Llegó la hora que muchos esperábamos, ha sido como si el reloj estuviera parado y no avanzaban los minutos, las horas, los días, los años, y ya todos pensábamos que la banda pionera del Horror Punk por excelencia se había extinguido como los dinosaurios en su día.

Píldoras en formato EP y singles sin trascendencia alguna se dejaban escuchar tímidamente desde que su último trabajo original “Famous monsters” viera la luz, y desde que en el 2003 la banda de Jerry Only publicara su “1950”, un álbum de versiones de los años 50 que reinventaron al gusto del mencionando Only.

Puntuación: 10
Crítica de Sixx de
Metal Symphony

Los tiempos de gloria pasaron, los tiempos en los que Glenn Danzig nos arrastraba a la locura con su “Die, die, die my Darling” siendo estandartes de una corriente que ha creado escuela. Una vez más y tras la espantada de Danzig con problemas judiciales incluidos se reinventaron una vez más dándole a la banda un sonido mas hardcore e incluso metalero. Entre medias proyectos que no llegaron a florecer incluyendo a Jeff Scott Soto como frontman en una banda llamada Kryst the conqueror, de los cuales hay algunas grabaciones por ahí. Es muy curioso escuchar a Misfits con Jeff Scott Soto a la voz.

Apareció Michale Graves en escena aportando energías una vez más renovadas a la banda y regalándonos, según gustos por supuesto, dos de las mejores obras de Misfits, “American psycho” y “Famous monsters”.

Lo que sí es cierto es que la banda le ha dado una vuelta de tuerca más a su engendro muy acertadamente cada vez que era necesario. Jerry Only a este respecto no es tonto y sabe como actualizar y reiniciar el sistema operativo de la maquinaria de Misfits. Unos serán de ideas fijas y no querrán ver más allá del Punk más clásico, otros sin embargo son más del sonido más metálico de la banda y ahora nos encontramos con la tercera reinvención de la banda, con un sonido que poco tiene que ver con los antiguos Misfits.

Siguen mostrando al mundo su literatura del terror, incluso rozando el humor, siguen denunciando hechos tan despreciables como los asesinatos de Ciudad Juárez y como no, siguen mostrando al mundo una más de sus invenciones, el devilock.
Producido por Ed Stasium y sorprendiéndonos con el trabajo magistral de Arthur Suydam en el arte grafico, dibujante de toda la serie de Marvel Zombies, Misfits reinician como decíamos antes sistema operativo de la mano de Jerry Only, Dez Cadena y el nuevo batería de la banda Eric Arce, apodado “chupacabras”.

Nos encontramos con un álbum diferente en muchos aspectos, la primera sorpresa es que por primera vez en la historia de la banda y si la memoria no me falla, se incluyen punteos en la gran mayoría de los temas. Dez Cadena a este respecto hizo un gran trabajo al igual que en esos pequeños arreglos que le dan color a los temas, todo esto sumado a la contundencia de Eric Arce hacen un coctel muy jugoso. Respecto a Jerry Only, su calidad vocal ha mejorado desde ese “1950” pero aun así se nota que las voces están muy tratadas y que el “autotunes” sigue haciendo de las suyas, sistema que hace que las voces se “afinen” automáticamente con un riesgo de fallo mínimo.

Se abre la veda con el título que da nombre al disco “The devil’s rain”, tema pesado y directo con un Dez Cadena afilando su sonido al máximo. En este primer tema nos hacemos la idea de que esto promete y que Cadena no se basa únicamente en las quintas facilonas del punk más primitivo. “Vivid red” continua a toda máquina con un sonido más clásico de Misfits y Eric Arce doblando cajas para dar rienda suelta al desenfreno más absoluto, buen tratamiento de todo en conjunto y una magnífica labor de producción. “Land of the dead” es uno de los temas rescatados de ese EP que lanzaron a modo de pesca, simplemente para decir “hey amigos, que aún seguimos aquí”, como un desecho de “Famous monsters” o “American psycho”, este “Land of the dead” una vez más consigue ponerte los pelos de punta.

“The black hole” sigue la misma tónica vacilona de ese sonido añejo de Misfits pero al mismo tiempo renovado gracias a Dez Cadena. Se nota que en esta ocasión Jerry Only le da más manga ancha al ex Black Flag para campar a sus anchas, y la verdad es que es de agradecer.

“Twilight of the dead” nos ofrece más de lo mismo, Misfits no han descubierto la pólvora ni mucho menos pero siguen haciendo de las suyas en cada trabajo que presentan.

Le toca el turno a “Curse of the mummy’s hand”, otro temazo de dimensiones cósmicas con la firma de Misfits que reafirma el nivel de este disco, tema directo también con una melodía, un estribillo y estrofa que no te quitaras de la cabeza. Impresionante el trabajo de Eric Arce también en este tema, que desde luego deja claro que el puesto para presidir ese trono infernal en el que esta subida su batería le viene como anillo al dedo.

Es un día frio en el infierno, así reza su siguiente tema. Una vez mas es donde el terror y el humor bailan pegados a golpes de guitarra con final de campanas incluido. Llega el turno de “Unexplained” el que quizás para un servidor sea el mejor tema del álbum, sonido diferente rozando incluso el pop punk californiano festivo y una vez más vacilón. En jerga Jerry Only nos viene a decir que no entiende nada. Si pudiéramos equiparar este tema a alguno de su pasado, sería sin duda alguna a su “Fiends club” que con el tiempo se ha convertido en un himno, y este lleva camino de serlo también.

“Dark shadows” se abre paso de una forma desgarradora con unos intensos coros y una percusión a base de timbales que marcan la parte del estribillo. Los coros una vez mas muy bien tratados como en el resto de este nuevo trabajo. “Father” continua como si de una broma se tratara, todo apunta a una gran carga de ironía y sarcasmo, recordemos que su archienemigo Glenn Danzig tiene un tema que se llama “Mother”, viejo clásico de este personaje también. Tema que abre con una arreglo muy clásico del Rock y que Misfits termina llevándolo a su sonido con unos coros muy de fondo al más puro estilo de los cantos gregorianos.

Llega Jack el destripador, facturado por completo a nombre de Dez Cadena. Este es uno de los temas más salvajes de este álbum, mas punk clásico si cabe y también deja patente que Dez Cadena ya es un buen aliado a la hora de componer para la banda con un final Motorheadiano a tope.

“Monkey’s paw” viene facturado por Daniel Rey y Jerry Only. Daniel Rey es un viejo conocido de la banda y artífice de la gran mayoría de los trabajos que hizo Ramones en su día. “Monkey’s paw” es un tema que Misfits estuvo presentando en primicia durante la gira pasada para dar a conocer lo que se nos venía encima. Recuerdo ver algún video en directo de este video y la reacción de la gente. Al principio todos prestando atención de que nos iba a ofrecer Misfits en un futuro, llegado un momento dado de la actuación ya todo el mundo estaba saltando y bailando, primer indicio de que la vuelta de nuestro amigo Fiend seria por todo lo alto.

“Where do they go?” es el tema denuncia y serio que os comentábamos antes, con un sonido muy cincuentero y un dueto con una voz femenina denuncia un asunto tan espinoso como son los asesinatos de Ciudad de Juárez.

“Sleepwalking’”, otro tema con una gran base pesada y muy rockera en su sonido con Dez Cadena dibujando contantemente con su guitarra entre estrofa y estrofa. “Ghost of Frankenstein” va llegando al culmen de esta renovación de Misfits, otro tema a medio tiempo que abre con un violín un tanto funesto pero cargado una vez más de melodía, “En el nombre de dios yo te ordeno que te levantes” reza la canción.

Llegamos al final de esta lluvia del diablo con “Death ray”, otra factura de Dez Cadena en la misma tesitura de la anterior, sonido Punk, sonido del Metal y sonido Hardcore a toda velocidad que pone la guinda a este pastel tan bien preparado.

Bien, seremos objetivos y me consta que mucha gente no coincidirá con mi pensamiento ya que como hemos dicho Misfits ha pasado por tres etapas muy diferentes y cada uno de los seguidores de la banda tiene predilección por una de estas. Misfits pensábamos que estaban acabados, que ya no tenían nada que ofrecer desde hace mucho tiempo, las idas y venidas de personajes claves en la historia de Misfits indicaban que este cartucho ya había explotado y que Jerry Only ya no tenía nada que ofrecer aparte de un suculento merchandising.

Afortunadamente los de New Jersey están de vuelta con un disco diferente y a mi entender con una obra maestra. He de reconocer que Misfits es una de mis bandas de cabecera y que difícilmente pueden hacer algo “cutre” e insustancial, pero siendo objetivos lo han hecho. Mi primera duda surgió cuando Doyle, Graves y Dr. Chud abandonaron la banda, también cometieron despropósitos como los de incluir en la formación a Marky Ramone y eso no se parecía a Misfits en nada.

Por suerte me encuentro ante uno de los discos del año, hay otro más en la recamara del que os daremos cuenta más adelante. Y es que este tramo final del año que ya acaba ha sido bastante bueno con algunas sorpresas más que notables. Me voy a permitir el lujo de darle máxima puntuación por haber conseguido un disco 10, no lo suelo hacer porque la perfección no existe, en este caso y con este disco para mi sí.

Misfits están de vuelta amigos, y por la puerta grande además. En estas fechas que se aproximan de Halloween, dejad que el fantasma de Frankenstein os envuelva, rodearos de calabazas iluminadas a la sombra de la noche, dejad volar la imaginación y disfrutad de la lluvia del diablo llamando a las puertas de vuestros vecinos ofreciendo truco o trato, y si no hay trato …………….. ya sabéis lo que hay que hacer.

 

Temas:
1. The devil’s rain
2. Vivid red
3. Land of the dead
4. The black hole
5. Twilight of the dead
6. Curse of the mummy’s hand
7. Cold in hell
8. Unexplained
9. Dark shadows
10. Father
11. Jack the Ripper
12. Monkey’s Paw
13. Where do they go?
14. Sleepwalkin’
15. Ghost of Frankenstein
16. Death Ray

Crítica de Sixx de Metal Symphony

Artículos Relacionados