En la edición de las noticias de esta mañana en el canal Fox News, en el nuevo  programa «Fox & Friends», han entrevistado a Nathan Pearson, el director del grupo de estudio Knome, de Cambridge, Massachussets, cuya finalidad era estudiar la sangre y la composición del ADN de Ozzy Osbourne, sorprendidos por seguir viviendo tras tantos y sonosoros abusos de alcohol y drogas.

Para conocer mas detalles sobre este sorprendente estudio y ver un video de dicha entrevista televisiva sigue leyendo la noticia…

Los resultados muestran que Ozzy ha estado expuesto 6.13 veces más al alcohol que una persona normal, y que ha abusado de la cocaina unas 1.31 veces más de lo tolerable. Los doctores también encontraron una particularidad en un gen de Ozzy, que le permite tolerar el alcohol mucho más que cualquier ser humano. Además de ello, al estudiar su ADN, confirman que el vocalista es descendiente del hombre Neandertal.

Según comenta Ozzy:

«Eso no va a suponer una sorpresa para nadie, o para varios departamentos de policía de todo el mundo. Esta es una gran noticia para los tíos de todo el mundo, si los neandertales podían tener sexo, hay esperanza para todos nosotros».

También bromeó Ozzy sobre el hecho de compartir ADN con las víctimas del Vesubio:

«Si alguno de los Osbourne romanos hubiera bebido tanto como yo, no sentiría el ardor de la lava. Ellos descansaron en paz.»

Todo este estudio ha tenido un coste aproximado de 40.000 dólares.

Aunque hoy en día se mantiene sobrio, según publica Rolling Stone, se estima que Ozzy ha abusado de las drogas y el alcohol durante 40 años.

También el vocalista sobrevivió a un accidente de moto donde su rompió el cuello en 2003. Y, algo que es conocido por mucha gente, hace muchos años Ozzy fue diagnosticado con una enfermedad de desorden genético similar al Parkinson.

A modo de sorna, Ozzy ha iniciado recientemente un nuevo trabajo como columnista de salud para el Sunday Times de Inglaterra. En su primera publicación, Ozzy admite que

«Yo soy un milagro médico. Cuando me muera, quiero donar mi cuerpo al Museo Natural de Historia.»