El bajista de CINDERELLA, Eric Brittingham, ha concedido recientemente una entrevista donde justifica la tardanza en sacar nuevo disco a la venta. Preguntado al respecto comentó que

«No es el momento. Sé que todos andan en proyectos paralelos. Estoy seguro que Tom Keifer (vocalista) tiene dos centenares de canciones listas para grabarse, pero nuestro último disco costo 1,2 millones de dolares y nuestro álbum más barato tuvo un coste de 400 mil dolares. No puedes hacer esto todos los días porque ya nadie vende ese dinero en discos, CDs o descargas. Todo ha cambiado»

Artículos Relacionados