Antes de entrar en harina con la crónica musical permitidme tomarme unas líneas para hacer una reflexión sobre el momento actual de los macroconciertos de rock y sobre este concierto en cuestión.

Los tiempos cambian, eso ha sido y será así siempre y también han cambiado los conciertos de las grandes bandas como METALLICA, ¿para mejor o para peor? Que cada uno saque su conclusión.

Hace ya un tiempo que las grandes bandas como METALLICA se han convertido que una gran empresa y por ende en una máquina de hacer de dinero donde los beneficios premian. El viernes en Valdebebas vimos esa máquina de marketing funcionando a todo esplendor, entradas de todos los precios, ninguna barata, y donde cada uno decidía a golpe de tarjeta como vivir la experiencia. A priori que haya variedad de ofertas no parece algo malo, el público es libre para elegir, pero el problema de todo esto es que se crean fans de primera y de segunda en función de su poder adquisitivo y esto provoca que entre el público, y sobre todo en las ubicaciones mas caras, pueda verse todo tipo de gente que mucho distan de los “jevis de toda la vida” que hace años podían verse por doquier en las primeras filas de los conciertos.

Ahora esas primeras filas están copadas de un público que se ve a leguas que no son asistentes habituales de este tipo de eventos y que, móvil en mano, buscan la gloria en redes sociales mas pendientes de compartir su experiencia que de disfrutarla. Y a los “jevis de toda la vida” ahora les toca ver el concierto desde lejos y esto en un mastodóntico recinto como el de Valdebebas es un gran problema a nivel de sonido ya que es muy difícil que llegue con la calidad y potencia suficiente. De esta forma, los que son verdaderamente fans del grupo son los que en peores condiciones disfrutan de la experiencia, eso si, para comer y beber éramos todos iguales y allí ninguno se libraba de que el bonito vaso de Metallica costara 3 pavos y un mini de cerveza 12.

Pero bueno yo creo que todos sabíamos a lo que íbamos y que a la gran mayoría ninguna de estas cosas nos pilló por sorpresa, así que lo mejor era centrarse en lo que habíamos ido a hacer allí que no era otra cosa que disfrutar de una velada de heavy metal, así que vamos al lio…

Con 15 minutos de adelanto sobre el horario previsto y todavía con el sol en todo lo alto tomaban el mastodóntico escenario BOKASSA. El trio noruego salió ante las vidrieras ya montadas de Ghost presentando su álbum “Divide & Conquer” así como hicieron en Sevilla ante 40 personas el día anterior tal y como nos contó su vocalista. Los temas del grupo son un compendio de géneros que unas veces tiran mas al punk, otras al rock y otras al stoner, lo cierto es que la propuesta no casaba mucho con ninguna de las otras dos bandas de la noche pero aun así el notable público que ya se encontraba en el recinto aplaudió temas como “Walker Texas Ranger”, “Last Night”, “Vultures” o “No Control” que sonaron en sus escasos 30 minutos de show.

Los siguientes eran GHOST, uno de los grupos con mayor proyección actualmente y dispuestos a tomar el relevo a las bandas clásicas cuando no tengan mas remedio que retirarse. Salieron también con adelanto sobre el horario previsto con su ya clásica vidriera como fondo con teclados y batería a ambos lados mientras sonaba como intro la instrumental “Ashes” y los nameless ghouls tomaban posiciones en el escenario.

“Rats” fue la elegida para abrir el concierto poniendo en movimiento al público desde el primer tema y con Tobias Forge regalándolos sus primeras poses. Continuaron con “Absolution” para dar paso a “Ritual”, uno de los temazos de su primer disco allá por el 2010, ambas sonaron de maravilla y pusieron aquello patas arriba. Pero estaban dispuestos a aprovechar cada minuto de su actuación y los temas caían sin apenas descanso, “From The Pinacle To The Pit”, “Faith”, “Cirice” nos mostraron cañones de humo y fogonazos mientras el grupo recorría con energía las pasarelas del escenario y tímidamente asomaba la imagen en las pantallas laterales ya que de día apenas se veían. Para la instrumental “Miasma” un viejo Papa Emeritus salió a escena para tocar el saxo ayudado por los pipas dando lugar a un momento bastante gracioso del show.

“Year Zero” con esa intro tan especial llamando al mismísimo demonio precedió a “Mummy Dust” donde Cardenal Copia exhibió sus poses desde todos los puntos del escenario y dejo lucirse a las dos teclistas. Y para cerrar la fiesta aseguraron con dos temazos que sin duda alguna no pueden fallar, el bailongo “Dance Macabre” y el imprescindible “Square Hammer” cerraron el concierto de GHOST que una vez mas estuvieron a un alto nivel en cuanto a sonido y espectáculo, lástima que el concierto se disfrutara por completo de día ya que su show con la noche gana muchos enteros.

Setlist de GHOST:

  1. Ashes (intro)
  2. Rats
  3. Absolution
  4. Ritual
  5. From the Pinnacle to the Pit
  6. Faith
  7. Cirice
  8. Miasma
  9. Year Zero
  10. Mummy Dust
  11. Dance Macabre
  12. Square Hammer

Pero algún faltaba el plato fuerte de la noche y esta vez con retraso comenzaba a proyectarse en las cinco enormes pantallas del escenario el video de la película “El bueno el feo y el malo” que desde tiempos inmemoriales hace las veces de intro a METALLICA. Ahora ya anocheciendo y con las pantallas a pleno funcionamiento se podía ver en su plenitud la enormidad del escenario que el grupo trae para esta gira en grandes recintos. Cinco enormes pantallas flanqueadas por la M y la A a los lados del escenario en el que montan plataformas para llegar cerca de las privilegiadas primeras filas, dejando en el centro el aún mas privilegiado snake pit desde donde solo unos pocos ven el show. Todo esto acompañado de lásers, humo, fuego y pirotecnia por doquier forman una monstruosidad de escenario mas grande que el de muchos festivales.

Tras la intro comenzaron a sonar los riffs de “Hardwired” con el que la banda comenzó el show mientras en todo lo alto del escenario se inflaban dos globos con la portada de su último disco. Potente el tema elegido para intentar plasmar toda la potencia del grupo desde el minuto cero, pero sonó algo deslucido y embarullado, cosa que sucedería en algún otro tema. Tras un tema tan cañero no sé porque motivo tocaron “The Memory Remains” que supuso el primer bajón de la noche en un setlist que nos depararía muchas mas sorpresas no precisamente agradables. Tras una outro extendida y bastante mas cañera que el tema en sí, la esperanza volvía para los mas acérrimos del grupo cuando tocaron “Disposable Heroes” mientras los posers no se enteraban de que iba la vaina, pero quizás para borrar la cara de despiste de algunos de la zona privilegiada el grupo recurrió al álbum negro para tocar “The God That Failed” que aunque no es de las mas conocidas del disco ya les empezaba a sonar encontrándose ya totalmente en su salsa cuando sonó “The Unforgiven”. Durante la interpretación las pantallas proyectaban imágenes referentes a las letras y a videoclips de los temas intercaladas con la actuación de los músicos en directo, seguro que los de atrás de esta forma pudieron ver algo.

“Here Comes Revenge” y “Moth Into The Flame” de su último disco fueron los siguientes en sonar con un espectacular y vistoso juego de fuego en el segundo de ellos. Y otra vez vuelta al negro para presentarnos “Sad But True” tras un discurso de James sobre los largos años de carrera del grupo que se resistía a tocar sus clásicos y continuaba con un tema que rara vez ha sonado en directo, “No Leaft Clover” tema perteneciente a su disco con orquesta S&M. Aunque está bien escuchar temas nuevos en los directos, sobre todo para aquellos que ya llevamos varios a las espaldas, la verdad es que seguro que muchos de nosotros preferimos que entren en el repertorio muchos de los clásicos que se dejaron fuera.

Aunque lo que sin duda podrían haber dejado fuera fue la vergonzosa interpretación del tema “Brutus” de Los Nikis que se marcaron Robert Trujillo y Kirk Hammet, que los dos solos en el frontal de la pasarela protagonizaron el momento mas bochornoso de la noche.

Tras este espectáculo Trujillo se arrancó con notas de “Orion” en un pequeño homenaje Cliff Burton cuya imagen se proyectaba en las pantallas mientras Robert aporreaba su bajo. La siguiente fue “St. Anger” que sonó de forma atronadora y es otro de los temas que no suelen caer en directo y quedó muy vistoso gracias al juego de láseres apuntando al público.

Y ¡¡¡POR FIN!!! en este punto ya bastante avanzado del concierto el setlist tomó un giro y dieron paso a los temas más clásicos de la banda, siendo sin duda la mejor parte de la noche. El primero en sonar fue “One” con su espectacular juego de láser mientras en las pantallas se proyectaban imágenes de guerra seguido, como no, de “Master Of Puppets” cerrando un combo de temas ganador. Tras esto el espectáculo se trasladó al frontal de la pasarela donde montaron la batería de Lars y desde donde todo el grupo tocaron “From Whom The Bell Tolls”, “Creeping Death” y “Seek & Destroy” dejando por fin contentos a los fans de la vieja escuela.

Breve descanso y el grupo sale de nuevo para los bises que empiezan con “Lodrs Of Summer” con una enorme bandera de España de fondo en las pantallas, probablemente solo ellos cuatro en este mundo piensan que es el tema apropiado para unos bises. Pero la cosa no quedó ahí, “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman” cerraron la noche para dejar contentos a los amantes del álbum negro que tuvieron la suerte de escuchar cinco temas del disco.

Con esto dieron por terminado el show tras unas dos horas y cuarto de concierto mas que correcto a nivel de espectáculo, con semejante producción y escenario hasta Los Nikis se hubieran lucido, pero con un setlist descompensado y dejándose fuera temas imprescindibles en detrimento de temas mas que prescindibles. Además el recinto de Valdebebas es demasiado grande para un solo escenario, esto provoca que haya gente viendo el concierto desde muy lejos en un espacio abierto donde el sonido se pierde y apenas se ve nada que no salga por las pantallas.

En fin, luces y sombras en esta segunda visita del Worlwired Tour a Madrid.

Setilst de METALLICA:

  1. Hardwired
  2. The Memory Remains
  3. Disposable Heroes
  4. The God That Failed
  5. The Unforgiven
  6. Here Comes Revenge
  7. Moth Into Flame
  8. Sad But True
  9. No Leaf Clover
  10. Brutus, versión de Los Nikis
  11. St. Anger
  12. One
  13. Master Of Puppets
  14. For Whom The Bell Tolls
  15. Creeping Death
  16. Seek & Destroy

Bises:

  1. Lords Of Summer
  2. Nothing Else Matters
  3. Enter Sandman

Una Respuesta

  1. jose antonio

    Estoy de acuero con la reflexiòn, los grandes promotores se estàn cargando el METAL y grandes nombres como metallica se bajan los pantalones al todopoderoso dinero,lo de las entradas, ya ni mencionarlo,que tiempos aquellos, donde el METAL no estaba en las pasarelas de moda o tan de moda entre las celebritis,donde el METAL era simplemente METAL y las grandes revistas hacian su trabajo, no como ahora, que se dedican a lamer culos.HAIL METAL arriba el UNDERGROUND.Salud

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.