La última vez que los de Lisboa tocaron en Madrid fue precisamente en aquella misma sala hace dos años y ahora volvían para presentarnos su décimo disco de estudio, ‘Alpha Noir’, además de celebrar su vigésimo aniversario antes de volver a casa, ya que era la última fecha de su gira europea.

Los finlandeses Insomnium abrieron la velada y había mucha expectación para ver cómo defendían su doom/death escandinavo. Hay que decir que es la primera vez que un servidor ve a una banda telonera con su propia pantalla Led que reproducía la portada de su último disco, ‘One for the Sorrow’ (2011), mientras que los lusos solo dispusieron de un telón de tela.

Crónica de Yorgos Goumas de MariscalRock.com

A lo largo de cinco discos han conseguido crear un nutrido grupo de fans (hace dos años hicieron su propia gira como cabezas de cartel por Europa) a base de melodías cañeras, melancólicas y emotivas a la vez. Personalmente creo que su actuación se vio truncada por un sonido farragoso que se tragó los matices de los acordes más sutiles y los toques de teclados pre-grabados, que añaden variedad, emoción y ambientes sugestivos a estas texturas sonoras que solo en Escandinavia saben hacer. De momento creo que les prefiero más en disco que en directo.

Moonspell, por su parte, y con el sonido mejorado, empezaron con “Axis Mundi”, el primer tema de su último álbum, y con Fernando llevando el casco-máscara de un gladiador romano para proseguir con “Alpha Noir”. “Finisterra”, del disco ‘Memorial’ (2006), fue el tema que animó de verdad al respetable y que supuso el inicio de un repaso a su discografía. Prosiguieron con “Night Eternal” del homónimo disco del año 2008 para llevarnos después a 1996, a su disco acaso más aclamado, ‘Irreligious’, con dos de sus himnos indiscutibles: “Opium” y “Awake”, que fueron comprensiblemente muy aplaudidos por el público. Después del tema “Abismo” del disco ‘Sin-Pecado’ (1998), Fernando quiso dedicar el tema “NewTears Eve” (del disco más ambiental y melódico, ‘Omega White’, considerado como el complemento del más crudo ‘Alpha Noir’) a los desaparecidos Jeff Hanneman y Peter Steele; un tema que suena más cercano a Type O Negative y Paradise Lost. Dicho sea de paso, Fernando no paró a dirigirse al público en “portuñol”.

El disco ‘The Antidote’ (2003) hizo acto de presencia con el tema “Everything Invaded” para volver al último con los temas “Lickanthrope” y “Love Is a Blasphemy”, mientras que su idioma natal invadió la sala con “En Nome do Medo”. Entonces Ribeiro nos dijo que la gente siempre le pregunta si a la banda no le resulta cansino a estas alturas tocar “Vampiria”: “La pregunta correcta sería que si vosotros os cansáis de escucharlo”, sentenció arrancando el júbilo general; un tema que fue seguido por otro impepinable: “Alma Mater” (los dos pertenecientes a otro disco aclamado suyo, ‘Wolfheart’ de 1995).

Para los bises reservaron “Wolfshade”, “Mephisto” y “Full Moon Madness”; en este último subieron al escenario Insomnium para hacer una pantomima con sus guitarras marcando así el final del concierto y de la gira.

En definitiva, un bolo a la altura de las circunstancias.

Crónica de Yorgos Goumas de MariscalRock.com