El que me gusta llamar «Caimán del Metal» (su porte sureño y su apariencia verdosa fruto de tanto tatuaje lo demuestra) está de vuelta con sus DEVILDRIVER, para, una vez más darnos un puñetazo en toda la cara con «Winter Kills» un redondo aplastante, brutal, sin concesiones y sin miramientos. Toda una oda a la violencia musical por excelencia.

Sin embargo, para un servidor que no es nada amante de la tralla sonora gratuita, lo que saben ofrecer DEVILDRIVER como nadie ese groove latente y permanente en cada parafraseo vocal y en cada golpeteo sónico. Muy en la línea de lo que son capaces de hacer LAMB OF GOD y que, actualmente, pocas bandas han logrado convertir en seña de identidad en su repertorio.

Crítica de Jorge Cárcamo Yagüe de RafaBasa.com


Como es costumbre en los americanos, sus primeras muestras del álbum son auténticas joyas, no reservan nada, no esconden ases en la manga (esta vez sí, ya os diré porque) y entran con todo desde el segundo cero.

«Oath Of the Abyss» es eso precisamente, un juramente desde las profundidades. Mucha pesadez en constante movimiento, mucha fluidez de la base rítmica; que contrasta con «Ruthless» un rompe cuellos imperioso que dejará a más de uno dañado cerebralmente con ese groove y esa forma de cantar de Dez que coincide con cada riif y con cada rasgueo.

Pero aun queda lo mejor. La dupla «Desperate Times» y «Winter Kills» es de lo mejor del género. Pura rabia en constante movimiento. Un estribillo. Un himno. Una vida. Auténticos puñetazos sobre la mesa. «Desperites Times» cuenta con unas guitarras que espantan, afiladas y sucias hasta que llega el estribillo y se convierte aquello en velocidad inagotable. Lo mismo pasa con «Winter Kills». Ese inicio hasta que termina por estallar es una salvajada. Ambas deberían convertirse en una obligación en sus conciertos.

Buena parte de culpa de ese groove que tanto menciono la tienen Chris Towning, su nuevo bajista; y John Boecklin el batería de siempre. Esta base rítmica es muy responsable de esa seña de identidad en que se ha convertido DEVILDRIVER. En el otro opuesto están las guitarras de Mike y Kendrick, que lo mismo desgarran que aplastan. Y no puedo olvidar la voz de Dez. Una voz que en estudio tiene una versatilidad aplastante. Corrosiva, afilada, profunda… el pueblo pide y Dez nos lo escupe. Sin embargo, esto hace que llevarlo a directo sea muy difícil. Como así pude comprobar cuando vinieron con MACHINE HEAD. Pero eso es otro debate.

El disco sigue en una línea de notable. Mucho groove, bastante variedad para lo que es el género, pero sobre todo mucha agresividad muy bien gestionada. Sirva de ejemplo el paso de «The Appetite» con esa delicadeza inicial que se esfuma con un par de alaridos (otro más que futurible himno con ese estribillo) a «Gutted» pura pesadez y aplastante agobio. Para que ambas desemboquen en «Curses And Epitaph’s» más metal al uso cuya batería es digna de enmarcar.

Sin embargo como me viene pasando con todos sus discos, al final, se me hacen muy largos. Este son 59 minutos de rabia incontrolada y al final, los alaridos de Dez se me antojan repetitivos. Para ser una banda que no ofrece ni un solo respiro en sus discos uno termina asfixiado.

La sorpresa es «Sail», ese as en la manga que tenían guardado (que no estoy seguro si es un cover). El caso es que es un tema con unas pinceladas vocales femeninas como contrapunto a Dez y todo el salvajismo made in DEVILDRIVER que me apasiona. Añadiendo que tiene un ritmo mágico y una pegada pasional se ha convertido en uno de mis temas favoritos de la banda. Si hubiesen incrustado este tema a mitad de disco seguro que la estructura hubiese sido de otra forma y el efecto asfixia no hubiese sido tan intenso.

Resumiendo, tengo la vaga sensación de que DEVILDRIVER aún no han conseguido la adoración y respeto que se les merece en Europa, y es hora de que «Winter Kills» les otorgue ese privilegio, porque, reconozcámoslo, no han sacado dos discos malos, y todos ellos rozan el notable.

Tracklist:

  1. Oath Of The Abyss
  2. Ruthless
  3. Desperate Times
  4. Winter Kills
  5. The Appetite
  6. Gutted
  7. Curses And Epitaph’s
  8. Caring’s Overkill
  9. Hunting Refrain
  10. Tripping Over Tombstones
  11. Sail
  12. Shudder [deluxe digibook edition bonus]
  13. Back Down To The Grave [deluxe digibook edition bonus]

Crítica de Jorge Cárcamo Yagüe de RafaBasa.com

Artículos Relacionados