Steve Lee, que fundó Gotthard a comienzos de la década de los noventa, perdió la vida cerca de Las Vegas (Nevada) tras haber dejado la autopista por la que circulaba para cambiarse de ropa tras sorprenderle un aguacero en la carretera. El accidente fue una de esas carambolas trágicas: un trailer perdió el control y fue a chocar con una de las motos del grupo que impacto brutalmente contra el cuerpo del cantante y sus acompañantes.

Su compañía discográfica, Nuclear Blast, ha enviado el siguiente comunicado de prensa…

 

 

«Steve Lee siempre fue consciente de lo que le rodeaba, un caballero, con un toque muy personal, Entendió como ningún otro como disfrutar la vida sin ir demasiado lejos, para él, la fiesta y el alcohol eran algo que disfrutaba con mucha mesura. El vocalista vendió millones de discos con Gotthard, muchos de ellos llegaron a platino, doble o triple, algo que sin duda está a parte de su gran calidad como persona.»