Recientemente, el vocalista de KORN, , reveló en una entrevista a Billboard, que grabar el nuevo trabajo del grupo, “Korn III: Remember Who You Are” fue “una tortura”.

Davis contó a la publicación que el productor del disco, Ross Robinson, le obligó a recordar algunas cosas malas que acontecieron durante su infancia. Entre sus recuerdos ruines, está la época en la que era acosado, hecho que ya fue mencionado en la canción “Daddy”, lanzada en 2004. El objetivo del productor era entender lo que había detrás de las letras que componía el vocalista. Davis comentó que cuando Robinson conseguía sacarle las respuestas que quería, el productor utilizaba esa información contra el cantante, como si quisiese “echar sal en la herida”.

Según Davis, las cosas llegaron a un punto en que el líder de KORN llegó a entrar en una depresión y a pensar en el suicidio. Sin embargo, Davis afirma que el proceso fue necesario y contó que después comprendió todo lo que hizo Robinson por la banda y está agradecido al productor.