Grandísimas noticia que por fin la imaginación de NIGHTWISH haya echado a volar. Vuelve, mejor dicho, revuelven su sonido, tomando distancia de su pasado Tarja pero afianzándose en un sonido multiescénico.

«Imaginaerum» es una auténtica locura sonora, un resurgimiento de la banda, gracias (pese a quien le pese) a Anette Olzon que se destapa como una vocalista con un amplio recorrido vocal, la señora que en Junio superará los 40 años deja de jugar a ser la niña bonita, cálida y frágil de la banda; se quita toda la presión, la sombra de la omnipresente Tarja se esfuma permitiendo a Olzon jugar un papel vital.

Puntuación: 9
Crítica de
Jorge Cárcamo Yagüe de RafaBasa.com

Ya nos dijo Marco en la entrevista que Olzon tenía mucha confianza y que había madurado vocalmente. Sin duda, la versatilidad de Anette ha permitido que NIGHTWISH pueda firmar temas muy diferentes donde la línea musical y la línea vocal estén más en armonía. Cosa, que no ocurría en el pasado, donde la voz de Tarja siempre sería soprano mientras que los instrumentos pudiesen jugar a distintos niveles. Posiblemente, exista alguien que aún así quiera desvirtuar mis palabras. No me confundan, la época de Tarja con NIGHTWISH me parece esplendorosa y creo que nunca habrá nada igual, pero eso forma parte del pasado, «Dark Passion Play» fue una enorme decepción pero el presente de NIGHTWISH es Olzon e «Imaginaerum» y es prometedor.

Suelo tener por costumbre pensar que un disco que comienza su grabación en pleno proceso de búsqueda de un miembro suele ser algo… poco adecuado. Para «Dark Passion Play» Olzon entró en un estudio donde lo único que tenía que hacer era cantar lo que otros habían compuesto para ella, donde, obviamente, las adaptaciones son bastante complicadas. Si eso no pasa en «Imaginaerum» poco más hace falta para que esa faceta crezca.

NIGHTWISH siempre está rodeada de polémica, noticias y su pasado ejercerá una enorme influencia en sus fans, tantos los viejos como los nuevos que tiren de discografía para conocer su pasado. Yo me enamoré en 2000 de estos fineses con «Wishmaster» y gracias a ellos vinieron muchos más, a día de hoy, perdido un poco el fervor hacia el género debo reconocer que «Imaginaerum» me parece uno de los mejores discos del género en este año que se acaba, y posiblemente del que venga, no solo porque suenen mejor que en su anterior disco, sino porque reviran y retuercen su sonido con infinitas tendencias e influencias, una pieza muy diversa.

Sirva de ejemplo a esa diversidad los 6 primeros cortes del redondo:

1. «Taikatalvi»: una intro con toques a caja de música a la que hay que dar cuerda para que la bailarina se mueva, solo que esta vez es un narrador fines en un trasfondo difuminado.

2. «Storytime»: un sonido 100% «Once» como antaño con un juego orquestal apabullante y una Olzon sutil pero elegante, no es pura fuerza torrencial, sino un pequeño y constante riachuelo. Para mí, el mejor tema. Breve, potente y embriagador.

3. «Ghost River»: puro rock sinfónico guiado magistralmente por los delirios y desgarros de Marco Hietala que juega con ese deje vocal que imita el propio sonido del río y cuyo final con coros quita peso a los aspectos más heavy.¡Vaya voz para el contraste tiene NIGHTWISH con este hombre!.

4. «Slow, Love; Slow»: una pieza completamente jazzera de escobilla en mano, dramática, una verdadera canción de suspense que ya deja entre ver una voz de Olzon, en ocasiones, perversa.

5. «I Want My Tears Back»: es la mezcla perfecta del ritmo sencillo, el riff heavy y la no-gaita (me chivaron el nombre del instrumento el día de la entrevista pero… se me olvidó, Frías me va a matar). Algo que antes no hubiésemos podido imaginar que firmaría NIGHTWISH.

6. «Scaretale»: una verdadera muestra de la mejoría de Olzon con una voz estridente, cruel, como una bruja de esas que se come a los niños en un trasfondo onírico y esperanzador a partes iguales y un Marco (creo reconocerle) como un villano maestro de ceremonias. Una delicia en la que se permiten aparecer los registros vocales allá por el cuarto minuto, todo lo demás, una excelente ambientación como viene siendo costumbre en ellos.

¿Alguna prueba más de la diversidad del disco? Nunca antes había visto esta faceta de NIGHTWISH y no solo gusta, sino que además lo hacen genial.

Para ir terminando pero sin desmerecer el resto de cortes.

«Turn Loose The Mermaids» como la balada pertinente del disco, piano, flauta, tambor… un sonido muy indio al que ya nos tiene acostumbrado (y con cierto aire folk hacia el final). Otro tema ligeramente más largo sería «Rest Calm», un tema de contrastes: riffs peleones y ásperos contra pianos y sonidos envolventes, gritos «hevorros» de Marco frente a susurros de Olzon, violines contra veloces solos de guitarra, coros infantiles frente a potencia vocal masculina. La otra sorpresa es «The Crow, The Owl And The Dove» porque si es Marco el que pone voz a las partes masculinas es una grata sorpresa, cadencia, delicadeza, musicalidad y suavidad en su voz enfrentada a la de Olzon hacen de este tema un medio tiempo muy veloz gracias a la atmósfera que crea el señor Holopainen (poco podemos descubrir de este genio de los teclados, sobre todo, a nivel ambientación).

Para la parte final el disco se tiñe de los NIGHTWISH más epopéyicos y grandilocuentes, esos en los que la orquesta lucha de igual a igual contra el metal, esa donde las voces y coros en las distintas líneas hipnotizan por contrastes y armonías. Y todo esto en 3 versiones: la breve, «Last Ride Of The Day»; la extra-larga, «Song Of Myself»; y la instrumental, «Imaginaerum». Minutos finales dignos de una banda de las grandes, porque el que dude que NIGHTWISH han vuelto a colocarse en el trono del metal sinfónico es que no sabe apreciar este excelente disco.

P.D: y no solo eso, sino que encima diversifican tanto que en un futuro próximo habrá una película, música más escenografía todo en uno. Un lujo. Un regalo. Una innovación. ¿Son o no son grandes?

Lista de Temas:

  1. Taikatalvi
  2. Storytime
  3. Ghost River
  4. Slow, Love, Slow
  5. I Want My Tears Back
  6. Scaretale
  7. Arabesque
  8. Turn Loose The Mermaids
  9. Rest Calm
  10. The Crow, The Owl And The Dove
  11. Last Ride Of The Day
  12. Song Of Myself
    1. From A Dusty Bookshelf
    2. All That Great Heart Lying Still
    3. Piano Black
    4. Love
  13. Imaginaerum

Crítica de Jorge Cárcamo Yagüe de RafaBasa.com

Artículos Relacionados