Device nace de la mano de David Draiman (Disturbed) y Geno Lenardo (Filter) como nuevo proyecto musical dentro de un mundo en el que cada vez hay más artistas con proyectos paralelos. Uno de los casos más sonados fue el de Corey Taylor, vocalista de Slipknot, al que vimos liderar Stone Sour a la perfección. Pero una cosa eso, y otra muy diferente es lo que han hecho con Device.

Puntuación 5,5
Crítica de Shadows de
 The DrinkTim

 

Supongamos que no sabes del nacimiento de esta nueva banda: escuchas el disco, te dicen que es el nuevo trabajo de Disturbed y tú te lo crees.

Muchos podrán alegar que la voz de Draiman es muy característica, pero la cruda realidad es que ni se esfuerza en cambiar ni un ápice su registro. Así que, excusas a parte, el disco debut de Device no es nada del otro mundo, como una continuación de Disturbed plagada de colaboraciones.

En fin, vamos al lío.
Cuando empecé el disco me emocioné recordando viejos tiempos al escuchar de nuevo la voz de Draiman y suponiendo que estaba ante un discazo, pero no fue así. Partimos de la base de que se supone que es su disco debut, y ¿qué nos encontramos? 10 cortes, de los cuales 5 son con colaboraciones. Vamos, que la mitad del disco va a pachas, algo que no me ha gustado demasiado. Me parecería aceptable con bandas que llevan unos cuantos discos a sus espaldas y tienen la oportunidad de lanzar uno en plan colaboraciones y algo de material nuevo, pero en un primer álbum… como que no.

De los temas 100% Device tenemos, por ejemplo “You Think You Know Me” y “Penance”, que son un claro ejemplo de lo que os he comentado unas líneas más arriba. No son para nada malos, pero al escucharlos es inevitable notar algo que nos resulta familiar, como si fuese una canción que conocemos pero que no hemos escuchado en años. Fue, más o menos, lo que me pasó al escuchar por primera vez “Vilify”, single de presentación del grupo. Bastante pegadizo, potente, aunque un poco de repetitivo (como casi todo el disco, para qué nos vamos a engañar).

De “Hunted” y “War Of Lies” hicieron temas con algo más de contraste. A pesar de que la gran parte de a ambos cortes pecan de una aplastante normalidad, los toques electrónicos y voces melódicas potentes los hacen bastante interesantes.

Ahora bien, si tenemos en cuenta las colaboraciones, el disco mejora. Me decepciona bastante el hecho de que lo que marque la diferencia sean temas como “Out Of Line” con Serj Tankian y Terry Geezer Buttler, o “Time My Last Forever” con Lzzy Hale de Halestorm, corte que se convierte, junto a “Through It All” (feat Glenn Hughes), en las baladas del álbum.

Pero si tuviésemos que hablar de EL tema, quizás el premio iría para “Haze” en colaboración con Matt Shadows de Avenged Sevenfold. Bastante dinámico aunque se acaba haciendo un tanto repetitivo contra el final, pero que no llega al grado de pesadez de “Opinion”, canción con Tom Morello de Rage Against The Machine. Puedes escuchar el primer minuto y pasar al siguiente tema sin contemplaciones. En serio, hazlo.

Creo que, tras estas palabras, poco más puedo añadir. Golpe de remo al señor Draiman, quien ha llevado a la perdición a este grupo que tan buena pinta tenía. Espero que, si tienen pensado hacer un segundo disco, se pongan las pilas y den a Lenardo un poco más de mano en la composición.

Device son:

David Draiman – voz
Geno Lenardo – guitarra
Will Hunt – batería
Virus – guitarra

Tracklist:

1. You Think You Know Me
2. Penance
3. Vilify
4. Close My Eyes Forever (feat. Lzzy Hale)
5. Out of Line (feat. Serj Tankian & Terry «Geezer» Butler)
6. Hunted
7. Opinion (feat. Tom Morello)
8. War of Lies
9. Haze (feat. M. Shadows)
10. Through It All (feat. Glenn Hugh
es)

Artículos Relacionados