Los de Atlanta están en pleno y arduo proceso de composición, pero trabajan a buen ritmo y ellos mismos se han encargado de anunciar que empezarán a grabar en el penúltimo mes del año, sin distracciones en forma de conciertos, de manera que hayan salido del estudio antes de que acabe 2013.

Si se cumplen los plazos previstos, no habría problema para que el álbum estuviera en la calle antes de que termine el próximo invierno.