Según el New York Post, un juez de la Corte Federal de Manhattan admitió a trámite ayer 25 de febrero la demanda interpuesta por Ozzy Osbourne contra su ex-compañero y guitarrista Tony Iommi sobre el uso del nombre de BLACK SABBATH.

Ozzy Osbourne presentó en junio de 2009 una demanda en la oficina de patentes y registros de EE UU contra Iommi alegando que el guitarrista se apropió de forma ilegal del nombre del grupo.

Osbourne ha demandado a Iommi por un porcentaje del 50% de la marca «Black Sabbath», junto a una porción de los beneficios obtenidos por Iommi derivados del uso del nombre.

 

La demanda presentada en la corte federal de Manhattan alega que la «particular voz de Osbourne» es en gran medida responsable del éxito del grupo, remarcando que la popularidad del cuarteto descendió notablemente durante su ausencia entre 1980 y 1996.

 

El abogado Andrew DeVore declaró ayer que Osbourne firmó un documento mediante el cual renunciaba a todos sus derechos sobre la marca BLACK SABBATH tras dejar al grupo en 1979.

Por otro lado, el abogado de Osbourne Howard Shire calificó el citado acuerdo de confuso añadiendo que fue anulado cuando el cantante volvió al grupo en 1997, encargándose del control de calidad del merchandising del grupo, las giras y las grabaciones.

La demanda de Ozzy sigue a la presentada por Iommi en diciembre de 2008 contra Live Nation. En esa denuncia, Iommi acusa a Live Nation Inc. de violar el registro de la propiedad, alegando que una subsidiaria del promotor de conciertos ha estado vendiendo merchandising con logos e imágenes de BLACK SABBATH de forma ilegal.

El guitarrista acusa a Signatures Network Inc., adquirida por Live Nation en el 2007, de seguir vendiendo merchandising con imágenes del símbolo registrado por Iommi y BLACK SABBATH después de haber expirado su licencia para hacerlo, según la denuncia presentada el martes 16 de diciembre en un juzgado de Nueva York.

La demanda añade que Signatures continuó vendiendo el merchandising del grupo después de recibir una carta de Iommi en abril en la que les pedía que cesaran la actividad. La lista de objetos incluye 100 piezas de ropa, bisutería, posters y otros accesorios, y concluye añadiendo que el contrato del grupo con Signatures expiró en el 2006.