Tras dos jornadas y unas horas de descanso, ya estoy en Madrid sentado delante del ordenador, para contaros mis impresiones generales, a modo de resumen, y mi opinión sobre la primera edición del festival COSTA DE FUEGO,  previa a las crónicas completas en profundidad de cada banda, -con muchas fotos-, que publicaremos en breve. Pido disculpas a nuestros lectores por no haber publicado alguna nota o mini resumen desde Benicassim. Una avería en mi portátil lo hizo imposible.

Maraworld, los mismos organizadores del Festival Internacional de Benicassim (FIB), anunciaban el pasado marzo el nacimiento de este evento de dos jornadas dedicado a los sonidos más duros, encabezado por GUNS N´ROSES y MARYLIN MANSON, artistas a los que poco a poco se fueron sumando más nombres.

Crónica de Rafa Basa de RafaBasa.com


A priori, el cartel no levantó excesivas pasiones entre los seguidores más heavies, fue bautizado con el nombre de COSTA DE FUEGO, y dada la crisis que nos inunda y la desconfianza que, -para bien o para mal-, tiene cierto porcentaje de público roquero ante los festivales celebrados en nuestro suelo patrio, y más si son nuevos como es el caso,  parecía a priori, que COSTA DE FUEGO no sería «el gran festival duro del verano de 2012».  Según se fueron acercando las fechas, la venta de bonos y entradas se fue animando, y al final, entre 12 y 15.000 personas diarias asistieron al evento, lo que ha hecho que los organizadores hayan realizado un balance positivo, y ya estén trabajando en la segunda edición, que se celebrará en similares fechas a las de este año, en el 2.013, una semana antes o después del FIB, aprovechando las instalaciones, montaje, etc. Posiblemente no sean unas cifras de asistencia muy grandes, pero si han sido suficientes para que el año próximo tengamos otro festival metalero en nuestra agenda, y para que Maraworld haya convertido COSTA DE FUEGO en un festival que se celebrará durante al menos los próximos cinco años.

Que el FIB sea un festival consolidado, asentado en un mismo recinto año tras año, y que sus responsables se preocupen del bienestar de los asistentes y hayan aprendido a hacerlo y a subsanar errores, y perfeccionar detalles, han sido las ventajas claves para que la primera edición de COSTA DE FUEGO haya dejado un gran sabor de boca entre sus asistentes. A grandes rasgos, -salvo excepciones, que siempre las hay-, el público se ha sentido muy cómodo, y ha mostrado una opinión generalizada muy positiva en cuanto a las instalaciones, recinto, acampada, escenarios, carpas, equipos de sonido, merchandising, servicios de hostelería, accesos, etc. Ciertamente el asentamiento es ideal para un gran festival.

Los escenarios están muy bien ubicados, sobre todo los dos principales. El suelo asfaltado, está en pendiente ascendente, lo que facilita totalmente que el público pueda ver desde lejos las evoluciones de las bandas en escena sin tener que buscar zonas elevadas muy distantes. La visión está garantizada, lo que es muy importante. Los equipos sonaron con calidad, y salvo excepciones, todas las bandas mantuvieron un gran nivel de fidelidad sonora. También el montaje de luces estuvo a la altura. No hubo en ningún escenario pantallas gigantes de vídeo para seguir los conciertos. Según me dijo la organización unos días antes, la negativa de muchas  bandas, -sobre todo las cabeceras-, a dejarse filmar hizo que al final no hubiera pantallas. Hubiera estado genial tenerlas, pero como ya digo, el público vio cómodamente los conciertos, que al fin y al cabo es lo primordial.

La acampada estuvo bien montada, dividida en parcelas, ordenada y cómoda, cubierta con toldos parasoles, con árboles, césped, iluminada por la noche, con duchas suficientes y limpias… Así como los W.C´s, en los que había papel higiénico, y pulcritud dentro de un orden.

En el recinto del festival también había W.C´s abundantes, limpios, papeleras grandes estratégicamente colocadas y que se iban vaciando, zonas de césped, bastantes puestos de comidas variadas y de calidad dentro de lo que se puede comer en un macro-festival, asientos, bancos y mesas de madera para poder comer tranquilamente, no había apreturas para pedir de beber en las barras, ni comprar los tickets…

Además podías aparcar tu coche dentro del recinto del festival por tres euros, o comprar un bono Vip por un 30% más que te daba derecho a una zona «Vip de verdad», muy bien acondicionada y cuidada, con césped artificial, cómoda, con sofás, comida y bebida, con contacto con algunos artistas que se acercaron por allí, mezclándose con el público y prensa…Todo un lujo!

Las camisetas del festival no eran demasiado caras, 20 €, había puestos de merchandising, ropa, discos…

Aparte de los dos escenarios principales, había una carpa (el Jack Daniels Stage), donde además de tocar bandas, tuve el placer de cerrar la madrugada del viernes pinchando metal, (me lo pasé en grande!!!) y el Red Bull Bus, junto a la carpa, donde también tocaron grupos.

Seguro que se me escapan detalles, pero a grandes rasgos, pienso que la experiencia de montar durante 18 ediciones el FIB ha valido para que esta primera edición de COSTA DE FUEGO haya tenido calidad y bienestar. Siempre habrá quien piense lo contrario, claro está…

Aparte, que el festival se monte en Benicassim hace que puedas disfrutar de la playa, y las delicias culinarias de la ciudad y sus alrededores.

Que el festival comience a las seis de la tarde hizo que no sufriéramos demasiado calor, aunque el «gran pero» de ese horario es que se solaparan tantas y tantas actuaciones de bandas, pero eso también pasa en los grandes festivales internacionales donde hay varios escenarios y carpas. Posiblemente, para el próximo año se pueda ajustar este detalle, del que me consta ha tomado buena nota la organización.

En cuanto al tema artístico, siempre digo lo mismo: habrá fanáticos que digan que la actuación de GUNS N´ROSES fue impresionante y quien diga que lo mejor que puede hacer Axl Rose es retirarse… Igual que MARYLIN MANSON, hubo quien alucinó, y quien «pasó» totalmente de ver su actuación y disfrutó de otras bandas.

Hablando de GUNS N´ROSES,- aunque ya lo hará más en profundidad en su crónica completa nuestro redactor Alfonso Díaz -, os comento que yo disfruté de un «conciertazo» en París hace pocas fechas, pero igual que afirmo que lo de la capital francesa rozó la perfección, doy una opinión bastante opuesta de lo que viví en Benicassim. Axl salió sorprendentemente puntual la pasada noche de viernes, incluso tres minutos antes del horario oficial. En cuanto a escena, entrega y actitud, Axl estuvo a la altura, pero no en cuanto a su labor vocal. En mi opinión, no cantó ni un 20% de lo bien que lo hizo en París o incluso en la gira anterior que pasó por varias ciudades españolas. ¿Por qué? Pues ni idea, la verdad…El vocalista pidió tanques de oxígeno, por lo que se supone que su estado no era el mejor, y eso quedó patente en su actuación. Para los curiosos, también comentaré que pidió el asesoramiento de una vidente… Cosas de Axl…

Claramente Rose fue «el otro Axl» en COSTA DE FUEGO, al menos en mi opinión, cantando muy por debajo de sus posibilidades, lo que enturbió su show de tres horas, que a muchos se le hizo larguísimo.

En cuanto al resto de bandas, a nivel general estuvieron todas notables.

El viernes destacaría a STEEL HORSE, afilados y directos, ANGELUS APATRIDA, como siempre bestiales, OBÚS, arrasaron con Fortu como Capitán General, y BARÓN dieron la nota veterana y de solera, WARCRY fueron vibrantes apoyados por un público maravilloso, tocando y sonando muy bien, PARADISE LOST, me gustaron mucho y sonaron con gran calidad, aunque Holmes estuvo un poco justo de voz, y SATYRICON ofrecieron un gran concierto, así como AMORPHIS.

No pude ver a LACUNA COIL, pero mucha gente coincide en que también rozaron el sobresaliente, delante de unas mil personas, porque casi la totalidad del público estaba viendo a GUNS N´ROSES. Cristina dio las gracias a los mil fans que disfrutaron de ellos!

En la carpa, VITA IMANA y OST fueron sencillamente brutales. En el bus, pude ver un poco a GUADAÑA, quienes ofrecieron una buena descarga.

NIGHTWISH triunfaron el sábado, con un gran show, un gran sonido, un espectacular despliegue de fuegos, pirotecnia y efectos, con Anette cantando bastante bien, aunque a mí no me termina de convencer en directo, pero bueno, y un set list donde no sonaron todos esos añejos temas que cantaba Tarja y que a la Olzon le resultan poco menos que imposibles. Hietala y Holopainen estuvieron colosales!

En mi opinión, NIGHTWISH y HAMLET, quienes gozaron de uno de los mejores y más potentes sonidos del festival, fueron lo mejor del sábado. Los de Molly fueron un rodillo mortal!!!

MANSON no ofreció ese montaje espectacular que le acompañó años atrás. Con el paso de los años, se ha hecho con un set list cargado de hits, de los que sus más fieles disfrutaron plenamente. Ya   leeréis la crónica de Alfonso Díaz que publicaremos en breve.

No pude ver a IN FLAMES… Hay quien dice que dieron un gran concierto y quien opina todo lo contrario; OPETH dieron una lección instrumental y vocal en toda regla, demostrando que viven un momento perfecto, KATATONIA gozaron de un sonido casi perfecto, y aunque no es de mis bandas favoritas, debo decir que lo que vi de ellos me encantó. Ofrecieron un concierto genial, asó como ROLO TOMASSI, para mí una gran sorpresa.

De la carpa vi un poco a DÜNEDAIN, en su línea y muy bien, y del Redbull Bus me gustaron mucho ANKOR, con una Rosa de la Cruz sorprendente. Esta chica, aparte de tener una gran voz, posee escena, actitud, y si la suerte la acompaña, puede llegar muy lejos.

Poco más os resumo, siempre desde mi punto de vista, que puede o no coincidir con el vuestro, el de los lectores y de los más de 12.000 que estuvisteis allí…

Espero y deseo que entre el lunes y el martes podáis leer todas las crónicas y ver todas las fotos. Desde estas líneas quiero felicitar a David Esquitino y Alfonso Díaz, que con la ayuda de Sergio Galiot, se pegaron una paliza en toda regla a la hora de intentar ver y analizar la mayor parte de los conciertos posibles. También quiero hacer una mención muy especial para Sergio Blanco, quien se volvió literalmente loco para fotografiar con su maestría habitual a todas las bandas posibles. A todos, ¡gracias!

Artículos Relacionados