Han pasado ya, casi sin darnos cuenta, tres años desde que «Metal» vió la luz, un disco que como todos desde que Dave Padden entró en ANNIHILATOR, cosechó tanta crítica buena como mala, y es que si la banda de Jeff Waters siempre se caracterizó por ser una de las más originales y reconocibles de la escena thrasher americana…

Puntuación: 5,7/10
Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

 

 

…ahora, mal que nos pese a muchos, diría que es más reconocida por atravesar una cuesta abajo sin frenos que comenzó con «All For You» y que parece no terminar nunca, sobre todo a juzgar por la escasez de ideas y la alarmante pérdida de identidad del grupo en la mayoría de los últimos trabajos, que les ha sumido, objetivamente, en una espiral de mediocridad e indiferencia para sus fans más antiguos muy peligrosa para una banda en el año 2010, con la cantidad de buenas alternativas y jóvenes grupos que salen todos los días con tantísimo por demostrar. Dicho esto, tengo que decir que siempre me ha gustado la voz de Dave Padden, su pose sobre el escenario y su interpretación incluso de los clásicos, no lo voy a negar, como tampoco pienso esconder que desde que él entró sólo me ha convencido plenamente «Schizo Deluxe», sobre todo porque aunque abriendo mucho la mente «Metal» sea un disco aceptable, sinceramente, no suena a ANNIHILATOR, y de «All For You» ya mejor no hablamos… (ambos mostraban de cualquier modo un nivel bastante inferior al que yo le pido a un genio como Waters…).

Si después de leer esto todavía tienes ganas de seguir indagando, comenzaría diciéndote que con su nueva y homónima obra, ANNIHILATOR no arreglan ni mucho menos el desaguisado de estos últimos años, aunque en general tampoco es que lo empeoren demasiado.

Aquí en «Annihilator» la formación y reparto de instrumentos es exactamente la misma que en «Metal», salvo porque Ryan Ahoff ha grabado la batería en vez de Mike Mangini y porque en esta ocasión no hay ni un solo músico invitado, en contraste con el desfile de su anterior obra. Luego a nivel de sonido sí que se podría hablar de un pequeño cambio con respecto a sus tres anteriores LP’s, lo que desde luego no quiere decir que estemos ante un disco mejor, ni mucho menos. De hecho, puede decirse que ANNIHILATOR demuestran en su nuevo trabajo que esa crisis de identidad persiste, y sobre todo, que Jeff Waters tenía un millón de ideas, solos, riffs y estribillos en la cabeza que seguro que a priori funcionaban, pero que ha sido incapaz de juntar y madurar como canciones, dando como resultado un trabajo en el que abunda el desconcierto y los temas en que uno no deja de sorprenderse por lo «raro» que suenan, como si se tratase de un batiburrillo de ideas que Waters ha metido en sus temas sin importarle nada más, como si no supiera a qué quiere que su banda suene, esa falta de identidad a la que hacía referencia.

Este es un disco en el que además, sin saber muy bien por qué, a Jeff le ha dado por ponerse a hacer solos. 66 nada menos son los que ha incluído en «Annihilator», un trabajo que cuenta con 10 temas, lo que también creo que nos da una idea de lo perdido que anda en lo que al sonido del grupo se refiere, y lo que ha hecho que durante gran parte del mismo me de más la impresión de que estoy ante un trabajo de Jeff Waters en solitatrio que ante uno de ANNIHILATOR.

Sí, definitivamente este es más un disco de Jeff Waters en solitario que uno de ANNIHILATOR.

Por otro lado, y ya hablando un poco de temas concretos, para mí el disco tiene dos partes muy bien definidas, los cuatro primeros temas, y el resto, lo que tampoco debería llevarnos a pensar que esos cuatro primeros son una auténtica maravilla, que tampoco es eso… El disco comienza con el tema más largo de todos, «The Trend», uno de esos que está plagado de solos por doquier y que a pesar de no sonar 100% a ANNIHILATOR, tiene buenos riffs y un toque que sí que suena mucho a ellos en las estrofas, a pesar de que el puente lo destroza todo con su «moderneo», antes de llegar a un estribillo que, dicho sea de paso, suena de lujo y tiene esa fuerza y serpenteo en las guitarras tan caracerístico de los canadienses. Un buen tema en líneas generales que gana con las escuchas. «Coward» empieza con el mejor momento de todo el disco, con un riff y estrofa iniciales que hacen verdaderamente volver a creer en que los mejores ANNIHILATOR son recuperables, pero luego llega el estribillo y nuevamente Padden se pone el chip de las voces limpias tan melódicas y alternativas y todo se viene abajo. En este punto no me cabe la menor duda de que Jeff Waters, sencillamente, no tiene nada claro lo que quiere hacer.

Luego viene «Ambush», y de nuevo, ANNIHILATOR demuestran que saben muy, muy bien cómo hacer thrash metal e incluso cómo sonar a ellos mismos. Este es sin duda el mejor tema del disco, y sin que sea casualidad, también el más sencillo. Tan sólo un par de riffs contundentes, un tempo bien acelerado y una voz al uso de Dave Padden basta para que un tema suene bien, un tema que además es el más corto. «Betrayed» tampoco está del todo mal, otro tema sencillo, que no me recuerda tanto a los mejores ANNIHILATOR, pero que por lo menos no abusa de ese toque moderno o de ese embotellamiento de estilos e ideas, es algo sencillo y directo…

A partir de ahí, de ese quinto tema, se me hace realmente difícil destacar tema alguno, puesto que aunque de tanto en tanto aparece algún riff, toque oscuro y arreglo que recuerda a ellos, en general el resto de temas se me antoja pobre, pobre… «25 Seconds» es , directamente, un tema que de no saberlo, jamás diría que fue compuesto por Jeff Waters, pues es un tema de groove, literalmente, algo extrañísimo y rebuscado que no funciona ni a tiros. Luego, por poner otro ejemplo, «Nowhere To Go»es un tema que podría haber estado perfectamente en «All For You», sobre todo por ese estribillo de metal alternativo y ñoño que quizás veo bien en otras bandas, pero no en ANNIHILATOR.

Y así se siguen sucediendo temas que no me dicen absolutamente nada, salvo que esto no es ni thrash ni ANNIHILATOR, y que, mal que me pese, y a pesar de algunos momentos de lucidez, a Jeff Waters todavía le queda un mundo para volver a editar un trabajo digno de un grupo tan importantísimo y respetado como este, el tiempo que a él le de la gana, exactamente.

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Lista de temas:

  1. The Trend
  2. Coward
  3. Ambush
  4. Betrayed
  5. Seconds
  6. Nowhere To Go
  7. The Other Side
  8. Death In Your Eyes
  9. Payback
  10. Romeo Delight

Artículos Relacionados