El segundo álbum de los catalanes ya está aquí. Después de apuntar muy alto con su primer largo, «The Menace», llegan con un colosal «Rise… Then Rest». Para la ocasión, han querido contar con la labor de Erik Rutan en las tareas de mezcla y masterización, quien hizo el trabajo en los estudios MANA de Florida. De lo demás, se encarga el propio grupo, que se ha aventurado a crear la portada en vistas a que las que barajaban no terminaban de convencerles. Para ello, esculpieron a mano en la pared del local de ensayo el título del disco y fracciones de las letras del mismo.

Crítica de Diego González de RafaBasa.com


La banda continúa manteniendo la misma alineación, pero mejorando a nivel individual. «Rise… Then Rest» muestra ese crecimiento. Juli Baz a las voces se desgañita, jugando constantemente con todos sus registros, y sin salir del apartado vocal, podemos decir que los coros, que son seña de la banda, están magníficamente tratados. El espectacular trabajo de guitarras a cargo de Marc Busqué y Albert Requena y la nada desdeñable base rítmica conformada por el batería Javi Carry y el bajista Marc Torras son síntomas de superación en lo musical. Si su anterior disco supuso una amenaza, con este se cumple. CRISIX son ya una realidad de lo más firme y para muestra, este álbum.

«I.Y.F.F.» es el primer puñetazo en el rostro; thrash metal directo con un cambio de ritmo que va a desembocar en unos sorprendentes solos melódicos más propios de una banda como HELLOWEEN, para después devolver la furia en la que se mueve el estribillo principal. Sin parar de menear la cabeza pasamos al segundo corte, «Rise…Then Rest», thrash metal que, nuevamente, recoge influencias heavies en los solos de guitarra. El single es «Bring ‘em To The Pit», un tema que aúna desenfado y fuerza casi a partes iguales. Tiene ecos de los ANTHRAX del «I´m The Man», reminiscencias de GWAR en algunos coros,  pero lo más importante, es muy asociable musicalmente a la propuesta de este conjunto catalán. «Those Voices Shall Remain» es otra bofetada sonora provista de sensacionales guitarras y contundentes coros. Uno de los más veloces es «One By One», que suena incendiario. Caña, violencia y potencia.

Son varios los temas en los que demuestran que la banda no tiene unos patrones establecidos. «Frieza The Tyrant» es uno de ellos. Es el corte más discorde, tanto por sus instantes iniciales como por las melodías que incorpora, aunque termina por ser uno de los temas más memorables.  Tanto «Seven» como «Army Of Darkness» suponen una buena muestra del buen trabajo de riffs que atesora este disco. El segundo de ellos, pese a que pueda sonar a la época más gloriosa de ANTHRAX, suena sorprendentemente fresco, como este trabajo en sí.

Hacia un plano más divertido llevan a «Volcano Face», una canción que me ha recordado al «Brain Dance» de ANNIHILATOR, sobre todo en algunas de las voces que incorporan. Es un tema variado, lleno de cambios, en el que entretejen desenfado y metal de manera magistral. La verdad es que, cuando la banda se atreve con temas de este pelaje, lo bordan. Ahora, con una estructura más simple y agarrándose a un thrash más directo, atacan con la iracunda y tremenda «Scars Of The Wolf», que precede al último corte del álbum, «Waldi Gang», otro claro ejemplo del descaro del grupo a la hora de crear temas fiesteros y cañeros a base de crear una mezcolanza de estilos que, por si fuera poco, parece fluir con total naturalidad, y es que hasta ese sonido de armónica que introducen queda bien.

CRISIX se mantiene practicando ese thrash con el que despuntaron en su anterior trabajo, pero se atreven a mirar mucho más allá. Definitivamente, el nuevo álbum aúna muchas más influencias, haciéndolo más variado. Encontramos pinceladas heavies, hardcore, crossover… Todo en un disco cimentado sobre la base de un thrash metal ochentero en la más pura tradición estadounidense, pero dotado de una personalidad aplastante. A esto hay que sumarle una producción a la altura de unos temas que nada han de envidiar a los de cualquier banda de primer nivel. «Rise… Then Rest» debiera suponer el asentamiento musical definitivo del conjunto catalán. A fin de cuentas, estamos ante uno de los discos de thrash metal del año. Es tiempo de CRISIX.

Tracklist:

  1. I.Y.F.F.
  2. Rise…Then Rest
  3. Bring ‘em To The Pit
  4. Those Voices Shall Remain
  5. One By One
  6. Frieza The Tyrant
  7. Seven
  8. Army Of Darkness
  9. Volcano Face
  10. Scars Of The Wolf
  11. Waldi Gang

Crítica de Diego González de RafaBasa.com

Artículos Relacionados