Estamos ante un bonito disco de tributo a algunos de los muertos más insignes de nuestro rock, y por añadidura a la propia escena heavy/roquera nacional de los 80, a la que LUJURIA siempre ha defendido y reivindicado con un cariño especial (y más ahora que se acerca su veinte aniversario desde que se creó la banda).

Puntuación: 7/10
Crítica de David Esquitino de RafaBasa.com

 

De todas formas, en todo momento han querido huir del tópico de «disco de versiones» sin más y por ello han escogido los temas y artistas homenajeados con todo el mimo y cuidado del mundo, llevándolos a su terreno en algún caso o haciendo lo contrario, intentando que sea LUJURIA la banda que suene un poco al original en otros. Además, como no podía ser de otra manera en un trabajo de este tipo, obviamente han cuidado mucho el detalle de contar con la opinión de alguno de los compañeros de grupo más representativos de cada músico homenajeado. Así encontramos testimonios realmente emotivos en el libreto acompañando a la letra de cada canción (y si me lo permitís, me permito citar una de las frases de Johnny de BURNING como ejemplo de esto: «Toño se presentará sin ninguna turbación a Dios y al Diablo y El Risi se meterá a los dos en el bolsillo de su pantalón de cuero»), además del recuerdo de Óscar, en representación de la banda.

A nivel musical, el disco consta de 10 temas bastante variados, navegando entre el rock y el heavy metal y arrancando pedacitos de historia a la muerte con nombres tan importantes de nuestra escena (nacional y latina) como BARRICADA, BRUQUE, GOLIATH, TOPO, BURNING, SANTA, TEQUILA, TRIANA, V8… y Javiér Gálvez. Musicalmente creo que han hecho un trabajo excelente, destacando aparte de la labor de conjunto a un Roberto Mínguez que ha tenido que lidiar con un papel difícil en temas donde el teclado es clave como en «No hay piedad para los condenados», «Tu frialdad, «Necesito un trago» o «Después del concierto», además del excelente trabajo de Julito y Chepas que se lo han currado tela con las guitarras para plasmar el feeling de temas tan especiales como «La fuerza del rock» o «El heavy no es violencia» (y es que aquí no se trata de ver quién toca más rápido o más técnico precisamente).

Esta vez tenemos que comentar por separado la voz de Óscar, que ha tenido un papelón complicado en el disco porque obviamente era imposible tratar de imitar voces como la de Azucena, Narci Tenorio o Jesús de la Rosa, pero a su vez no hubiera funcionado cantando simplemente «como Óscar Sancho», y creo que ha acertado con el camino intermedio, aunque también pienso que quizás ha pillado peor el rollo del Boni en el tema de BARRICADA (y eso que musicalmente les ha quedado de lujo), y el punto divertido y vacilón del tema de BURNING tampoco me termina de convencer, pese a la buena intención.

A nivel de los temas, como siempre ocurre en estos casos, habrá opiniones para todos los gustos, pero personalmente los temas que más me gusta cómo han quedado son sin duda la guapa «La fuerza del rock» de GOLIATH (que emociona de verdad), el toque 100% heavy ochentero y pegadizo de «El heavy no es violencia» (pero sin perder realidad y clase en la inmortal letra de Pedro Bruque) y «Destrucción» (de los argentinos V8) o la clase de «Después del concierto» de TOPO (por tí estoy aquí, por tí se hace el rock…). Por otro lado, quizás los dos cortes aparentemente más difíciles de atacar posiblemente sean los que mejor les han quedado, dándole un rollo muy especial al himno «No hay piedad para los condenados» y a un tema tan diferente y particular como es «Tu frialdad», excelentes versiones ambas… menos la parte más actualizada de la segunda, que me sobra un poco. Y mención aparte hay que dedicarle a la grabación en estudio del bonito tema homenaje a Javier Gálvez, ese medio tiempo que estrenaron en el Leyendas el año pasado y que se ha convertido en todo un himno, poniendo broche de oro al disco.

Tampoco me quiero extender mucho más porque a nivel de comentarios «técnicos» y relativos al disco podéis leer más cosas en el studio… digo bar report al que hago referencia al principio de la crítica, pero a su vez no quiero terminar sin agradecer a LUJURIA una vez más el esfuerzo por luchar siempre para defender y honrar nuestra heavy metal y rock nacional, además de por seguir siendo coherentes a su discurso de reivindicación, recuerdo, rebeldía y libertad. Como dicen ellos mismos en el libreto, ¡gloria a nuestros héroes y que brille para ellos la llama eterna!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

P.D. – Y por supuesto, no creo que los propios LUJURIA pongan pega a que afirme que un disco de esta naturaleza sirva como homenaje también a la memoria de Ronnie James Dio.

Lista de Temas:

  1. BARRICADA: «Ésta es una noche de rock and roll»
    (dedicado a la memoria de Mikel Astrain)
  2. BRUQUE: «El Heavy no es violencia»
    (a la memoria de Pedro Bruque)
  3. GOLIATH: «La fuerza del rock»
    (a la memoria de Javier Ponce)
  4. TOPO: «Después del concierto»
    (a la memoria de Terry Barrios y Víctor Ruíz)
  5. BURNING: «Balada para una viuda»
    (a la memoria de Toño, Pepe Risi y Arturo Terriza)
  6. SANTA: «No hay piedad para los condenados»
    (a la memoria de Azuzena)
  7. TEQUILA: «Necesito un trago»
    (a la memoria de Julián Infante y Manolo Iglesias)
  8. TRIANA: «Tu frialdad»
    (a la memoria de Jesús de la Rosa y Tele Palacios)
  9. V8: «Destrucción»
    (a la memoria de Osvaldo Civile)
  10. LUJURIA: Estrella del rock»
    (en memoria de Javier Gálvez)

Artículos Relacionados