No entraré, a estas alturas de la película, a si Sebastian Bach debería volver a Skid Row o no, es más, creo que de producirse tal acontecimiento no se llegaría a las cotas que se llegaron ni tan siquiera en Subhuman Race, con lo que creo sinceramente que las cosas están bien como están. Seb editó un correcto álbum recientemente llamado Give Em’ Hell que creó diversidad de opiniones a partes iguales, y Skid Row optaron por editar ep’s tras su Revolutions per Minute, algo que sinceramente, no conisgo entender del todo, pudiendo unificar todos esos temas en un álbum único.

Crítica de José Rojo de Metal Zone

Pero claro…tener excusa para girar, contentar al sello…nadie sabe el motivo real, algo que a nosotros personalmente, nos debe importar más bien poco si realmente se mantiene el nivel de United World Rebellion Part One. Y como no, ahora ya tenemos aquí la segunda parte del experimento bajo el denominativo Rise Of The Damnation Army, con un «remix» del artwork inicial, y 7 cortes que se añaden al listado disponible para la gira, es decir, 5 nuevos cortes, y dos versiones típicas pero resultonas.

No soy ni mucho menos detractor de Jonnhy Solinger, es más, encuentro bastantes buenos momentos en el primer disco que grabo junto a la banda, un Thickskin que creo que incluso ha sabido envejecer con el aprobado raspado, sin convertirse en un disco de cabecera, pero que todavía pincho en algún que otro momento. En ésta ocasión Sabo y acompañantes no han creado, ni han pretendido, componer una obra maestra. Así lo demuestra We are the Damned, muy angelino, con una buena y potente producción y un estribillo que abrirá más de uno de sus shows. «Me gusta» pensé la primera vez que lo escuché…pero lo que va más allá, es el saber que Skid Row mantienen el tipo dignamente y están en forma para seguir entregando buenos momentos. Give It The Gun también convence, más dura, pero que en definitiva, queda un tanto ramplona con las escuchas, sin descubrirnos un gran tema, con un estribillo curioso coreado, pero poco más, mientras que Catch To Fall supone uno de los mejores momentos del trabajo, un medio tiempo muy americano, donde el que sorprende de verdad es Solinger, que incluso en algunos dejes si que recuerda a Bach. Buen corte, melancólico, radiable y con buen feeling que nos conduce a Damnation Army, que con un bajo muy marcado nos adentra en un ritmo muy Motörhead en todos los sentidos, para escupirnos uno de los tramos más desentendidos y rebeldes del disco. Zero Day finaliza la tanda de temas originales, con un track muy cliché en su riff, pero con cierto buen gusto en las frases que recita Jonnhy, sin llegar a deslumbrarnos.

Los dos covers, como no podía ser de otro modo, son correctos y perfectos para animar el cotarro en sus shows, aunque realmente, no se si se serán necesarios dado el repertorio que puede usar la formación. Sheer Heart Attack de Queen les ha quedado muy compacto y fiel al original llevándoselo a su campo, mientras que Rats In The Cellar de Aerosmith les viene como anillo al dedo, y han sabido adaptar dándole un sonido moderno pero muy rockero que favorece a la versión que finaliza de un modo muy notable el ep.

Lo dicho y recalcado…creo que sería mejor editar un buen disco en vez de experimentar con ep’s, y dejar los covers para las ediciones japonesas. Sin ir más lejos, The Cult ya probaron el mejunje de lanzar temas con cuentagotas, y terminaron editando un álbum completo con todos esos cortes en un disco extra. Probablemente, Skid Row, lleguen al mismo puerto y conclusión. Pero de momento, nos dejan 5 temas disfrutables, que es de lo que se trata.

Crítica de José Rojo de Metal Zone

Artículos Relacionados