar cosas diferentes de vez en cuando y en este caso el experimento está ahí en un tema que, creo que quedaría mejor sin las voces rapeadas, pero que al menos no da vergüenza ajena como cuando por ejemplo aparece Slash tocando con Marta Sánchez y experimentos «roqueros» similares que nos quieren colar de vez en cuando las multinacionales de turno. También es verdad es que cuando AEROSMITH hicieron con RUM DMC el «Walk This Way» a todo el mundo le encantó, y claro, AEROSMITH son norteamericanos y se les respeta todo

Y nada, ya decía que el disco empieza «a saco» con un «Corre mamón» que estoy seguro que se quedará en el set list del grupo durante mucho tiempo: gamberra, barriobajera y rotunda, con un estribillo y riff de los que se te meten en la cabeza y no te sueltan. «Mi amigo el diablo» es muy roquera y atractiva, en el rollo de los temas de «Segundos fuera», por ejemplo. El single «Cállate» reconozco que no me entró demasiado la primera vez pero a la segunda o tercera vez que la escuchas te atrapa, un tema roquero y «simple» pero que se te queda al 100%, y que sin ser un cañonazo como por ejemplo puede ser el «Que te jodan», sí tiene ese rollo de clásico de OBÚS desde que comienza… Dedicado al «Tío Luis» nos ofrecen la macarruza y vacilona «Él es rock n’roll», muy directa y con letra en claro homenaje a su bajista original Juan Luis Serrano (que ha pasado por momentos malos en los últimos tiempos), además es en el tema en el que colabora Carlos Tarque de M-Clan, retomando ese tono roquero que ya es difícil escuchar en la banda murciana… un tema con el que en directo estoy seguro que Fortu dará mucho juego…

Como en todo disco de OBÚS, (y es que si no, no sería OBÚS), siempre hay algún tema más flojo y en este caso es «Ya le estás dando» el que me parece prescindible, una canción más sosa y rarita, incluso con deje funkie/moderno, que me ha dejado muy frío. Recuperamos el buen tono con «Lobos salvajes», más ruda y rotunda, reivindicativa («vivir sin raíces, vivir siempre libres») y más heavy, con una excelente guitarra de Paco como base. «Mintió» es un tema 100% Fortu, un medio tiempo/balada de corte muy bluesy y con la voz del «jefe» más sentida y cariñosa. «Es lo que hay» retoma el toque más roquero y sencillo, pero pegadizo, en una onda que me recuerda al «Dejarse la piel» e incluso «Otra vez en la ruta», con excelente estribillo aunque quizás le falte un punto de fuerza. «Un reflejo en el cristal» es otro tema roquero pero más melódico, entrañable y que seguro que funciona muy bien en directo.

La polémica aparece en «Mal rollo», que comentaba antes, y de la que me quedo con la curiosidad, la letra protestona y las guapas guitarras muy clásicas. «Último destino» es un corte bastante curioso, pesado y hardroquero a un tiempo, con estribillo acústico en contraste con el punto más rítmico y rotundo de la base del tema. Para terminar, «Hermano americano» es un himno total dedicado al público latinoamericano que siempre ha estado con ellos, una canción muy comercial y atractiva (quizás algo suave si acaso) pero que seguro que funciona muy bien.

Pues nada, esto es lo que tenemos entre manos, una continuación muy digna del legado de una de las bandas más grandes de nuestra historia y que afortunadamente miran al futuro de frente con la seguridad y la sabiduría del que sabe que aún está en perfectas condiciones para competir con quien sea. Por «protestar» un poco, quizás los viejos fans puedan echar en falta en algún momento ese punto netamente heavy marca de la casa de temas como «Pesadilla nuclear», «Juego sucio» o «Yo sólo lo hago en mi moto», pero aparte de esto, ya digo que con «Cállate» superan de sobra las expectativas y se queda desde ya como uno de los mejores discos de toda la discografía de OBÚS. Pero vamos, que yo ya estoy deseando escuchar los nuevos temas en directo junto a sus himnos de toda la vida, y que Fortu, Paquito y compañía nos la vuelvan «a poner morcillona» desde su sitio natural que es el escenario… Buen disco, ¡enhorabuena, chicos!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Listado de temas:

 

  1. Corre Mamón
  2. Mi amigo el diablo
  3. Cállate!
  4. Él Es Rock & Roll
  5. Ya Le Estás Dando
  6. Lobos Salvajes
  7. Mintió
  8. Es Lo Que Hay
  9. Un Reflejo En El Cristal
  10. Mal Rollo
  11. Último Destino
  12. Hermano Americano

Artículos Relacionados