Nos lo contaba el propio Txus Di Fellatio, batería de la banda madrileña, que se expresaba en estos términos:

“Admitida a trámite la querella criminal presentada por los miembros de Mägo de Oz contra Gregorio Esteban Martínez por presunto delito contra la propiedad intelectual. Recordamos que Gregorio Esteban era el dueño de Locomotive (antigua compañía de discos de Mägo de Oz) con el que llevan más de 8 años litigando por incumplimiento de contrato, impago de royalties y explotación no autorizada de las grabaciones de Mägo de Oz”.

Como se añadía en la página web del grupo: “Se ha dado un paso más para la resolución de este conflicto”. En la práctica esto quiere decir que el juez ha visto indicio de delito y que habrá juicio; eso sí, aún no se puede aseverar que “Goyo”, como se le conocía en el gremio musical, sea culpable.

 

Artículos Relacionados