Los cuatro jinetes del apocalipsis, también conocidos como METALLICA, interpretan desde sus residencias una versión descafeinada de ‘Blackened’ y dejan el siguiente mensaje: 

“Aquí hay algo que elaboramos en los últimos días. Espero que estén todos sanos y salvos. Que tengan un gran fin de semana”.

Te imaginas un concierto de una de las bandas con mayor poder de convocatoria del mundo en una sala con capacidad para tan solamente 850 espectadores?

Pues eso es precisamente lo que hizo Metallica cuando actuó el 18 de noviembre de 2016 en House of Vans London, con doble motivo de fiesta además: el lanzamiento de ‘Hardwired… to Self-Destruct’ ese mismo día y la casualidad de la coincidencia con el 54º cumpleaños de Kirk Hammett.

El show de Londres –que se retransmitió en directo en YouTube– duró algo más de hora y tres cuartos, y este fue el repertorio:

Breadfan (versión de Budgie)
The Four Horsemen
Battery
Sab But True
Solo de guitarra de Kirk (incluyendo el riff de “Prowler” de Maiden)
Fade to Black
Atlas, Rise!
Harvester of Sorrow
Moth into Flame
Solo de bajo de Robert
One
Master of Puppets
For Whom the Bell Tolls
Enter Sandman
Whiskey in the Jar (versión del tradicional irlandés)
Hardwired
Seek & Destroy

Se trata de la séptima entrega de los llamados #MetallicaMondays con los que la banda está recaudando fondos para su fundación benéfica All Within My Hands.

Artículos Relacionados