Así lo anunció la banda ayer jueves:

“Paul es un gran amigo y un gran batería y estamos muy contentos que haya decidido volver a la banda. Todavía estamos noqueados por la pérdida de Jeff pero no queremos defraudar a nuestros fans en Europa y Sudamérica y tenemos que seguir adelante. Tener a Paul de vuelta hace las cosas mucho más fáciles”.

Bostaph, quien grabó con Slayer cuatro discos entre 1992 y 2001, por su parte declaró: “Estoy muy emocionado con la idea de volver a Slayer. Pasamos juntos diez años intensos, nos lo pasamos genial, creamos buena música, así que para mí es como regresar a casa”.

Por otra parte, Gary Holt sigue en el puesto de guitarra en Slayer, y aunque no se ha anunciado nada oficial, parece que tardará en volver a Exodus, si es que vuelve.

Esos dos son pues los músicos que acompañarán a Tom Araya y Kerry King en la actuación en el Resurrection Fest en Viveiro, Galicia a principios de agosto.