Minigira de WARBRINGER por nuestro país con dos fechas en Barcelona y Madrid. Por suerte, y aprovechando mi estancia en tierras catalanas, pude hacer doblete frente a uno de los mejores grupos de la nueva generación thrasher internacional. Acompañándoles en sendas citas, aunque con diferente nombre y motivación, estuvieron CRISIX, capaces de ponerles incluso en apuros pese a lo magno del quintento americano.

Ineludibles citas para cualquiera que se diga amante del buen Thrash Metal.

 

Crónica de David Jiménez de MetalCry.com

CRISIX eran grandes hace un año cuando abrieron en Madrid para ANGELUS APATRIDA y fueron aún mejores a principios de este año al alzarse con el simbólico título de triunfadores de la última edición del festival murciano Heavy Metal Club Espectros. Esas eran mis dos únicas referencias en directo con el combo catalán. Esta de Madrid les sitúa en un plano superior, no sólo respecto a sus conciertos previos sino en relación a toda la escena nacional thrasher.

Suprema actuación de CRISIX, de una intensidad y originalidad rara vez contemplada. Desde el arranque con el hímnico ‘Ultra Thrash‘ quedó claro que comerse las tablas es su dieta habitual. Instrumentalmente son  brillantes, con una puesta en escena casi insuperable, haciendo del espectáculo un complemento que potencia aún más la calidad de los temas que componen »The Menace» y no un sustitutivo del discurso principal: la música.

The Last Monkey‘, ‘Brutal Gadget‘ (ésta con sensacional coreografía final tributando a Cuban Pete), ‘Internal Pollution‘… todas las canciones era motivo de sorpresa y celebración, con los cinco miembros hiperactivos pese a que tuvieran que formar en doble fila por las reducísimas dimensiones del escenario. El sonido acompañó, si bien no era todo lo óptimo posible, hecho que se presupuestaba atendiendo al tipo de recinto elegido para el concierto.

No faltó el recuerdo para aquella primera demo de 2008 ni momento para tributar en forma de versión a METALLICA y ANTHRAX, en un medley de ‘Hit The Lights‘ y ‘Antisocial‘, para el cual cada miembro adoptó un rol diferente al habitual pasando así, por ejemplo, Busi a la voz, July al bajo y Javi a la guitarra.

En resumidas cuentas, no hay competición frente a CRISIX, tan sólo OMISSION y ANGELUS APATRIDA pueden presumir de tener un directo tan demoledor y contundente dentro de nuestras fronteras. Otro éxito que sumar a su breve pero brillante currículo. Esperemos que no tarden en regresar por la capital y esta vez encabezando su propio cartel.

En la review que reciéntemente publicamos sobre WARBRINGER se hablaba de como se empieza a separar el grano de la paja entre la numerosa hornada de jóvenes bandas de Thrash Metal que ha repoblado la escena mundial. Definitivamente los americanos son grano y del bueno, no sólo en estudio sino en directo.

Hay ejecución y hay actitud. Sobran ganas y capacidad de enganchar al público con simplemente salir al escenario. Todos los requisitos básicos que se pueden pedir a un grupo los cumplen de sobra WARBRINGER.

El set se cimentó en presentar su fantástico tercer disco »Worlds Torn Asunder», con temas como la inicial ‘Living Weapon‘, ‘Shattered Like Glass‘, ‘Future Ages Gone‘ o la tremenda ‘Treacherous Tongue‘. ‘Total War‘ y ‘Shoot To Kill‘ sirvieron de recuerdo de aquel primigenio »War Without End» que les colocase en el mapa hace 3 temporadas, mientras que ‘Severed Reality‘ o ‘Jackal‘ hizo lo propio con »Waking Into Nightmares». Y es que pese a la juventud y la vitola de novel que todavía ostentan empiezan a tener un fondo de armario que para sí quisieran muchas formaciones más longevas.

Musicalmente suenan alto y claro, sin puntos flojos y con John Kevill luciendo como un frontman de garantías, y eso que tuvo diversos problemas con el micrófono, hecho que supo solventar sin dificultad y que no resulta achacable al grupo. Detalle fue que éste cumpliese años el día del concierto, siendo felicitado por todos los presentes en un buen detalle que supo agradecer.

El concierto se hizo corto y eso prueba que toda la sala, con muy buena entrada que rozaba el lleno, se quedase con hambre de ver más WARBRINGER en acción. La progresión del quintento es al alza, por lo que de no extraviar el camino podemos estar ante una de las formaciones que se hagan con un lugar de honor en la historia del género a no mucho tardar. El boca a boca de sus conciertos y la simple escucha de cualquiera de sus discos atestiguan lo dicho.

Un día antes, en la sala Rocksound de Barcelona, se repitió el cartel con alguna variación. La matinee Thrash que se propuso en la Ciudad Condal incluía no sólo el concierto de WARBRINGER sino la proyección de la clásica película de Peter Jackson »Braindead» y la actuación de CRISIX, pero esta vez bajo la denominación de THE MENACE, como su primer trabajo.

El repertorio elegido, muy breve por otra parte, fue de versiones de clásicos del Thrash. Aparte de repetir el intercambio de instrumentos para los covers de ‘Hit The Lights‘ y ‘Antisocial‘, sonaron piezas como ‘Caught In A Mosh‘ que hicieron las delicias de los acérrimos al género en su escuela ochentera. El cierre lo echaron autoversioneándose con ‘Ultra Thrash‘, que evidentemente se recibió con ánimo por parte del público vecino.

Sólo objetar que el escenario se encontraba a ras de suelo, lo que hacía complicado conseguir divisar a los músicos, más teniendo en cuenta que Rocksound no es una sala de conciertos sino un bar al uso.

WARBRINGER calcaron la actuación que un día más tarde vería en Madrid en cuanto a calidad y capacidad de mover a la masa, poco nutrida por otra parte, quizás por el horario, quizás por los estragos que un día antes causaron TANKARD en su visita a la ciudad.

En Barcelona tuvimos la suerte de escuchar ‘Wake Up… Destroy‘, que quedaría fuera del repertorio de Madrid. Por el resto no faltaron los ya clásicos ‘Combat Shock‘, ‘Living Weapon‘ o ‘Total War‘, indispensables en cualquier concierto de los americanos a día de hoy.

De nuevo el grupo brilló en cuanto a calidad musical, siendo el sonido muy propicio aunque el recinto no pareciese especialmente diseñado para ello. WARBRINGER no fallan sin importar ciudad, ubicación u horario. Resta empezar a contar los días hasta que se decidan a regresar por nuestras tierras. Está claro que no faltaré a la cita con una banda que se ha convertido, tan sobria como firmemente, en uno de mis grupos top del momento.

Crónica de David Jiménez de MetalCry.com