El teclista Per Wiberg, ha dejado Opeth de mutuo acuerdo por ambas partes, algo que según el comunicado emitido por los suecos se veía venir ya desde hace tiempo.

Wiberg empezó a tocar con la banda durante su gira de presentación del tándem Deliverance/Damnation en 2003, y se convirtió en miembro fijo de la misma dos años después. Antes de marcharse ha tenido tiempo de aportar su granito de arena al próximo disco que pondrán a la venta, presumiblemente el próximo otoño, por lo que sus teclados habrán sonado en tres de los álbumes de estudio Opeth, además de en dos directos.

 

En el comunicado firmado por Mikael Åkerfeldt se destaca el buen trabajo que el teclista ha realizado para el álbum aún no publicado, pero a pesar de ello el ahora cuarteto está buscando un nuevo músico que reemplace a Wiberg en su próxima gira de conciertos. Quien llegue lo tendrá muy difícil para igualar el gran trabajo que ha realizado.

Artículos Relacionados