Séptimo trabajo de estudio de la banda que surgió fruto de la escisión de AVALANCH y parece que aún fue ayer. Más aún después de escuchar lo que hay de sustancial en ”Alfa”, disco que suena actual y a la vez sabe volver a las raíces de WARCRY con gran aptitud.

Así es amigos, para aquellos nostálgicos de los primeros álbumes o para quienes no acabasteis de quedar satisfechos con el magistral vuelco que significó ”Revolución”, deciros que este es vuestro trabajo.

Puntuación: 9,5
Crítica de Ivan Allué
de MetalCry.com

Lo que más llama la atención en un principio es el tratamiento de los teclados, mucho más modernos, con buena presencia, y ahora bajo la batuta del señor Santi Novoa. Así mismo, las guitarras resultan otra verdadera joya a destacar. Parece ser que la decisión de prescindir de un segundo guitarrista, ha dado total libertad a Pablo García para desatar el increíble talento y virtuosismo que lleva en su interior. La tercera sorpresa reside en la gran pegada de los coros (véase ”La muerte de un sueño”), que vuelven a contar con la presencia de Ivan Blanco, el propio Víctor García y la última incorporación; Santi Novoa. Estos coros, junto con la fuerza de los estribillos, consiguen hacer de las composiciones verdaderos himnos que ya estamos cantando a la segunda escucha.

Muestra de esta exposición es ”Alma de conquistador”, un tema en la línea de ”El guardián de Troya”, con un Víctor inmenso, que ya indica de buenas a primeras por donde van a ir los tiros. Y es que ”Alfa” arranca a base de épica, como si de un directo se tratara, y se cierra con más rabia si cabe con ”Libre como el viento”, haciendo parecer esta entrega una continuación de aquel ”Alea Jacta Est” de 2004, en lugar de su predecesor ”Revolución” de 2008.

Más en la línea de ”¿Dónde está la luz?”, dejando la épica a un lado, aparece el tema ”Cobarde”. Un claro mensaje a todos aquellos que se creen con derecho a ponerle la mano encima a una mujer, con cualquier otra intención que no sea brindarle una caricia. Aquí es donde empezamos a ser conscientes del gran trabajo de Pablo a las guitarras, y es que el solo de esta canción es de lo mejor del disco. Cuando parece acabar, hasta dos veces resurge para finalmente dar paso al estribillo. Más genialidad a las seis cuerdas en ”Recuérdalo”, la balada de ”Alfa”. Una tierna canción donde la guitarra hace de la melodía su principal reclamo, sobretodo en la parte final, con reminiscencias a lo que en su día compuso Slash en perlas como por ejemplo ”November Rain”.

Si hay un tema que discierne de los demás, este es ”Apariencias”. El único que no ha sido compuesto por Víctor García, sino por su mano derecha Pablo García. Un tema muy hard-rock y progresivo a la vez, con el Hammond de inseparable compañero. Señas de identidad compositiva del guitarrista, que ya nos sorprenderían en el anterior trabajo con ”Absurda falsedad” y ”Abismos”.

Ya para ir terminando, retomando lo dicho en un principio, lo de la vuelta a las raíces, comentar que la cosa queda patente en trallazos power-metal como ”Amistad”, ”Ardo por dentro” o ”Libre como el viento”. Composiciones que recuerdan gratamente a otros himnos de WARCRY como ”Luz del norte”, ”Señor”, ”Hoy gano yo” o ”Lamento”, y dejan claro que estos asturianos siguen siendo un referente a pesar de que alguien pueda pensar “…que es hora ya de una jubilación”*.

* Fragmento de la letra de ”Ardo por dentro”

Temas de «Alfa»:

 

1. Alma de conquistador

2. La muerte de un sueño

3. Cobarde

4. Tan fácil

5. Recuérdalo

6. Amistad

7. Apariencias

8. Ardo por dentro

9. Todo es infierno

10. Libre como el viento

Crítica de Ivan Allué de MetalCry.com

Artículos Relacionados