Pocos hubieran asegurado hace 10 o 15 años que FEAR FACTORY gozarían de la salud que gozan ahora, sobre todo teniendo en cuenta toda la mierda extra-musical por la que llevaba años atravesando el grupo. Egos, disputas, tribunales… el grupo se estuvo tambaleando entre el lado menos amable del negocio y la mediocridad de trabajos como “Archetype” o “Transgression” lapidando su leyenda de culto, y perdiendo buena parte del crédito que tanto les había costado ganar con los años, hasta que Burton C. Bell se reconcilia con Dino Cazares y de repente la máquina comienza a carburar.

Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

 

No fue una sorpresa, el alma de FEAR FACTORY siempre han sido ellos dos, y una vez juntos está demostrado que el grupo puede regresar a su mejor momento, como así ha sido desde “Mechanize”, el disco que supuso un nuevo inicio para ellos y que comenzó con una nueva etapa que no es sino una segunda juventud para la formación.

“Genexus” supone a su vez un pequeño punto de inflexión en el devenir del grupo, ya que sirve como presentación para Mike Heller (MALIGNANCY), y también para Tony Campos, nuevo bajista del grupo, quien dejase hace bien poco su banda de toda la vida, SOULFLY, para alcanzar su sueño de tocar junto a FEAR FACTORY sustituyendo a Matt DeVries. El matrimonio desde luego es perfecto. En el caso de la batería además, FEAR FACTORY han comprendido que dejarle el trabajo a una máquina programada como hicieron en “The Industrialist” puede tener gracia una vez, pero no mola mucho más allá de eso, y la mejora del sonido y el impacto que causan los temas es brutal, toda una sorpresa este chaval, desde luego…Es por tanto que puede decirse que, con “Genexus”, FEAR FACTORY son más “banda” que en los últimos años, y era obvio que se tenía que notar en el producto final

Lo primero que nos llama la atención de “Genexus” es la titánica producción con la que ha contado el grupo. En esto Nuclear Blast es un seguro, y personalmente tenía muy claro que la unión entre FEAR FACTORY y la discográfica alemana traería como mínimo un sonido nunca visto en el grupo. En su primer disco con ellos, el sonido es como un cañón, desde la propia batería pasando por la polifacética voz de Burton hasta las atmósferas tan variadas y, cómo no, la guitarra de Dino, oxidada y afilada como no la hemos escuchado en años. Quiero destacar también por encima del resto la increíble labor de Tony Campos también, cuyo bajo suena jodidamente oxidado, lacerante y demencial, y que unido a la pegada de Heller a la batería hacen de las bases lo más crudo que FF han grabado en toda su carrera.

Si hay que describir a qué suena este “Genexus”, creo que lo justo sería decir que estamos ante un trabajo 101% FEAR FACTORY. Desde que el disco comienza con “Autonomous Combat System”, se nota a la legua que las labores de producción han sido cosa de Burton y Dino, sobre todo porque el sonido yo creo que es lo que ambos siempre buscaron para su grupo. La propuesta es clásica, pesada, pero el tratamiento del sonido a su vez es futurista, fresco, algo diferente y mejorado al de trabajos previos, hasta el punto de que le da un aire absolutamente renovado a una propuesta que como digo no es nueva, ni mucho menos. FEAR FACTORY siguen agarrándose con fuerza a ‘grooves’ demenciales, riffs sincopados, fraseos entrecortados y un dinamismo feroz de un Burton C. Bell que al menos en estudio sigue rindiendo a un nivel excelente. Diría también que “Genexus” es un trabajo sensiblemente más accesible que otros trabajos de FF, con estribillos más melódicos que de costumbre y sobre todo melodías más efectivas y pegadizas. Esto tiene un efecto muy positivo en el conjunto del trabajo, sobre todo porque para ser un trabajo de una hora de duración no se hace largo para nada, y eso como seguro que sabéis se puede decir de muy pocos trabajos de 1h de duración. Buena señal.

“Genexus” está regado también de ambientaciones y teclados bien provistos por Damien Rainuad y Giuseppe Bassi, algo que tampoco es nuevo pero que le da un tinte épico e industrial al trabajo marca de la casa, mejorando sensiblemente todo lo fabricado hasta la fecha en ese sentido. Más allá de eso, tampoco hay muchos argumentos para dar que describan por qué “Genexus” suena tan rematadamente bien. Los temas funcionan, hay variedad, pero principalmente es que son jodidamente buenos, clásicos en su concepción y extraterrestres en su producción, y así van cayendo singles, 3 ya en menos de un mes desde que salió el disco, y otros tantos potenciales que si no lo terminan siendo no será por falta de merecimiento. “Anodized” por cierto me parece de lo mejor que se puede encontrar en este trabajo, y todavía no ha sido editado como single, algo que sí ha ocurrido con “Soul Hacker”, un tema para mí bastante bueno pero más “normalito” que cuenta con la participación por cierto de Deen Castronovo (JOURNEY), quien entabló amistad con Burton en los tiempos de GZR. “Dielectric” por ejemplo es otro tema marca de la casa, puro ‘groove’ industrual con un estribillo en limpio que te atrapa desde el primer momento. Quiero destacar también muy positivamente “Expiration Date”, el tema que cierra el trabajo, un corte muy marciano con tintes de medio tiempo muy diferente a lo que ha compuesto siempre la banda americana pero que a pesar de ello creo que va a gustar muchísimo.

Creo que pocos diferirán si confirmo que estamos ante uno de los 10 mejores trabajos que nos vamos a encontrar este año. “Genexus” es un disco inspirado, acertado en todo y trabajado hasta el último aliento para que usted lo disfrute. Hágalo.

Tracklist:

  1. Autonomous Combat System
  2. Anodized
  3. Dielectric
  4. Soul Hacker
  5. Protomech
  6. Genexus
  7. Church Of Execution
  8. Regenerate
  9. Battle For Utopia
  10. Expiration Date

Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com