Nuevo lanzamiento de los americanos de raíces latinas con su música tan peculiar, a medio camino entre todo, ni nu-metal, ni latin metal, ni metal… lo que debería ofrecer algo completamente novedoso, creativo y original. Pero como toda banda que ofrece algo distinto o les amas o les odias, y, a mi entender, ILL NIÑO tiene más críticos que defensores. E, intuyo, que después de este «Epidemia» más aún, porque, si ya con su disco de 2010 levantaron alguna ampolla, con «Epidemia», los registros de Machado llaman la atención a más no poder.

Crítica de Jorge Cárcamo Yagüe de RafaBasa.com

A medio camino entre los limpios del metal alternativo y la rima y ritmo del hip-hop/rap, todo un desacierto a mi parecer. Pero tampoco quiero ser tan ácido y crítico, porque, si hay algo que siempre vendió ILL NIÑO es su percusión tribal, que, nunca le vi mucha potencia ni espíritu en sus anteriores discos, sin embargo, en este último lanzamiento, la percusión de Couto tiene más presencia y sobretodo más ritmo y dinámica. Sin embargo, al final, termina sonando igual canción tras canción. Las comparaciones son odiosas, y, siempre pongo como referencia y comparación bandas como VITA IMANA, SOULFLY, SEPULTURA, CAVALERA CONSPIRACY… bandas que tiñen su metal incendiario de ritmos, de percusión y raíces latinas, y, que están a un mundo de ILL NIÑO. Las comparaciones son malas, como ya digo, pero si ILL NIÑO jugase sus cartas como las juegan las bandas citadas otro gallo cantaría, porque, al finalizar el disco, tengo la vaga sensación de que todas las canciones se parecen mucho y que se termina quedando en un quiero y no puedo, una tierra melosa, un nu metal sin ritmo y un metal sin pegada.

El principal escollo es la voz de Couto, que cuando grita está como tratada y quitada de toda crudeza y cuando opta por los registros melosos suenan extrañamente alargados, solo hace falta escuchar «Only The Unloved», canción, que tiene todas las características para reventar y asesinar con bastante ritmo y pegada y como las voces estropean bastante el panorama. Pero en ocasiones es desconcertante, como por ejemplo «La Epidemia» de una brutalidad gutural y desgarradora muy cruda, pura pegada, y pocas veces la vuelven a usar de esa manera. Para luego volver con «Eva» un tema en la línea de «Only The Unvolved» con voces susurrantes y melosas pero mejor elaborada que la citada, convirtiéndola en, para mi gusto, la mejor canción del disco (si nos rendimos a la evidencia del tipo de canciones que se facturan en el redondo)

Pero todo es un espejismo porque desde «Demi-God» en adelante los temas pecan de esas voces tan mal tratadas que reseñé más arriba y los temas parecen repetirse por características. Se va salvando partes, retazos y ramalazos como el juego de palabras rápidas y cambiantes en «Escape», el estribillo de «Death Wants More»; pero chirrían otras tantas partes.

Resumiendo, y como viene siendo costumbre en los lanzamientos de ILL NIÑO, luces y sombras. Buenos momentos (que más bien son medianamente buenos) y algunas decisiones mal ejecutadas (el abanico de voces está mal jugado) mientras que la sección rítmica esta vez es muy dinámica y potente. Supongo que las guitarras deberían tomar más protagonismo en esta batalla. Pero, como siempre, esto depende de que vayas buscando. Para los fans del nu metal, podría llegar a ser un disco bastante novedoso y potente, para los de la vieja escuela se quedaría en algo bastante intrascendente, y para los abiertos de miras, se quedarán con determinados aspectos. «Epidemia» no será otro disco más que haga que odies o ames a ILL NIÑO.

Tracklist:

  1. The Depression
  2. Only The Unloved
  3. La Epidemia
  4. Eva
  5. Demi-God
  6. Death Wants More
  7. Escape
  8. Time Won’t Save You
  9. Forgive Me Father…
  10. Invisible People

Crítica de Jorge Cárcamo Yagüe de RafaBasa.com

Artículos Relacionados