El hecho de llevar 30 años de carrera te hace adquirir veterania y ser considerado uno de los grandes, pero por otro lado tienes el problema de estar reinventandote disco tras disco u optar de vivir de tus rentas… Como se suele decir hay de todo en la viña del señor, y los que nos ocupan, Helloween, han tenido momentos en las dos bandas aunque vienen con fuerzas renovadas y un gran “Straight out of Hell”.

Crítica de David Aresté de Metal Symphony

El disco comienza con “Nabatea” que tiene un gran trabajo de guitarra y bateria con su ritmo rápido para desembocar a un estribillo rápido y melódico. Se trata del single del disco aunque con 7 minutos de duración, por tanto también tiene varios cambios de ritmo acabando en In crescendo. Le sigue “World of War” con un inicio de power metal aunque luego pasa a algo más compacto, con un gran trabajo de Deris y las guitarras de Weikath y Gerstner, que se lucen en sus respectivos solos introducidos por GrossKoff y un solo de bajo.

“Live Now” se presenta más melódico y sencillo, hace honor a su título y es ideal para los directos. Con “Far from the stars” vuelve la rapidez con su ritmo pegadizo y trabajado, multitud de cambios entre estrofa, puente y estribillo que vuelven a poner la nota melódica a la canción.

En “Burning Sun” nos sorprenden con otro gran riff de guitarra, y otro registro diferente de Deris muy rasgado al que acompañan grandes coros durante la canción. “Waiting for the ”devuelve el lado más rudo del grupo, con sonidos directos aunque con teclados que acaban empastando en algo muy pegadizo.

No todo tenía que ser potencia, así que “Hold me your arms”es uno de los medios tiempo del disco con algún que otro sintetizador al que se le echa en falta algún solo que explote por medio como se suele hacer en la mayoría de baladas. Llega el turno del tema título del disco “Straight out of hell” con sonidos más incisivos a nivel de guitarras y fuerte pegada de batería., aunque como siempre, tendremos nuestro momento de melodía.

En “Asshole” nos vuelven a presentar un gran riff de guitarra para un tema simple, sencillo, directo y de nuevo listo para los conciertos de la banda. Más elogios para Weikath y Gerstner ya que la intro de “Years” es impecable para luego convertirse en el acompañamiento perfecto de Deris. Más innovador resulta “Make fire catch the fly” con sintetizadores y otro registro extraño de Deris, para que luego recuperen el típico estribillo Helloween a doble bombo y que cualquiera podríamos seguir en los conciertos.El disco se acaba con “Church breaks down”, que como reza (nunca mejor dicho) su título comienza con una intro sacra, para luego dar pie a un tema propio de Heeloween a doble bombo y guitarras.

Como decíamos Helloween han tenido épocas de popularidad variable sacando mejores o peores discos, con los cambios que sean de formación… pero quizá lo más importante es que nos quedemos pensando que aun están aquí y que esta vez se han reinventado probando y añadiendo un gran número de detalles en el disco. Los tendremos a finales de mes con sus inseparables Gamma Ray, así que no habrá mejor oportunidad de ver estos y muchos otros temas en directo.

http://www.helloween.org/

Tracklist:

  1. Nabataea
  2. World of War
  3. Live Now!
  4. Far from the Stars
  5. Burning Sun
  6. Waiting for the Thunder
  7. Hold Me in Your Arms
  8. Wanna Be God
  9. Straight Out of Hell
  10. Asshole
  11. Years
  12. Make Fire Catch the Fly
  13. Church Breaks Down

Crítica de David Aresté de Metal Symphony

Artículos Relacionados