La banda de los hermanos Hietala no es de las que se toma ninguna prisa a la hora de editar un disco, tampoco nos hace esperar años y años de uno a otro para nada como otros, dejémoslo en que se toman sencillamente el tiempo necesario para editar material de calidad, raramente se habrá visto un disco de TAROT con una mala crítica, y todo ello pese a lo difícil que debe de ser compaginar su labor aquí con la más (por desgracia) a bordo de NIGHTWISH, en el caso de Marco.

Puntuación: 8/10
Crítica de Ángel Ruiz de RafaBasa.com

Y ya que he mencionado a dicha banda, no estaría de más recordar que entre otra cosas la forma de cantar de Marco es muy diferente a lo que la mayoría de la gente está acostumbrada durante sus años a bordo de NIGHTWISH. TAROT siempre se ha caracterizado por un heavy metal oscuro a la vez que melódico, adornando sus temas siempre por unos teclados en segundo plano a cargo del ya miembro de pleno derecho Tommi Salmella, tras mucho años encargándose de ellos a modo de «Roadie», y es que el sonido de la banda sería muy diferente sin él.

«Crows fly black» fue probablemente uno de los trabajos más oscuros de la banda, aunque siempre fieles a un estilo reconocible aunque no de masas, y con este «Gravity of light» en cierto modo vuelven a sus sonidos más habituales, un heavy metal con ciertos aires rockeros y siempre mucha seriedad, quizá no sean nunca banda de grandes recintos pese a sus veintiséis años de historia juntos, puede gustar o no, pero no conozco a nadie que nunca nadie pueda decir nada malo de ellos ni poder en duda su profesionalidad, trayectoria… etc

Sin embargo si que me atrevo a decir que a TAROT siempre les ha faltado ese «algo» que diferencia a las grandes bandas de las demás, y que a veces no suele ser más que un par de temas pegadizos que todo el mundo conoce y tararea, su heavy metal siempre ha sido más serio y carente de estribillos  festivos, algo que probablemente haya lastrado su carrera, pero que a su vez les ha otorgado cierto aire de banda de culto.

En está ocasión la cosa no iba a ser diferente, el disco al completo en si tiene una calidad admirable, pero en su sencillez no es fácil de asimilar, precisamente porque no estamos ante una banda de himnos festivos, aunque si que temas como el encargado de abrir el disco, «Satan is dead», pueden ser a altamente pegadizos y adictivos, uno de las composiciones más reconocibles que habrán escrito nunca y donde desde un principio se escucha a la perfección cuanto protagonismo tiene el bajo de Marco.

El resto de cortes quizá no sean tan pegadizos, pero «Hell knows», «Pilot of all dreams» son piezas de gran calidad al igual que «Caught in the deadlights», donde el Tommi no solo se luce a las teclas sino que nos deleita con unos coros de muy buena factura.

TAROT son lo que son, una banda de segunda línea, pero no por falta de calidad sino por su estilo, apartado de los patrones más habituales del heavy metal que todo el mundo escucha, pero si temas como «I walk forever» no es un tema digno de cualquier banda de más nombre, apaga y vámonos. Este «Gravity of light» no es un disco que vaya a entrar a la primera, ni quizá a la segunda, puede que a alguno incluso nunca, pero es un trabajo que se escucha con mucho gusto como banda sonora en segundo plano en nuestro día a día, genial para echar millas al volante, y en general agradable al oído en cualquier situación.

Ángel Ruiz

Lista de Temas:

  1. Satan Is Dead
  2. Hell Knows
  3. Rise!
  4. Pilot Of All Dreams
  5. Magic And Technology
  6. Calling Down The Rain
  7. Caught In The Deadlights
  8. I Walk Forever
  9. Sleep In The Dark
  10. Gone

Artículos Relacionados