El pasado sábado día 24 nos pasamos a ver que tal se lo montaban en la primera edición del festival ASACO METAL, una iniciativa que surge desde la asociación Asaco, afincada en la localidad madrileña que acogía la velada, en la cual proponían la cañera descarga de cuatro grupos de calidad contrastada como son HAMLET, ANGELUS APATRIDA, INNTRANCE y HEL´S FIRE, acompañados por los emergentes LEYENDA INVOLUNTARIA.

El concierto tuvo lugar en la Casa de La Juventud de Parla, un edificio de “nueva obra” con una capacidad asistencial bastante elevada que fue más que suficiente para disfrutar del concierto sin ningún problema.

Crónica de Javier Fraile de MetalCry.com

La organización por su parte nos trató fenomenal desde que llegamos, con una entrada bastante inmediata al recinto (no me gustan los GPS y aun soy de los que funcionan con pequeños croquis en papel, como pueden dar buena fe mis amigos), y además situando la barra en una zona directamente vinculada al acceso (al lado de la que pondrían un gran puesto de merchan).

Por otro lado, el precio era mucho más que asequible ya que casi cualquiera de esas bandas ya te están pidiendo esa cantidad de dinero en una actuación en solitario, así que ¿para qué queríamos más?. Una iluminación bastante acertada, fue el mejor punto de los conciertos ya que el sonido fue el aspecto a mejorar para futuras ediciones (estoy totalmente a favor del gran espacio que proporciona el recinto, pero no así de su pésima acústica).

Nadie dijo que la tarea de romper el hielo en un evento como estos fuera fácil y para bien o para mal, no tuve la oportunidad de verlo porque debo de admitir que me hice un tremendo lío con los horarios (creo que cambiaron los días anteriores al periplo o algo así), por lo que llegué a eso de las siete y veinte cuando estos chicos habían salido con todas las ganas del mundo a en punto.

De todas formas LEYENDA INVOLUNTARIA planteó un concierto bastante sólido, con mucha confianza e intentando animar al público a que les ayudara dando palmas por ejemplo, deslizando pequeños guiños que les hicieron mucho más llevaderos, pese a que su mal sonido no me hizo precisamente disfrutar de la actuación.

El tema en el que mejor me lo pasé de su concierto, fue un rapidísimo “Creeping Death” de los METALLICA, con mucha intención y bien a las guitarras que nos hicieron ver que en la banda hay mucha madera por quemar todavía, un concierto correcto que podría haber estado mucho mejor si hubiera venido agarrado de la mano con un buen sonido, y una banda que estuvo a la altura pese a que aun le queden muchos km por recorrer para comenzar a sonar con unas buenas tablas de base.

La principal alegría de la noche para mi, fue el concierto de los madrileños INNTRANCE, un grupo al que tengo un especial respeto no únicamente en el terreno musical y que por motivos que no vienen al caso, aun no había podido ver en directo (o al menos eso creo), además tenemos que sumar que a día de hoy su co-líder y vocalista Kiko Hagall, vive en las islas Canarias si no me equivoco, lo cual hace que ver a la banda en activo no sea tarea fácil.

La banda sigue presentando su potente segunda obra que nos ofrecieran el año pasado bajo el nombre de “Impío”, y salvo por el mal sonido que tampoco les ayudó en esta ocasión, dieron un concierto intenso, fiero y sabiendo poner los puntos sobre las íes, siendo sin duda la incorporación del sonido de Sergio Fraile (también en DULCAMARA) al bajo, un punto a favor en el directo de Kiko y sus huestes.

El comienzo de la actuación fue un verdadero cañonazo a través del primer tema de su a la vez primer disco (“Bullets”), alternando líricos con guturales, y encarando directamente al público para reclamar su posición, la labor de Miguel como siempre fue imprescindible a las líneas vocales más duras y a la guitarra, siguiendo de cerca todos los pasos de su amigo Kiko y estableciendo un diálogo mas que claro entre los dos, mientras sus compañeros nos aterrorizaban con las bases rítmicas.

También abordarían su segundo trabajo con el frenesí de “Entre Lamentos”, sonando entre una aplastante batería y unas guitarra que sin excederse en sus funciones dejaba a Kiko hacer su función principal, y ya de paso doblar las líneas líricas, subiendo el listón el concierto con “Sin Perder La Fe”, en la que les pudimos ver mucho más sueltos cabeceando como locos y con ese estribillo tan cantable que ofrece el corte.

Los sonidos más panterianos de “Secret Alibi” pusieron una nota de color en la actuación de los madrileños, volviendo a ese primer trabajo en el que cantaban en el idioma sajón y situando aun más alto el listón de su discurso, con una perfecta acogida siendo el tema que aproveché para realizar alguna fotillo con la que ilustrar estas líneas, tomando como especial referente el solo de guitarra que culmina en un agudo desgarrador.

Unos perfectos platos para “Tras El Telón” levantaron al personal con mucha más fuerza a la hora de cantar un tema que se presupone como mucho más contundente, fue sin duda alguna lo que más me gustó de todo el trabajo. Después me acuerdo que también sonó “La Tubo”, un tema dedicado a una chica que por lo visto la tubo que tener más de uno según nos explicaba Kiko, una canción con un efectivo doble bombo y unos toques de guitarra que pueden rozar el carácter progresivo. En fin, un buen concierto de los metaleros en el que verdaderamente tenemos que resaltar la actitud en los temas que he comentado, aunque tocaran más piezas con mucho carisma como el que Kiko le dedicó a sus chicos.

Antes de comenzar a hablar sobre el siguiente concierto, la primera idea que se me viene a la cabeza es que por algún extraño motivo, estoy abonado a los thrashers ANGELUS APATRIDA, no se en qué momento me compré el bono pero aun sin haber estado en España más de medio año, he podido verlos ya cinco veces en este 2012, y esta volvió a ser una vuelta de tuerca más para una banda que ya no le queda nada por demostrar (aunque si mantenerse).

En esta ocasión no voy a centrarme tanto en hablar del setlist de la banda, puesto que difiere en muy poco a lo que han estado haciendo en los últimos tiempos (salvo aquel interesante día en la Siroco donde solamente escuchamos covers), pero si tenemos que elogiar su entrega en escena, haciendo conciertos muy intensos en los que paran pocos segundos para contarnos alguna movida, o preparar los instrumentos para el siguiente asalto, siempre desde la humildad y el buen rollo con un público que bebe las aguas de la banda desde los primeros compases.

Y es que resulta imposible el no quedar sometido con una banda que sale a escena con la mayor tranquilidad del mundo y en cuatro segundos te lía la de Dios es Cristo, en esta ocasión a través de su más reciente ya himno “You Are Next”, marcándose unos riffs siempre ejecutados con una gran minucia y una batería aplastante hasta en los momentos de mayor “tranquilidad” (en caso de que esta pueda ser considerada en los directos de esta banda).

El sonido apenas había mejorado mucho, aunque para que os voy a engañar dando importancia a este hecho, estábamos pasándolo en grande con la actuación de los albaceteños a quienes como digo, no les cuesta trabajo ir desgranando poco a poco sus cañonazos como  si estuvieran repartiendo chapas, afianzando su última obra con canciones como “At The Gates Of Hell” o “Violent Dawn”.

Como una revolución sonarían también pelotazos de la talla de “Of Men And Tyrants”, el especialmente dedicado para la ocasión “Corruption” en el que casi vomitaron odio con su estribillo, o los rapidísimos riffs de “Killer Instinct” (que aunque dista mucho de ser mis favoritas del último trabajo, es un buen pepino para el directo). En la actuación tampoco pudieron faltar trallazos como “Fresh Plessure”, el guiño a Maiden incluido en su discografía, el “Legally Brainwhased” dedicado a esos borregos de la iglesia católica, o una de las más esperadas en el concierto, con su Wall Of Death correspondiente; “Give Em War”.

Ya os digo que es muy complicado poner pegas a los directos de estos chavales, y más cuando lo único que hacen es poner de largo unas composiciones de thrash metal llenas de energía, como también serían el “Versus The World” con intro incluida o la traca final con la que les encanta cerrar sus actuaciones; “Thrash Attack”, tema con el que más se sienten identificados tal y como nos cuenta el propio Guillermo. De nuevo un concierto sobresaliente por parte de estos chavales.

Hace muchos años que este que os escribe viene siguiendo la trayectoria de los madrileños HAMLET, pero por mil razones hacía una verdadera eternidad que no los veía en directo, lo cual hizo que me tomara con mucho entusiasmo su puesta de largo, pese a que la última etapa de la banda no es precisamente la que más me llame la atención. Nadie puede negar que son unos fieras en el escenario, y que tanto Alberto como Luis, rinden a un nivel mucho más que alto, acompañados de una gran base rítmica y de uno de los frontman más activos en directo de nuestro país; Molly.

El concierto estuvo hecho a su entera medida, acicalando el escenario con un gran telón central y dos pequeños laterales y poniendo unos pedestales a pie de escenario para que los músicos subieran y bajara (la mayoría de las veces dando saltos), para ofrecer su espectáculo, remarcando claramente que a parte de ser cabezas del cartel, era el concierto más esperado de esa noche.

La banda a parte de mostrar una actitud totalmente cercana, llegó pisando muy fuerte no ya únicamente con un gran setlist, sino con ese fuego que lleva a Molly a moverse incluso por los altavoces que se enfrentaban al escenario en la parte delantera, incluso en un par de ocasiones llegó a poner el pie en la barra de contención, cantando sus himnos con todos los fans que se agolpaban en las primeras filas ofreciendo a la banda su calor.

En definitiva podríamos decir que su concierto fue una exhibición de rabia y tablas por el escenario, tomando como la canción más importante de su actuación “Jodido Facha” en la que pusieron un particular interés y desgranando otros muchos temas de toda su carrera, presentando especial atención a su “Amnesia” que también decoraba el escenario.

El mejor momento de todo el festival llegó al interpretar su clásico “Irracional” en el que invitaron a todos los amigos que se habían dado cita esa noche a tocar el tema, pudiendo ver por ejemplo tocar la guitarra a Davish y Guillermo, incluso apareció Puppy de VITA IMANA, quien ya que estaba allí se quedó también para acompañar a la banda con la guitarra de Alberto en “Un Mundo En Pausa”, con mucha furia dejando ver lo buen guitarrista que es y prestando su ayuda a una banda en la que podría encajar perfectamente a las cuerdas.

Un gran detalle de esta mítica banda que se encuentra en un estado de forma excepcional, en youtube podréis encontrar vídeos de esta parte de la actuación u otros temas que también sonaron con bastante acierto como “Tu Medicina”.

La última actuación de la noche fue completamente abrasadora y demencial, yo ya había tenido la oportunidad de ver a los HELL´S FIRE el año pasado y son una puta locomotora, sin cortarse ni un pelo y practicando un potente metal con infinidad de influencias, En esta ocasión tuvieron la mala suerte de cerrar la velada, por lo que la peña abrió el ala cuando terminó HAMLET y no tuvieron todo el apoyo que se merece, sobre todo al estar presentando un discazo como lo es su “AMMO”, toda una patada en el estómago que supo liderar perfectamente su cantante Big Mario.

La banda en cuestión de algo más de un año que hace que no les veo, ha dado un salto cualitativo notable y aunque tampoco terminaron de sonar como me hubiera gustado, si que pudimos hacer el cabra con sus temas siempre edulcorados de un simpático “Hijos de Puta” (desde el cariño), hasta los últimos compases.

Como dato curioso de la actuación, decir que al bajo estuvo presente en casi todos los temas Dani Fernández, al que muchos conocemos por su participación en los también madrileños VIOLENT EVE. Y bueno con esto ya puedo pasar a mencionar algunos temas que les ayudaron a sembrar el caos y romper el silencio de la mejor manera posible.

Los chavales comenzaron con “Far Away From The Sun” el tercer tema de su nueva obra, sin darnos un segundo de tregua al presentar una contundente batería y enlazando perfectamente con el tema que les da nombre; “Hell´s Fire” que destrozó cabezas entre los asistentes, mientras la banda se movía enérgicamente en escena. Toques sureños se hicieron más que claros, en esa nueva “Cletus” que hablar sobre el peculiar personaje de los Simpson de Groening en el que las guitarras tuvieron uno de los mejores puntos del concierto.

No tardaron en salir a la carretera con “On The Road” y ya en esta tesitura continuaron marcándose temazos hasta el final del concierto como “God Will Not Come”, o la final “Hole In The Sky” sin ceder terreno ni un ápice y con un buen sabor de boca al final de su actuación que se nos pasó volando. Es una banda brutal en mayúsculas que ofrece un directo demoledor, y que especialmente recomiendo si queremos montar unos buenos pogos y pasarlo bien, no imagino mejor manera de haber cerrado el espectáculo.

Antes de terminar, quiero volver a dar la enhorabuena a la organización que se lo curró fenomenal de principio a fin, sobre todo ofreciendo unos precios en barra bastante populares y dar las gracias por haber contado con MetalCry en el evento, esperamos poder repetir en un futuro.

Crónica de Javier Fraile de MetalCry.com