Slash ha anunciado un proyecto que le aleja sustancialmente de los estudios de grabación y los escenarios: una productora de cine de terror. Así pues, el que fuera guitarrista de Guns N’ Roses seguirá los pasos de Rob Zombie, otro rockero que ha tenido una estrecha relación con las películas de miedo.

Dice el inglés que su intención con Slasher Films es crear largometrajes que nos devuelvan a la época en la que las películas de terror realmente daban miedo, algo que siempre ha querido hacer. Es un confeso seguidor del género, y pretende con ello retomar el estilo de las producciones de los 70 y los 80, lo cual por alguna razón tampoco me parece una gran idea. Pero bueno es su dinero, y se lo gasta como le da la gana.

 

La cosa va en serio, pues ya tienen una primera película en camino titulada Nothing to Fear, que se situará en un pequeño poblado de Kansas donde una familia vive atormentada por un demonio sediento de sangre y la imposibilidad de pagar sus impuestos a tiempo. Por si os interesa la cinta, su producción comenzará a principios del próximo año y el guión está siendo escrito por un tal Jonathan W.C. Mills

Artículos Relacionados